LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los veinteañeros se vacunan en Valencia: “No hay que generalizar y culpar solo a los jóvenes de los contagios”

La Comunidad Valenciana se sitúa en los puestos de cola en la administración de dosis cuando inmuniza de 7.737 personas de entre 26-29 años en el Museu de les Ciències

Los jóvenes de 26 a 29 años reciben su primera dosis de la vacuna, este miércoles, en el Museu de les la Ciudad de las Artes.
Los jóvenes de 26 a 29 años reciben su primera dosis de la vacuna, este miércoles, en el Museu de les la Ciudad de las Artes.Mònica Torres

Paula, opositora de 26 años, y Miriam, ingeniera de 27, han hecho juntas muchas cosas. Son amigas desde la infancia. Esta mañana se han vacunado casi al mismo tiempo en el Museu de les Ciéncies de Valencia. Ambas tenían muchas ganas de vacunarse por “responsabilidad”, por temor a contagiar y a contagiarse. Paula sabe de lo que habla. Ya pasó la covid-19 y sufrió dolores muy fuertes de cabeza y pérdida del equilibrio. Aún padece secuelas. “Me canso mucho más, sobre todo cuando corro, aunque voy mejorando con el paso del tiempo”, dice. Al haber padecido la enfermedad, no tendrá que repetir la dosis de Pfizer que ha recibido este miércoles en la primera sesión del vacunódromo de Valencia que ha convocado a los jóvenes de entre 26 y 29 años.

Más información

Por el contrario, Paloma, dependienta de 26 años, explica, junto a su amiga Laura, que no tenía ningunas ganas de vacunarse: “Se dicen tantas cosas de sus efectos secundarios... Además soy un poco antisistema y ahí dentro parecíamos todos vacas haciendo lo mismo. Pero ya me he vacunado... Hablé con mi madre, que es enfermera, y con mi doctora que me dijo que la enfermedad es mucho peor. Y dentro, la enfermera me ha tranquilizado. Me ha cogido del bracito. Ha sido muy amable”. Pepa, la madre, la está esperando afuera. “Menuda guerra nos ha dado”, comenta. Laura, panadera de 27 años, se sonríe y tercia en el debate sobre si se ha criminalizado a toda la gente joven por el incremento de los contagios. “No se puede meter en el mismo saco a todo el mundo”, afirma. “Yo atiendo a señores mayores a los que cada dos por tres les tengo que decir: ‘caballero, súbase la mascarilla”, indica Paloma.

Jóvenes, en la zona de reposo, tras vacunarse en el Museu de les Ciències de Valencia, este miércoles.
Jóvenes, en la zona de reposo, tras vacunarse en el Museu de les Ciències de Valencia, este miércoles.Mònica Torres

Sobre los datos que abundan en que la mayoría de los contagios en el último mes se produce entre la gente más joven, también opinan un grupo de veinteañeros reunidos tras vacunarse. “No se puede generalizar. Igual ha pasado entre la gente más joven, entre los adolescentes. También es lógico: no estaban vacunados y son lo que más se juntan, justo cuando se quitan las restricciones”, apunta Erika, colombiana de 29 años que está haciendo un doctorado en Botecnología en Valencia. “Somos prociencia”, proclama al preguntarle sobre la vacuna. Ella no ha dudado.

“Yo también estoy a favor siempre de la ciencia y me he vacunado por responsabilidad social, para protegerme a mí y al resto. Pero a la vacuna se ha llegado tan rápido que provoca cierta desconfianza”, sostiene María Engracia, peruana de 28 años que está ultimando estudios de Derechos Humanos. “También es una cuestión de negocio”, apunta el también peruano Jesús, de 29 años. “Bueno, se ha enfocado toda la energía y la financiación en la investigación de estas vacunas, ¿no?”, interviene Erika.

Sara, estudiante valenciana de 26 años, entiende que se fijen en los jóvenes como foco de contagios, pero recuerda que, por ejemplo, la gente con más edad también participa en los botellones y se reúne en las casas. “No hay que generalizar y culpar solo a los jóvenes de los contagios”, subraya. “Que nos hubieran vacunado antes, porque no podemos estar siempre encerrados. Es imposible”, añade

Este miércoles estaba previsto administrar dosis a 7.737 personas de edades entre 26 y 29 años. “Todo está funcionando muy bien, como peculiaridad, este grupo poblacional trae sus patinetes”, señala la directora de Enfermería de Atención Primaria y coordinadora del punto de vacunación masiva, Amparo Antonaya. Asegura que el porcentaje que acude a vacunarse con miedo es muy pequeño, pero lo que sí ha observado es que los jóvenes “presentan más preguntas y dudas para el personal”. “Los mayores venían mas concienciados”, apostilla.

La Comunidad Valenciana se ha sumado a la vacunación de los más jóvenes, aunque más tarde que otras autonomías en España. De hecho, la Comunidad Valenciana va rezagada en los principales índices de administración de la vacuna, situándose en la cola, según los datos de este miércoles del Ministerio de Sanidad. El 63,2% de la población valenciana Ha recibido al menos la primera dosis (la media española es del 66), solo por delante de Murcia, Baleares, Ceuta y Melilla. Y el 52,1% ya tiene la pauta completa, la tercera por la cola, tras Ceuta y Melilla, siendo la media de 55.

Un joven, vacunándose en Valencia.
Un joven, vacunándose en Valencia. Mònica Torres

Fuentes de la consejería de Sanidad explican que esta situación obedece a que el criterio de reparto inicial de dosis del Gobierno era el de privilegiar a las autonomías con población más envejecida y, por tanto, de mayor riesgo. En abril iba a cambiar el protocolo para dar mayor importancia al peso poblacional de cada comunidad pero finalmente se atendió más a grupos de edades. El departamento, dirigido por la socialista Ana Barceló, asegura que a mediados de agosto y principios de septiembre se duplicarán las dosis y se compensará la “gran solidaridad” mostrada por la Comunidad Valenciana. Además, las mismas fuentes insisten en el rigor de vacunar a las personas más vulnerables antes de pasar a edades más jóvenes.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50