Barcelona presenta en Nueva York una campaña destinada a atraer turismo ‘premium’

La comunidad LGTBQ y la de judíos neoyorquinos, ambas con alto poder adquisitivo, figuran entre los objetivos del programa

La acción pretende atraer a un visitante con un alto interés por la cultura y la gastronomía.
La acción pretende atraer a un visitante con un alto interés por la cultura y la gastronomía.Marta Zapardiel (Marta Zapardiel)

La ciudad de Barcelona ha lanzado en Nueva York una nueva campaña para atraer turismo de calidad, como alternativa al turismo de masas. La presentación de este martes en la Gran Manzana se produce tras el lanzamiento, en otoño pasado, de un programa similar en la Costa Oeste de Estados Unidos, de Los Angeles a San Francisco, con idéntico objetivo: convocar a la ciudad a un turismo premium gracias a sus muchas ofertas de marca, de la cultural a la gastronómica, también la deportiva, del fútbol al golf o la fórmula uno, sin olvidar el reclamo de la playa y de un “estilo de vida” propio que es sinónimo de la calidad de vida mediterránea.

Para ello, los responsables de las oficinas de Turismo de Barcelona y Cataluña presentaron en un céntrico local de Manhattan una oferta variada y con voluntad de continuidad, no sólo enfocada a satisfacer los objetivos del próximo verano. El acto fue apadrinado por el eminente cardiólogo Valentín Fuster, radicado desde hace décadas en EE UU y que en la salutación subrayó la línea directa existente entre las dos ciudades. Mateo Asensio, director de Promoción de Barcelona Turismo, recordó a los asistentes, en su mayoría representantes de turoperadores y agencias locales, que Barcelona “es el lugar perfecto para todo tipo de turista, durante todo el año”.

La estancia media de un turista en la ciudad condal es de tres días, una duración que esta campaña intenta incrementar. Porque Barcelona se ofrece también como la puerta de entrada para el turista estadounidense a Cataluña, cuyos restaurantes atesoran 65 estrellas Michelin y su viticultura, 12 denominaciones de origen. Para ilustrar la riqueza gastronómica del destino, el chef catalán Jordi Artal, cuyo restaurante Cinq Sentits de Barcelona tiene dos estrellas Michelin, presentó una cena gourmet con revisiones de alta cocina de platos clásicos de la gastronomía catalana, como el suquet, los canelones o la coca. La dieta mediterránea, declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco, resume el potencial gastronómico del destino, como subrayó Asensio en la presentación.

La diversidad geográfica, histórica y cultural del destino es otro argumento de peso a la hora de promocionar Barcelona y Cataluña. La delegación ha presentado este miércoles un programa específico, denominado Barcelona Cultural, que recorre todos los lugares que se han convertido en imagen de marca de la ciudad, como la Casa Batlló, la Fundación Joan Miró, el nuevo Museo Moco o Barcelona Obertura, que reúne los espacios dedicados a la música clásica. La icónica Sagrada Familia y las abundantes huellas del modernismo en la arquitectura de la ciudad son otros reclamos. Así, Barcelona se muestra al eventual turista neoyorquino como la capital mundial del arte y la arquitectura, con un plus: 2023 será el año Picasso.

Entre los destinatarios específicos de la campaña figura el colectivo LGTBQ de Nueva York, algunas de cuyas asociaciones ya han cerrado reservas para participar en el próximo Orgullo de la ciudad. Barcelona como ciudad tolerante y festiva, con espacios abiertos para los viajeros homosexuales, que se destacan por su inversión en ocio y turismo, y a los que también se dirige la abundante oferta de compras de alta gama de la ciudad. La delegación se ha reunido este miércoles con portavoces de dicho colectivo. Otro nicho de mercado es la extensa y variada comunidad judía de Nueva York, a la que está destinada una plataforma digital, en inglés y en hebreo, llamada Shalom Barcelona que se presentó en marzo pasado. El guiño a la comunidad judía consiste en una acción de promoción y marketing para poner en valor el gran legado de la herencia judía sefardí de la ciudad ante otro mercado, como el LGTBQ, caracterizado por su alto poder adquisitivo.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS