La política de pactos con el PSC divide a Junts

La consejera Lourdes Ciuró se abre a llegar a acuerdos de gobierno con los socialistas y su partido la desautoriza

La consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, durante una intervención en el Parlament, en febrero.
La consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, durante una intervención en el Parlament, en febrero.DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS (Europa Press)

La política de pactos con el Partit dels Socialistes (PSC) evidenció este domingo la división en el seno de Junts per Catalunya. En una entrevista, la consejera de Justicia de la Generalitat, Lourdes Ciuró, se había mostrado abierta a que el partido independentista pactase con los socialistas catalanes, siempre que se trate de gobernar o de lograr incidencia política. “Si no estamos en los gobiernos, la política que defendemos nosotros no la hará nadie”. El domingo por la tarde, su partido la desautorizó con un mensaje en el que subraya que Junts “no se plantea en ningún caso acuerdos de Gobierno en la Generalitat con partidos que no forman parte de la mayoría independentista”.

Preguntada sobre acuerdos con el PSC en una entrevista en Nació Digital, en el caso del Ayuntamiento de Sabadell, donde Junts colabora con los socialistas, Ciuró respondió: “Nosotros hemos de ser útiles y hemos de poder incidir. Si no se puede tener una alcaldía o una presidencia, hay que estar en el gobierno de la ciudad o del país”.

La consejera defiende que “las alianzas son fruto de cada coyuntura”. “Lo que debe haber es un planteamiento y el PSC es la primera fuerza del país”, reconoce y recuerda que ERC “está pactando con ellos en Madrid”. Ciuró admite que los republicanos, socios en el Govern, son también un rival político: “No vamos a autoexcluirnos del terreno de juego que es lo que desean nuestros rivales políticos, esto ya va de rivalidades”.

Preguntada por si un acuerdo podría producirse en la Generalitat, advierte: “Jugaremos las mismas reglas que todo el mundo. ERC en Madrid pacta con el PSOE, por lo que evitar pactos con los partidos que aplicaron el 155 tras el 1-O “ya no es una condición”. “Estas reglas también las aplicaría a mi partido, no quiero jugar con reglas distintas”.

Por otra parte, las diferentes sensibilidades de Junts no pudieron ponerse de acuerdo, ayer, para decidir la fecha del próximo congreso del partido. Dentro de la formación, hay voces que piden que sea este verano mientras otras abogan que sea después de las elecciones municipales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS