_
_
_
_
_

Polémica en el grupo de JxCat en el Parlament por la denuncia interna por violencia machista de Madaula

La continuidad de la vicepresidenta del partido se elevará a la comisión de garantías después de que varios cargas promoviesen un escrito contra ella

En la imagen Laura Borras acompañada por la diputada de Junts Aurora Madaula en una fotografía de archivo.
En la imagen Laura Borras acompañada por la diputada de Junts Aurora Madaula en una fotografía de archivo.MASSIMILIANO MINOCRI

El grupo de JxCat en el Parlament ha celebrado este martes una tensa reunión, en la que se ha abordado la denuncia interna por violencias machistas expuesta públicamente la semana pasada por la vicepresidenta de Junts Aurora Madaula. Prueba de la importancia de la reunión del grupo parlamentario es que han querido participar la presidenta de JxCat, Laura Borràs, y el secretario general del partido, Jordi Turull, y, según fuentes conocedoras del encuentro, se ha puesto de manifiesto la tensión que sobrevuela entre los dos sectores que ambos representan.

De hecho, como ha avanzado Nació Digital, este pasado fin de semana se reunió el secretariado permanente de JxCat, con una cuestión candente a abordar: la continuidad o no de Madaula en la vicepresidencia del partido y en la Mesa, un dilema que será elevado a la comisión de garantías del partido, después de que diputados y cargos de la formación hayan promovido un escrito contra ella.

En su intervención ante el Parlamento de las Mujeres, integrado por diputadas y representantes del Consejo Nacional de las Mujeres de Cataluña, Madaula dejó caer, emocionada, una acusación interna sin concretar nombres: “Violencia machista es llevar el lazo lila, manifestarte, mientras en el mismo momento impones el machismo en tus organizaciones, instituciones, entornos laborales o familiares”.

El discurso de Madaula, secretaria segunda de la Mesa del Parlament y persona de confianza de Laura Borràs, ha agitado las aguas en el seno del partido. Madaula, fiel a Borràs, despierta los recelos de otros sectores del partido y, de hecho, sufrió un voto de castigo en las votaciones para la dirección en el congreso que JxCat celebró el año pasado, hasta el punto de que no alcanzó el 50% de los votos para ocupar el cargo de vicepresidenta, aunque finalmente sí asumió esa función.

El detonante de estas últimas tensiones fue la decisión de Madaula de firmar una declaración del Parlament sobre el derecho al aborto en Andorra sin consensuarlo con su partido, lo que derivó en un choque interno. Al final, los grupos de ERC, la CUP y los comunes acusaron a PSC y Junts de frenar la declaración en apoyo a defensoras del derecho al aborto en Andorra, donde la interrupción del embarazo es ilegal en cualquier supuesto.

Después de la intervención de Madaula en el Parlamento de las Mujeres, Borràs publicó un mensaje en la red social X para expresarle su apoyo: “El abuso de poder también es violencia machista. El acoso parlamentario y mediático también es violencia machista. Y esto lo sufrimos, diariamente, algunas mujeres. Gracias, Aurora Madaula”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cambio, el presidente comarcal de JxCat en el Maresme, Carles Bosch, arremetió desde su cuenta en Facebook contra Madaula: “De formas de violencias hay muchas, está claro. Y una de ellas es la de hacer insinuaciones y hacer acusaciones sin concretar”, escribió Bosch, que la acusó de convertir la lucha feminista “en una especie de Tribunal de la Santa Inquisición” para pasar cuentas.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_