_
_
_
_

Ciudadanos, el grupo de la oposición más activo de la legislatura en el parlamento valenciano

El PP desborda las peticiones de documentación y VOX destaca por no haber presentado enmiendas a dos presupuestos

Cortes Valencianas
El hemiciclo de las Cortes Valencianas durante un debate en septiembre de 2020.ROBER SOLSONA (Europa Press)
María Fabra

El grupo de Ciudadanos en las Cortes valencianas ha sido el más activo de la oposición en la legislatura que acaba de terminar. Han sido los parlamentarios del grupo naranja los que, en global y por diputado, más trabajo han realizado a la hora de presentar preguntas, proposiciones de ley y no de ley, mociones o interpelaciones. En total, han sido más de 7.200 iniciativas protagonizadas por, en principio, los 18 diputados que obtuvo la formación en las pasadas elecciones de 2019 que, al final de esta legislatura, han quedado reducidos a 13, dada la desbandada que provocó, primero, la salida del portavoz Toni Cantó -que acabó en el PP- y, después, de otros cuatro parlamentarios. Pese a ello, el cómputo de acciones desarrolladas por cada uno de ellos asciende a más de 400 a lo largo de estos cuatro años (sin contar con que desde mayo de 2021 son solo 13). Lejos de estos se sitúan los índices de los diputados del PP y de Vox cuya actividad se sitúa en menos de 200 iniciativas por diputado, con lo que no llega a la mitad de las presentadas por los de Ciudadanos.

Entre todas las acciones, destacan las preguntas que presentan los grupos para que el Gobierno autonómico las conteste por escrito. Ciudadanos ha registrado hasta 5.716 por 1.763 del PP y 1.160 de Vox.

En la iniciativa que se equiparan todos los grupos es en las preguntas al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, durante las sesiones de control en las Cortes Valencianas, que ha presidido Enric Morera. Todos los grupos excepto el PSPV, que no formula este turno de preguntas a su líder, algo que en otras comunidades sí está estipulado y que, de forma habitual, solo sirve para mayor loa de los jefes de los Ejecutivos autonómicos. Por ejemplo, así lo hace el PP en Madrid con Isabel Díaz Ayuso, en Andalucía con Juan Manuel Moreno Bonilla o en Murcia, todas ellas del PP.

El colapso de la administración con solicitudes de documentación

El archivo de las Cortes Valencianas contabiliza, además de esas iniciativas, las solicitudes de documentación que los diputados realizan a los distintos departamentos de la Generalitat Valenciana. En muchos casos, se trata de la misma petición para la que se pide respuesta en plazos diferentes por lo que no se han incluido en este cómputo. En este caso es el PP el que bombardea a peticiones. En esta legislatura ha llegado a presentar más de 8.000, lo que supone que cada día de los últimos cuatro años ha registrado al día más de cinco solicitudes de documentación que ha de ser recopilada, digitalizada, tramitada y remitida, Esta labor, según fuentes de la administración, obstaculiza el trabajo habitual de los funcionarios. En el caso de Ciudadanos, sus diputados han llegado a pedir cerca de 2.000 expedientes, mientras que VOX lo ha hecho en 1.826 ocasiones.

El caso es que cada vez que la administración se retrasa en la entrega de esta documentación, para lo que está estipulado un plazo de 20 días, el grupo popular interpone un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia. Según fuentes de la Generalitat este recurso se presenta, prácticamente de forma inmediata y las sentencias, en la mayoría de los casos, dan la razón al PP e impone a la administración el pago de las costas. Sin embargo, el pasado mes de marzo, la sala de lo contencioso condenó al PP a devolver los 700 euros cobrados en una de estas causas debido a que el recurso se presentó incluso antes de que se cumpliera el plazo para poder recurrir a la justicia. Esta ha sido una práctica habitual de los populares en los dos gobiernos del Botánico. En 2016 los populares exigieron “en soporte informático” los informes de fiscalización e intervención en decenas de asuntos y en cada consejería entre julio de 2015 y enero de 2016. En ese caso, la consejería de Hacienda, responsable de la entrega de la documentación, cifró en más de 1000 expedientes la información requerida que, además, los funcionarios debían escanear y, en consecuencia, dejar de lado su trabajo habitual en la administración. El PP acusó entonces al gobierno de “opacidad sistemática” por no entregar la documentación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Donde no ha trabajado nada VOX es en las enmiendas de dos de los cuatro presupuestos presentados por el Gobierno del Botánico, integrado por el PSPV, Compromís y Podem. El proyecto de ley de presupuestos en la iniciativa anual más importante porque es la que marca el destino del dinero de las arcas públicas. El grupo de extrema derecha no presentó ninguna enmienda en las primeras cuentas que elaboró el Gobierno autonómico ni en estas últimas. En este caso, el PP ha sido el grupo más activo y en cada uno de los proyectos presentó no menos de 1.000 enmiendas.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_