Muere un niño de 11 años al caer del quinto piso de un hotel de Alicante mientras practicaba ‘parkour’

El menor se coló en la terraza del establecimiento y de un salto rompió una claraboya que daba al hueco de la escalera, según las primeras investigaciones

Una patrulla de la Guardia Civil.
Una patrulla de la Guardia Civil.GUARDIA CIVIL (GUARDIA CIVIL)

Un niño de 11 años, de nacionalidad noruega, murió anoche tras caer desde una altura de cinco pisos en un hotel de l’Alfàs del Pi (Alicante, 20.495 habitantes). La investigación trabaja con la tesis de que el menor, vecino de la localidad alicantina, burló las medidas de seguridad junto a un amigo, de nueve años, y accedió a la terraza a mediodía de este domingo para practicar parkour, ejercicios acrobáticos entre el mobiliario urbano. En uno de los saltos, rompió una claraboya de metacrilato que daba al hueco de la escalera, por donde se precipitó el niño hasta caer en el recibidor del hotel, según confirman fuentes próximas a las pesquisas, abiertas por la Guardia Civil para esclarecer los hechos.

El accidente ocurrió a las tres de la tarde de este domingo. Según la Guardia Civil, los dos menores entraron en el hotel y subieron hasta la azotea, donde, presuntamente, rompieron el candado de la puerta de acceso. Una vez allí, sin que nadie se hubiera apercibido de su presencia, comenzaron a correr y saltar entre los muros, aparatos eléctricos y aires acondicionados. En una de las acrobacias, el menor cayó sobre la claraboya cubierta con una plancha de metacrilato que ilumina el hueco de la escalera del hotel. La cúpula se rompió y el niño cayó desde 16 metros de altura hasta la entrada del establecimiento.

Los responsables del centro turístico de l’Alfàs del Pi, municipio cercano a Benidorm en el que vive una numerosa colonia noruega, avisaron a los servicios de emergencia, que movilizaron una unidad del SAMU y otra del Servicio Vital Básico, detallan fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) de la Generalitat Valenciana. Los efectivos médicos consiguieron estabilizar al menor tras practicarle varias maniobras de reanimación, y, posteriormente, lo trasladaron hasta el Hospital Marina Baixa de la Vila Joiosa, el más cercano al lugar del accidente, con un cuadro grave de politraumatismo. En el mismo centro fue asistida la madre del menor, de 47 años, que presentaba una crisis de ansiedad.

La gravedad de las heridas obligó al traslado del accidentado al hospital Doctor Balmis, en la capital alicantina. Una brigada de la Policía Local de la Vila escoltó a la ambulancia hasta la autovía, donde tomó el relevo la Guardia Civil, según explican desde el CICU. Al llegar el vehículo sanitario a la entrada de Alicante, la Policía Local volvió a encargarse de que el vehículo mantuviera una velocidad constante, con el fin de facilitar y mantener la estabilidad del paciente, dicen las mismas fuentes.

Pese a la atención recibida, el menor falleció anoche, en torno a las 23.30 horas, según corrobora la Guardia Civil. La Policía Judicial del cuartel del instituto armado de Altea ha iniciado una investigación, en la que todo apunta a que existió una negligencia por parte del menor y se descarta cualquier responsabilidad del establecimiento hotelero, en el que el niño fallecido no se encontraba hospedado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS