El consejero de Interior se desentiende de la destitución del jefe de investigación de los Mossos d’Esquadra

Joan Ignasi Elena señala que los cambios “no son purgas” y atribuye la decisión a un cambio “normal” de la nueva jefatura

Comparecencia de Joan Ignasi Elena en la Conselleria de Interior para anunciar la destitución de Josep Lluis Trapero como jefe de los Mossos d Esquadra y el nombramiento de Josep Maria Estela como nuevo mando.
Comparecencia de Joan Ignasi Elena en la Conselleria de Interior para anunciar la destitución de Josep Lluis Trapero como jefe de los Mossos d Esquadra y el nombramiento de Josep Maria Estela como nuevo mando.Albert Garcia (EL PAÍS)

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, ha negado este miércoles en la comisión de Interior en el Parlament una purga en la jefatura de la policía catalana tras la destitución el martes del jefe de Investigación Criminal de los Mossos d’Esquadra, Toni Rodríguez. El cese de Rodríguez se produjo solo un día después de que Josep Maria Estela asumiera la dirección de la policía catalana en sustitución de Josep Lluís Trapero. Elena ha atribuido esta decisión al nuevo mando, y ha asegurado que se trata de algo “normal” cuando tienen lugar este tipo de cambios.

Elena ha aludido a Rodríguez como jefe de la Comisaría General de Información en lugar de Investigación Criminal. Luego rectificó para decir: “La Comisaría General de Investigación [Criminal] ha sufrido tres cambios de su máximo responsable en los últimos 12 meses”. Con todo, Rodríguez lleva años en la estructura de mando de los Mossos. Además de liderar la lucha contra el tráfico de marihuana, también ha sido encargado de investigar diferentes casos de corrupción. Tras certificarse el cese, Juan Manuel Lazo, segundo de la unidad anticorrupción de la policía catalana, ha dimitido de su cargo y ha expresado su “lealtad” a Rodríguez, según avanzó La Vanguardia este martes. El rotativo también señala que Lazo llegó a pedir “amparo judicial” a Carlos Ramos, magistrado de la sala civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, ante presiones políticas que el investigador asegura haber recibido.

Rodriguez y Lazo investigaron en 2020 casos como los del anterior consejero de Interior, Miquel Buch, acusado de fichar ilegalmente como asesor al mosso que escoltó al expresident Carles Puigdemont fuera de España. Y bajo el mando de Rodríguez también se realizó, por ejemplo, la investigación que acabó con la imputación de la actual presidenta del Parlament, Laura Borràs (JxCat), que presuntamente fraccionó contratos por casi 260.000 euros para adjudicárselos a dedo a un colaborador suyo.

La comisión, en general, ha sido cordial. Sin embargo, después de dos horas y media en las que casi todos los diputados han mostrado su respaldo a los Mossos ante lo que fue un balance del problema de la marihuana en Cataluña, hubo una breve fricción. “Hoy el cuerpo de los Mossos es más débil”, ha señalado Ramón Espadaler, diputado del grupo parlamentario de PSC-Units. Espadaler ha mantenido que en su formación hay “preocupación” ante los cambios en el cuerpo policial: “Creemos que ha habido una injerencia de carácter político en el nombramiento de la cúpula”, ha apuntado. Elena ha mantenido que la premisa de Espadaler es “artificiosa” y “falsa”, y ha señalado que la consejería “no desconfía” del cuerpo, en relación a los cambios producidos. “Créame. No dejamos a su suerte al cuerpo de los Mossos d’Esquadra”, ha defendido Elena.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS