_
_
_
_

Andreu Claret gana el Ramon Llull con una novela de superación familiar en el exilio republicano

El escritor se lleva los 60.000 euros del galardón con ‘París érem nosaltres’, que cierra un ciclo de narraciones sobre el período que comprende la República y la vida de los exiliados tras la Guerra Civil

Gonzalo Moncloa Allison
El escritor y periodista Andreu Claret ha ganado hoy viernes la XLIII edición del Premio Ramon Llull de novela en catalán.
El escritor y periodista Andreu Claret ha ganado hoy viernes la XLIII edición del Premio Ramon Llull de novela en catalán.Marta Pérez (EFE)

Andreu Claret Casadessús estuvo comprometido con la República, se marchó al exilio cuando la bandera franquista empezó a ondear en las alturas del castillo de Montjuïc, y gestionó el circo más grande de Francia, antes de trabajar explotando bosques en la Occitania francesa bajo la ocupación nazi. Pronto organizó los primeros conciertos solidarios de Pau Casals y dirigió una publicación catalanista, tras escapar de las garras de la Gestapo. Se libró del destino del president Lluís Companys, del que fue cercano, y que –tras ser atrapado y devuelto a la España franquista– acabo fusilado. Muchos años después, su hijo, el periodista y escritor Audreu Claret Serra, ha novelado la vida extraordinaria de su padre en París érem nosaltres, que ha ganado el XLIII Premio de las Letras Catalanas Ramon Llull, convocado por Grup 62 (Planeta) y dotado de 60.000 euros. Este es el cierre “íntimo” de un ciclo de novelas sobre la República, la Guerra Civil y la vida en el exilio republicano.

“Es la novela que más me ha costado”, ha explicado Claret este viernes durante la rueda de prensa que ha certificado la entrega del galardón. Esta obra culmina el trabajo que el escritor ha realizado durante más de una década, con el objetivo de elaborar literariamente la experiencia de aquellos que transitaron entre la República y el exilio, pasando por el conflicto bélico en novelas como El secret del brigadista (2008); El cònsol de Barcelona (2019, Premio Nèstor Luján), y 1939 (2021). Lo que distingue esta última publicación, según ha descrito Claret, es su dimensión personal.

Narrada en primera persona, la novela trata la vida de sus progenitores, aunque se centra sobre todo en la experiencia de su padre. “Tenía que llegar al fondo de lo que fue su vida”, ha reflexionado el autor, que se ha mostrado “satisfecho” porque –según explica– ha logrado mostrar la historia de alguien que pudo “superar la adversidad de una época que fue terrible”, la de la Guerra Civil española, seguida por la ocupación nazi de Francia. Con todo, y a pesar de las trágicas peripecias que mueven al protagonista, el autor defiende que ha querido “dar una nota de esperanza”, esto a través de una historia de superación determinada por el amor que nació entre sus padres, “que se enamoraron en un contexto adverso, lo cual fue muy importante para que pudieran salir adelante”.

París érem nosaltres, el título, es el signo de la esperanza. Cuando comenzó la novela, confiesa Claret, el nombre iba a ser diferente; pero conforme fue avanzando, se dio cuenta de que la relación entre sus padres era central. Esta historia de amor tuvo un momento culminante, que es cuando los dos viajaron a París. Ambos conocían la cultura francesa: ella desde joven, él con el exilio, y la admiraban profundamente. “París lo era todo”, allí habían conocido a artistas como Picasso, además de un entorno cultural enriquecedor. Es por eso que este título finalmente se impuso. “Yo quería darle a la historia una nota de esperanza, y París para nosotros fue esta esperanza”, ha concluido.

La novela, que también ha servido al autor para conocer aspectos desconocidos de su familia, una zona “marginada o desdibujada por el exilio”, se ha impuesto a cinco manuscritos finalistas, entre los 59 originales e inéditos que han optado al galardón. El Ramon Llull, al que concurren tanto obras de ficción como de no-ficción, ha sido elegido por un jurado compuesto por Carles Casajuana, Pere Gimferrer, Isona Passola, Núria Pradas, Gerard Quintana, Carme Riera y Emili Rosales. Las traducciones al castellano (Planeta) y al portugués (Planeta Portugal) están aseguradas; así como la próxima publicación –el 1 de marzo– tanto en catalán (en Columna) como en castellano.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_