LGTBI

El presidente argentino critica la retirada en Castellón de libros de temática LGTBI como ‘El fin del armario’

Alberto Fernández repudia en Twitter “la censura” en institutos de obras como la de Bruno Bimbi, que le abrió “la mente”. Una jueza ordenó medidas cautelarísimas a petición de Abogados Cristianos

El presidente argentino Alberto Fernández, en una imagen de su Twitter leyendo uno de los libros censurados.
El presidente argentino Alberto Fernández, en una imagen de su Twitter leyendo uno de los libros censurados.

El presidente argentino Alberto Fernández ha terciado este domingo en la polémica decisión de una jueza de Castellón de retirar los 11 lotes compuestos por 32 libros cada uno de temática LGTBI entregados por el Ayuntamiento de la ciudad a 11 institutos y un centro socioeducativo. La magistrada dictó el pasado viernes una medida cautelarísima a petición de Abogados Cristianos, en un auto en el que mandata “suspender la ejecutividad de la actuación” municipal, “acordando la retirada de los referidos ejemplares”. En su cuenta de Twitter, el mandatario ha enviado el siguiente mensaje: “La justicia española, a instancias de abogados de extrema derecha vinculados a Vox, eliminó de las bibliotecas de las escuelas de una ciudad de la Comunidad Valenciana libros que atienden y promueven el respeto a la diversidad, afectando de ese modo derechos de la población LGBT”.

La asociación Abogados Cristianos considera que la iniciativa municipal “vulnera varios derechos fundamentales, como el de los padres a decidir la educación de sus hijos, la libertad ideológica y de culto y la obligación de la administración de ser objetiva y neutral”. El Consistorio entregó los libros el pasado miércoles a las bibliotecas de los centros educativos, divididos por edades de entre 12 y 17 años, pero la mayoría de ellos aún no se habían colocado y, por tanto, se mantenían en las cajas en las que había sido transportados. Allí permanecerán mientras la jueza no revoque la medida, según manifestó a este diario la concejal de Cultura, Verònica Ruiz.

El político argentino del Partido Justicialista señala en su hilo de Twitter que conoce a uno de los autores de los libros retirados y que se ha leído su obra, lo que podría explicar su inesperada intervención en una polémica generada a más de 10.000 kilómetros de su residencia de Buenos Aires. Se trata de Bruno Bimbi, conocido periodista argentino y autor de libros como Matrimonio Igualitario o El fin del armario: “Entre los censurados, está uno de los libros de @bbimbi, El fin del armario. Bruno es un periodista maravilloso a quien conocí durante el debate del matrimonio igualitario. He tenido el gusto de leer precisamente ese libro, que me han servido de mucho para abrir mi mente”, dice el mensaje del presidente.

En un tercer tuit del hilo, Fernández añade: “Hoy sucede en España que los libertarios discriminan y censuran. Pero quiero decir que repudio todo intento de discriminación y censura en cualquier lugar donde ocurra.

Algunos de los 32 libros retirados de los institutos de Castellón por orden de una juez, en la Biblioteca Municipal de Castellón.
Algunos de los 32 libros retirados de los institutos de Castellón por orden de una juez, en la Biblioteca Municipal de Castellón.Àngel Sánchez

La concejal de Cultura de Feminismo y LGTBI, Verònica Ruiz, de Compromís, indicó el pasado viernes que probablemente este lunes el Ayuntamiento presentará alegaciones al auto de la magistrada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Castellón. Este domingo, sin embargo, la alcaldesa de la ciudad, la socialista Amparo Marco, ha afirmado que este lunes pedirá explicaciones a la concejala. A su llegada a la última jornada del 40 Congreso del PSOE, celebrado en Valencia, ha indicado que ha estado centrada en el cónclave este fin de semana y que no se puede manifestar sin haber visto la publicación. “Hay que ser prudentes en estos temas”, y ha recordado que la media es cautelarísima. Este carácter fue justificado por la jueza por la “urgencia”, debido a que los libros ya estaban en los institutos.

Entre los libros hay títulos como el señalado, Un año sin nombre, de Cyrus Dunham; Transeducar. Arte, docencia y derechos, de Ricardo Huerta; Yo soy así y eso no es un problema, de Fani Grande; La cultura de la homofobia y cómo acabar con ella, de Ramón Martínez; A la conquista del cuerpo equivocado, de Miquel Missé Sánchez, o Cómo superar un bollodrama, de Paula Alcaide. Se incluyen distintos géneros como la narrativa, el ensayo, la ficción, la novela gráfica o la poesía. Los títulos también se pueden consultar en la biblioteca municipal de Castellón.

Escarnio

Según los Abogados Cristianos, “alguno de esos libros no solo incluye contenido sexualmente explícito, sino que recurre al constante escarnio de las religiones, no solo la católica, también el islam, el judaísmo y la religión evangélica”. En palabras de la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, “el contenido hace una estereotipación negativa del hecho religioso, incitando al odio contra la religión y sus fieles”.

Algunos autores de los libros retirados y numerosos políticos de izquierdas han criticado duramente este fin de semana la decisión de la jueza. Esta magistrada protagonizó este verano otra polémica al ser dictar otra medida cautelarísima para permitir que un enfermo de covid ingresado en la UCI del hospital público La Plana de Vila-real fuera sometido a tratamiento con ozonoterapia, en contra del criterio de los médicos del centro, de la Consejería de Sanidad y de varias asociaciones médicas. Otro juez levantó la medida dos semanas después.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS