_
_
_
_
_

El aeropuerto de Barcelona persigue 23 destinos internacionales para atar el largo radio

Foment del Treball reclama la ampliación de la instalación para no dejar escapar 1.700 millones en inversiones

Un avión de largo recorrido llegando al aeropuerto de El Prat.
Un avión de largo recorrido llegando al aeropuerto de El Prat.Carles Ribas

El aeropuerto de Barcelona ha diseñado una hoja de ruta para rescatar el tráfico perdido y para recuperar su posición como centro de operaciones de los vuelos de largo radio. El Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA) considera que las prioridades para los próximos cuatro años son garantizar la conectividad con 19 grandes hubs mundiales y europeos y hacer una monitorización constante de los mercados para encontrar nuevas oportunidades de rutas para Barcelona. El organismo, integrado por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, la Cámara de Comercio y Aena, fija en el plan estratégico 2021-2024 la necesidad de recuperar rutas suspendidas por la pandemia y define catorce destinos prioritarios, seis de conectividad adicional y otros tres nuevos destinos.

Más información
Aena invierte 48 millones en la T1 del aeropuerto de Barcelona para atraer vuelos internacionales
El aeropuerto de El Prat fía la reactivación en los vuelos cortos ‘low cost’
La T2 del aeropuerto de Barcelona cierra de nuevo por falta de vuelos

En el primer grupo se incluyen las conexiones con Chicago, Miami, Nueva York, Los Angeles, Toronto, San Francisco y Atlanta, en Estados Unidos, y, en el centro y sur del continente, se pone la mirada en México, Lima y Sao Paolo. Las prioridades asiáticas son Pekín, Shanghái, Hong Kong y Seúl. El plan destaca que este año y el próximo se tienen que dedicar, prioritariamente, a recuperar rutas. Luego, procede la exploración de nuevas oportunidades.

Montreal, Boston, Washington, Santiago de Chile, Islamabad, Lahore y Ammán son destinos que se presentan como interesantes para una segunda fase. El esquema acepta que las circunstancias del mercado aéreo puedan hacer variar el orden de prioridades pero, por ahora, se identifican tres conexiones como muy provechosas, a medio plazo. Se trata de Delhi, en la India, de un vuelo directo a Texas (se proponen las opciones de Dallas y Houston) y del ansiado vuelo directo a Tokio.

El CDRA parte de la base que los pasajeros de negocio pueden ser los “más difíciles” de recuperar por las restricciones que todavía aplican muchas empresas a los vuelos de trabajo y por el auge del teletrabajo. En cambio, hay más optimismo en cuanto a los viajes de ocio o por motivos familiares. El plan toma en consideración que el pasajero post-pandemia es “más flexible” y cada vez gana más peso “el turismo de proximidad y las reservas de última hora”.

Según el CDRA, el aeropuerto de Barcelona está mostrando “signos de recuperación” dentro del contexto europeo, pasando de la posición 22 en el ranking de aeropuertos con más tráfico el 1 de marzo del 2021, a la posición 15, justo después de la primera mitad del mes de abril. Pese a ello, la recuperación es lenta, con una media de un 78,3% menos de operaciones durante la semana del 12 al 18 de abril que en el mismo periodo del 2019.En este contexto, Fomento del Trabajo prepara un frente común con otras entidades de la denominada sociedad civil catalana para presionar a las administraciones a asumir la ampliación del aeropuerto de El Prat que plantea Aena, que pasa por construir una nueva terminal y prolongar una de las pistas de aterrizaje, de forma que se pueda ampliar su capacidad de los 55 millones de pasajeros actuales a 70 millones. El movimiento de la patronal presidida por Josep Sánchez Llibre llega a dos meses de que expire el ultimátum marcado por el presidente de Aena, Maurici Lucena, que conminó a alcanzar un acuerdo con las administraciones favorables a esa ampliación antes del verano. Sánchez Llibre ha recordado que están sobre la mesa unas inversiones de 1.700 millones de euros, la creación de más de 430.000 empleos entre directos e indirectos y, quizás, la última oportunidad de que El Prat sea un hub aeroportuario.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

”Ya basta. Sí a la ampliación del aeropuerto del Prat”, ha clamado en una rueda de prensa el presidente de Foment, quien ha reclamado “complicidad” a las administraciones y ha advertido de que si la inversión no se lleva a cabo “reclamará responsabilidades”. Ha defendido que es posible convencer a la Unión Europea de la necesidad de, por “interés general”, ampliar una instalación enclavada en una situación de protección natural y sobre la que Bruselas amenaza con sanciones por la falta de respeto a su singularidad medioambiental, integrada en la red Natura 2000. El principio de Fomento es el de compensar la ampliación ganando más terrenos del espacio protegido en otras direcciones.

La próxima semana la patronal ha organizado un encuentro con Pimec, el Círculo de Economía, Barcelona Global, las escuelas de negocios Esade e IESE para intentar entablar los puntos comunes del frente común, lo que se trasladaría después en un gran acto para defender la ampliación. Además del Ayuntamiento de El Prat, se ha manifestado en contra el actual consejero de Territorio, Damià Calvet, por la necesidad de preservar la zona natural de La Ricarda.

Joaquim Llansó, responsable de infraestructuras de Foment, también ha advertido que la ampliación debe llegar también de la mano de un acuerdo entre el aeropuerto, dependiente de Aena y del Ministerio de Transportes, y el puerto de Barcelona, controlado por Puertos del Estado. La evolución hacia el norte del aeropuerto condicionaría posibles futuras ampliaciones del puerto hacia el sur, entre ellas la zona de la terminal BEST, donde recalan los mayores buques cargueros que llegan a Barcelona cargados de contenedores.

Fomento defiende que más allá de la ampliación, Aena tendría que pensar en el futuro de El Prat más allá de esta “última ampliación”. En su opinión pasaría por el uso como cuarta pista de los aeropuertos de Reus y Girona o, incluso, la construcción de un nuevo aeródromo fuera de los límites del área metropolitana de Barcelona, como sucede como los aeropuertos de Lutton y Gatwick en Londres.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_