TV3

El PSC pide renovar TV3 para que deje de “fomentar la fractura social”

Los socialistas presentan un documento de reestructuración de la CCMA y proponen que los medios públicos catalanes sean impulsores de una nueva plataforma de televisiones del Estado

Sede de TV3 en Sant Joan Despí (Barcelona).
Sede de TV3 en Sant Joan Despí (Barcelona).Albert Garcia / EL PAÍS

La televisión y la radio pública de Cataluña deben reformularse de arriba abajo. No solo en sus contenidos sino en su estructura. Así lo concluye el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) en un documento presentado este lunes por la ejecutiva del partido. El PSC pone el acento en mejorar la pluralidad de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), acelerar la transición hacia la emisión de contenidos por internet y controlar el gasto. Los socialistas subrayan que es necesario que los medios públicos recuperen la confianza de la audiencia no independentista.

“En la última década, la CCMA se ha convertido en el altavoz mediático del proceso independentista, dejando totalmente de lado a buena parte de la sociedad catalana”, asegura el documento de trabajo del PSC: “Lejos de ser un instrumento de fomento de la cohesión social y del respeto de la diversidad y el pluralismo (misiones específicas de servicio público que les encomienda la ley), los medios de la CCMA fomentan la fractura social”.

El PSC denuncia que TV3 y Catalunya Ràdio se han convertido en “instrumentos” a favor de la independencia en todas sus franjas horarias, con “la vulneración sistemática de las misiones de servicio público que tiene la CCMA”, y ofrece como prueba que, según datos del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, solo el 16% de la audiencia de TV3 es contraria a la independencia cuando, según los resultados electorales de las elecciones autonómicas del pasado febrero, la mitad de la población catalana vota a favor de partidos que defienden la unión con España. Según estadísticas del CEO, en 2020 los informativos de TV3 habían perdido en seis años, los de mayor tensión de la carrera unilateral por la independencia, casi la mitad de la audiencia no independentista. Los socialistas proponen medidas concretas como crear “grupos de debate y encuestas representativas de toda la sociedad catalana” para reformular la programación. Esta iniciativa es la misma que habrían hecho en el pasado los medios públicos canadienses, según el PSC.

El grueso del informe del PSC se centra en la reconversión de la CCMA en el epicentro de un polo público-privado de producción audiovisual en el sur de Europa. Para ello, el partido más votado en las elecciones autonómicas indica que hay que contener el gasto público y reestructurar la Corporación: “En 2008 los ingresos publicitarios fueron de 135 millones de euros mientras que en 2019, solo se ingresaron 54 millones (14 menos que los previstos en el presupuesto). Los costes estructurales de la plantilla se han mantenido invariables. En 2008 la CCMA tenía cerca de 2.700 trabajadores con un coste de 173 millones de euros. En 2019 la plantilla era de unos 2.300 trabajadores con unos costes prácticamente iguales, 172,56 millones. Parece evidente que no se puede defender el mantenimiento de los costes actuales estructurales sin una reforma profunda del modelo en todos los sentidos”.

Más información

Las estadísticas inciden en que la emisión de televisión convencional disminuye su audiencia de forma rápida y progresiva, en favor de las plataformas de contenidos por internet como Movistar +, Netflix o HBO. El PSC pone el foco en la necesidad de crear, como así ha sucedido en Alemania, una plataforma de emisores públicos del Estado, en la que participen RTVE, las televisiones locales y las autonómicas. Los socialistas destacan que la CCMA debe ser la impulsora del proyecto, con una “visión federal de España” y financiada con los fondos de reconstrucción de la Unión Europea para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus. Alicia Romero, portavoz del grupo parlamentario del PSC, afirmó en la rueda de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva del partido que otra opción sería una plataforma de los medios públicos de habla catalana, es decir, los de Cataluña, Valencia y las Islas Baleares.

Romero explicó que la intención del partido es que este documento sirva de punto de partida de una discusión pública para reformar la CCMA. Para ello, los socialistas quieren abrir la elaboración del plan a los agentes del sector y al resto de partidos con representación parlamentaria. Los socialistas confirmaron que tanto Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) como Junts per Catalunya han contactado con ellos para abordar la renovación del consejo de la CCMA, que está en funciones. La presidencia del ente público es elegida por una mayoría de dos tercios del parlamento autonómico. Decenas de cargos públicos están pendientes de ser renovados por la falta de los consensos amplios requeridos por ley, en parte debido a la polarización derivada del conflicto por la independencia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50