Barcelona recibirá del Estado 20 millones por cocapitalidad cultural antes de fin de año

Los más beneficiados por la recuperación de este acuerdo de financiación son el Grec, el DHUB y el Museo Picasso, con 1.500.000 euros cada uno

El DHUB, en la plaza de las Glòries, uno de los equipamientos que más se beneficiarán con el acuerdo.
El DHUB, en la plaza de las Glòries, uno de los equipamientos que más se beneficiarán con el acuerdo.CARLES RIBAS

En febrero de 2020, durante una visita oficial a Barcelona, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y la alcaldesa Ada Colau desenterraron el convenio de coliderazgo o de cocapitalidad de la ciudad, acordado en 2004 por otro presidente, Jose Luis Rodríguez Zapatero y otro alcalde, Jordi Hereu, pero que quedó paralizado en 2011 con la llegada al gobierno del Partido Popular. El acuerdo preveía que los equipamientos culturales (y ahora se añadían los científicos) con trascendencia nacional ubicados en Barcelona volvieran a recibir aportaciones del Estado. Cuando se anunció el acuerdo se dijo que empezarían a recibirse en 2021. Tras varios anuncios, por parte del Ayuntamiento, de que el acuerdo estaba a punto de cerrarse, este lunes el Consejo de ministros, ha aprobado, mediante un Real Decreto, conceder en forma de subvención directa 20 millones a 37 entidades de la ciudad: desde el Liceo hasta las fundaciones Joan Miró y Tàpies, el MNAC, el Macba, el Auditori y el Mercat, pero también el nuevo consorcio del Barcelona Supercomputing y a la Bienal de Ciencia y Ciudad que ya ha celebrado dos ediciones.

Los ministerios implicados son el de Cultura, de Miquel Iceta, que destinará 17,5 millones, mientras que los otros 2,5 restantes los aportará el Ministerio de Ciencia e Innovación, de Diana Morant, a entidades dedicadas a la divulgación científica. Antes de final de año las 37 entidades dispondrán de estas cantidades. Y de cara al año que viene el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, ya consta otra partida de 20 millones más. El Gobierno reconoce con este acuerdo que “en España existen dos focos principales de emisión y recepción cultural y científica concentrados en las ciudades de Madrid y Barcelona”. La medida favorecerá, asegura, “la presencia de agentes culturales y científicos en todo el territorio y el intercambio de experiencias”. Por su parte, Ada Colau, ha celebrado también en un sus redes sociales “la recuperación a pulso de este reconocimiento”.

El consistorio es el que establece las entidades y centros y las cantidades a recibir; aunque son los dos Ministerios los que han dado el visto bueno. “Es normal, porque el Ayuntamiento conoce mejor las necesidades en cada caso”, ha explicado Jordi Martí, teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad, horas después de aprobarse el Real Decreto. Según Martí, son cuatro los ejes en los que se pueden dividir estas ayudas: “Paliar los efectos de la pandemia en los centros que más duro lo han pasado; potenciar la cultura científica, la innovación y la inversión en infraestructuras”. Según el político, que recordó que Barcelona dedica el 6% de sus cuentas a cultura: “Esta aportación es una forma de financiación que se estableció en la Carta Municipal de Barcelona y por lo tanto es una obligación que tiene el Estado. Esperemos que pronto esto no sea una noticia, sino una entrada de recursos corriente y que este desequilibrio que había quede corregido”. Por lo avanzado del año, aclaró Martí, la mayoría de estos recursos ya estaban gastados y adelantados por el propio consistorio. Según él esta cantidad se sumará a las aportadas por el Ayuntamiento. “No hará que nos echemos para atrás en la aportación de recursos”, ha dicho.

Entre los equipamientos más beneficiados están el Disseny Hub de Barcelona con 1.570.000 euros; 770.000 de los cuales para obras de ampliación de su área expositiva, pese a que cuenta con una de las salas más grandes de la ciudad, con más de 3.900 metros cuadrados. También el Festival Grec, recibe la misma cantidad. Le sigue de cerca el Museo Picasso, con 1,5 millones para celebrar los 60 años de la apertura del centro y los 50 de la muerte del pintor en 2023.

Dos de los museos más importantes de la ciudad, inmersos en procesos de ampliación, el MNAC y el Macba, recibirán 1.250.000 euros cada uno y la Fabra i Coats, para seguir la restauración y adecuación de la fábrica textil en Centro de Arte Contamporáneo, 1.130.000 millones más. El Palau de la Música recibirá menos: 1.100.000 euros, mientras que, para la Fundación Miró y su programa de exposiciones y actividades tendrá un millón de euros (hasta ahora no llegaban a los 100.000 euros anuales); la misma cantidad que se destinará para el Auditori.

El museo de Ciencias Naturales, para exposiciones y rehabilitar edificios del Parc de la Ciutadella, 885.000 euros. Más cantidad que la destinada para el Liceo, que se tendrá que conformar con 800.000, para su impulso internacional. La Fundación Tàpies, que prepara el centenario del nacimiento del pintor también en 2023, tendrán 650.000 euros. Teatre Lliure y el Mercat de les Flors, contarán con 500.000 euros a cada uno, para fomentar teatro y danza.

Muchos de los equipamientos y festivales que gestiona directamente el Icub reciben gran parte de estos millones. Como El Centre de la Imatge de La Virreina que tendrá 600.000 euros más y la Casa de las Letras otros 400.000. Mientras que la BCN Negra contará con 150.000 euros extras, lo mismo que el Món Llibre; mientras que la primera edición del festival 42 que acaba de celebrarse, 55.000 euros. Para el nuevo centro de la Fundación Joan Brossa se destinan 100.000 euros y 50.000 para una residencia de artistas y científicos en la antigua casa de Julio Muñoz Ramonet, 50.000 euros. El festival de artes lumínicas Llum BCN recibirá 900.000 euros que ayudarán a pagar gran parte de la edición que acaba de celebrarse este fin de semana por la que han pasado 70.000 personas.

Por su parte, se destinarán 457.600 euros para programas de residencias temporales de creación y exhibición posterior; 300.000 euros para potenciar la innovación tecnológica en el Canódromo y 200.000 más para La Escocesa. Mientras que con 182.000 euros se costearán las exposiciones alrededor del arquitecto Enric Miralles. Las bibliotecas, por tres conceptos diferentes: conmemoración del centenario de Carmen Laforet, los 30 años de la muerte de Montserrat Roig y el programa Acción Lectora, contarán con 150.000 euros.

El consistorio reserva 600.000 euros para el consorcio Barcelona Supercomputing Centre, para crear una nueva unidad de cultura científica y otros 500.000 para preparar la tercera edición de la Bienal Ciudad y Ciencia. La misma cantidad que recibirá el CCCB para incorporar la cultura científica y su divulgación.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS