El diputado de la CUP Pau Juvillà irá a juicio por negarse a retirar lazos amarillos de Lleida

El TSJC rechaza anular el caso y deja al dirigente independentista a un paso de la vista oral; la Fiscalía pide ocho meses de inhabilitación por desobediencia

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en Barcelona.
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en Barcelona.

El diputado de la CUP en el Parlament Pau Juvillà está a un paso de ir a juicio por negarse a retirar lazos amarillos del Ayuntamiento de Lleida durante las municipales de 2019. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dictado un auto en el que se declara competente para juzgar a Juvillà, aunque reconoce que el juzgado que inicialmente se hizo cargo cometió una “irregularidad procesal”. La Fiscalía pide ocho meses de inhabilitación para el diputado anticapitalista por desobediencia, el mismo delito (y unos hechos similares) que le costaron el cargo al expresidente catalán Quim Torra.

La sala civil y penal del TSJC ha desestimado la solicitud de nulidad de Juvillà contra la peticion de un juez de Lleida para que fuera investigado, precisamente, por el TSJC una vez obtuvo la condición de aforado al ser elegido diputado en el Parlament en las elecciones autonómicas del pasado 14 de febrero. La causa se abrió a raíz de una querella de la Fiscalía por desobedecer a la Junta Electoral, que a instancias de Ciudadanos había ordenado que retirara los lazos amarillos que el partido tenía colgados en las ventanas de su despacho, que dan a la fachada del Ayuntamiento, en la plaza de la Paeria.

Antes de que fuera elegido diputado, la Fiscalía ya había pedido una condena a ocho meses de inhabilitación por desobediencia. El juzgado de Lleida llegó a acordar la apertura de juicio, pero la elección de Juvillà como diputado cambió el curso de los acontecimientos. El caso fue remitido finalmente al TSJC, que lo ha aceptado para juzgarlo.

El auto subraya que es “meridianamente claro” que pese a la irregularidad procesal del juzgado de Lleida -que perdió la competencia del caso en cuanto Juvillà fue elegido diputado- esa situación no ha originado ninguna “indefensión” a la defensa. El TSJC ha nombrado a Fernando Lacaba como instructor para el examen de las actuaciones y resolver lo que sea necesario antes de abrir juicio oral.

En sus manifestaciones, Juvillà ha defendido que la decisión de mantener los lazos amarillos pese a las advertencias del órgano de control electoral fue decidida en una asamblea del grupo municipal de la CUP. El partido decidió de forma “firme” y “colectiva” mantener los símbolos de apoyo a los líderes independentistas presos por el procés.

Juvillà, exconcejal por Lleida, es biólogo de profesión y acaba de publicar en abril la novela Assassinat al Consell Polític. Tras la inhabilitación de Montse Venturós, exalcaldesa de Berga, que acaba de dimitir, Juvillà se arriesga a ser el segundo dirigente de la CUP y su primer diputado en ser inhabilitado. “Estaré unos días de diputado en el Parlament”, afirma en su cuenta de Twitter, no se sabe si en una especie de premonición. Hace días, el general que dirige la academia militar en Lleida le comunicó que no podían invitarle a un acto porque se había suspendido por la covid. Él replicó que no tenía ningún interés en ir y que el deseo de la CUP será ubicar en ese emplazamiento la Universitat del Pirineo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS