_
_
_
_
_

La Generalitat declara proyecto estratégico la gigafactoría de Sagunto y reduce la afectación de la fotovoltaica

Ximo Puig incide en que se pueden incluir modificaciones al plan, pero recuerda que una gran planta solar que ha de suministrar energía a la fábrica “siempre tiene un impacto en el territorio”

Terrenos en el término municipal de Sagunto donde se instalará la gigafactoría.
Terrenos en el término municipal de Sagunto donde se instalará la gigafactoría.Mònica Torres

El Consell ha aprobado este viernes el acuerdo por el que se declara Proyecto Territorial Estratégico (PTE) para industrias de alto componente tecnológico e innovador la iniciativa presentada por Power HoldCo, S.A., la empresa de baterías del Grupo Volkswagen, para la instalación de una gigafactoría de fabricación de celdas de baterías para vehículos eléctricos en el ámbito del denominado Parc Sagunt II. La multinacional alemana prevé abrir la fábrica en 2026.

La declaración de PTE es una herramienta administrativa prevista en el Texto Refundido de la Ley de Ordenación del territorio, urbanismo y paisaje (TRLOTUP) que permite a la Generalitat agilizar los trámites burocráticos y acortar los plazos “para la instalación de empresas de alto valor añadido y convertir a la Comunidad Valenciana en polo de atracción de talento, gran ocupación e inversiones”, según la nota remitida del Consell.

A su vez, el Consell ha acordado que la alimentación energética de la gigafactoría se produzca mediante una planta de energías renovables de origen fotovoltaico, que estará radicada al norte del río Palancia. Además, se continuará definiendo el emplazamiento de los proyectos fotovoltaicos de proximidad que fueran necesarios para la producción de la gigafactoría hasta alcanzar los 150MW de potencia en una superficie aproximada de 250 hectáreas netas de terreno, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

El PET ha atendido algunas alegaciones presentadas y ha reducido la afectación del territorio sobre el que se asentará la planta fotovoltaica, que forma parte del proyecto de la multinacional desde su origen. El PET inicial contemplaba una huella de unas 320 hectáreas, según fuentes cercanas al proyecto. La empresa Fontestad fue una de las que presentó alegaciones por una explotación agrícola rentable y en uso que se veía afectada.

El Consell alude a que la planta, en la que Iberdrola invertirá 500 millones de euros, se instalará al norte del río Palancia, por lo que su presencia en la partida de Gausa, la más cercana al monte Picayo y a la gigafactoría, proyectada en Parc Sagunt II.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, manifestó que se han atendido algunas alegaciones. “De lo que se trata es de que sea un proyecto lo más cohesionador posible y tenga el menor impacto posible”. Incidió en que se han practicado “actuaciones para que no sea una planta entera, sino que se pueda desestructurar”, si bien puntualizó que “es obvio que una acción de estas características siempre tiene un impacto en el territorio”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puig destacó que la aprobación del PTE es un hito más y que el Consell está “cumpliendo todo aquello a lo que se comprometió con tal de que la gigafactoría sea una realidad en tiempo y forma y pueda estar operativa en 2026″.

Las grandes dimensiones de la fotovoltaica y su ubicación son objeto de polémica en Sagunto. La concejalía de Urbanismo de Sagunto elaboró un informe que considera injustificado por su “alto impacto en el territorio” la instalación de la planta en unas parcelas ocupadas en la actualidad por campos de naranjos, sobre todo .

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sagunto (Valencia) aprobó el informe de Urbanismo, área dirigida por Quico Fernández, de Compromís. El Consistorio está presidido por el socialista Darío Moreno, que gobierna con Compromís y Esquerra Unida. El informe no es vinculante. Compromís, Esquerra Unida y Acció Ecologista Agró son muy críticos con la dimensión de la planta.

La concejalía de Urbanismo de Sagunto elaboró un informe que considera injustificado por su “alto impacto en el territorio” la instalación de una planta de esas dimensiones en unas parcelas ocupadas en la actualidad por campos de naranjos, sobre todo en la partida de Montíver. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sagunto (Valencia) aprobó el informe de Urbanismo, área dirigida por Quico Fernández, de Compromís. El Consistorio está presidido por el socialista Darío Moreno, que gobierna con Compromís y Esquerra Unida. El informe no es vinculante.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_