MEDIOS DE TRANSPORTE

Trenes rigurosamente sostenibles y cargados de mercancías para combatir el cambio climático

Arranca en Valencia la campaña ‘Mercancías al tren’ para concienciar de la necesidad de emplear el medio ferroviario en el transporte. España está en el vagón de cola de Europa

Contenedor, aparcado en la plaza del Ayuntamiento de Valencia dentro de la campaña Mercancías al tren.
Contenedor, aparcado en la plaza del Ayuntamiento de Valencia dentro de la campaña Mercancías al tren.Mònica Torres

Un gran contendor portuario verde se asienta sobre la plaza del Ayuntamiento de Valencia. No es publicidad de una conocida multinacional cervecera sino el reclamo de la campaña Mercancías al tren, que promueve el uso del medio ferroviario por su respecto al medio ambiente. El tren es clave para combatir el cambio climático. El transporte es el causante de más del 30% de las emisiones de CO2 en la Unión Europea, de las cuales el 72% proviene del transporte por carretera, según los datos oficiales. El tren es responsable de un 0,4% de esas emisiones de gases de efecto invernadero. No obstante, solo el 4% de las mercancías en España son transportas por tren, mientras que la media de la UE es del 18% (tiene que llegar al 30% en 2030) y en Estados Unidos es del 33%, por ejemplo.

Estos son algunos de los datos que esbozaron los participantes en la presentación de la campaña este viernes por la mañana para concienciar sobre la importancia del tren. Y en este caso, del tren de mercancías que reduce hasta un 80% de CO2, según explicó Bernd Hullerum, director ejecutivo de Transfesa Logistics, promotora de la campaña Mercancías al tren que ofrece distintas actividades (también para los niños) y tiene intención de recorrer varias ciudades españoles (aún por determinar) tras recalar primero en Alemania y Reino Unido.

Transfesa Logistics es el primer operador ferroviario privado de España en transporte de mercancías con 77 años de historia, según se indica en su página web. Es un firma privada con implantación internacional, si bien su socio mayoritario es la empresa pública Deutsche Bahn. Renfe también tiene participación. La presentación de su campaña convocó a diversos dirigentes políticos, responsables ferroviarios y empresariales.

Bernd Hullerum destacó también que el tren de mercancías disminuye hasta un 50% los costes externos, lo que supone menos muertes o menos obras en las carreteras, por ejemplo. “Consume seis veces menos energía, es nueve veces mejor en términos de emisiones de CO2 y ocho veces mejor en términos de contaminación del aire”, añadió. Tomando en préstamo el título de la novela del checo Bohumil Hrabal Trenes rigurosamente vigilados, adaptada al cine en 1966 por Jiří Menzel (Oscar a la Mejor Película Extranjera), ahora se trata de trenes rigurosamente sostenibles, tal y como subrayaron la mayoría de intervinientes.

Inmaculada Rodríguez-Piñero, diputada del PSPV-PSOE en el Parlamento Europeo, recordó que queda mucho por hacer: “De nada servirá convertir nuestras locomotoras y vías al ancho europeo, sino va acompasado con obras de mejora y ampliación en Francia y con una homologación de sistemas en toda la Europa de los 27 y por qué no también en Reino Unido y más allá de las fronteras de Polonia. La Comisión Europea debe liderar esta apuesta y promover la homologación de sistemas, para que un mismo tren pueda ir desde Alicante o Valencia a París, Viena o Turín sin necesidad de cambiar de locomotora en cada frontera”.

Joaquín del Moral, director general de Renfe Mercancías, incidió en el reto de la protección del medio ambiente -cuatro de cada cinco unidades- y de que el suministro provenga al 100% de energía renovable. Según del Moral “para subir las mercancías al tren debemos ofrecer soluciones ágiles, ser más eficientes y competitivos. En la actualidad operamos 4.000 trenes mensuales y el objetivo es duplicar esta cifra en unos años”. Casimiro Iglesias Pérez, director general de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria del Ministerio de Transportes, abundó en estos objetivos y en el papel estratégico del tren.

El comisionado del Gobierno para el Desarrollo del Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, sintetizó la evolución de este ambicioso proyecto, considerado en Europa como una de las infraestructuras prioritarias y que será también clave en la lucha contra el cambio climático. Para Boira “Subir las mercancías al tren es el ADN de este trazado que será 100% interoperable con Europa y aportará grandes beneficios también a la Comunidad Valenciana, la región que más toneladas transporta en la actualidad por carretera. Si se alcanza para 2030 una cuota de mercancías del 30% en este corredor, con origen y destino a Valencia, circularían 137 trenes nacionales y 19 internacionales al mes. Las empresas y la actividad económica están esperando al tren”.

La vicealcaldesa socialista de Valencia, Sandra Gómez, tras exponer el papel del tren en la ciudad, resaltó que se deben “crear ciudades inteligentes que nos permitan ordenar las actividades productivas y el tráfico humano con mayor eficiencia en el marco de un nuevo mapa de la movilidad del que también debe formar parte el transporte de mercancías”. Si bien en 2030, el 30% del transporte por carretera deberá estar transferido a otros modos de transporte, como el ferrocarril, para 2050 este porcentaje deberá alcanzar el 50%”, recordó.

El consejero de Infraestructuras de la Generalitat Valenciana, Arcadi España, puso en valor el peso de esta región en la actividad económica y comercial “Es una comunidad industrial, gran exportadora de productos muy diversos (naranjas, juguetes, automóviles, etc.). Por este motivo, se debe cambiar el actual sistema de transporte teniendo muy en cuenta el criterio de la sostenibilidad. Para tal fin, y para avanzar en materia medioambiental, es muy necesaria que exista una sólida alianza entre empresas productoras, compañías y operadores ferroviarios y la administración pública”.

La campaña Mercancías al tren cuenta en España como patrocinadores principales a Transfesa Logistics y Renfe Mercancías además de Ermewa, Medway, Puerto de Valencia y Stadler Valencia.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS