DANZA

Dansa Quinzena Metropolitana cierra con 15.800 asistentes y un 85% de ocupación

Sol Picó, el Ballet de Lorraine, Silvia Gribaudi y Andrés Corchero, entre los éxitos de público de esta IV edición del festival de danza, pese a la pandemia

Representación de 'Animal de Séquia', de Sol Picó.
Representación de 'Animal de Séquia', de Sol Picó.GVA / Europa Press

Más de 240 actividades relacionadas con la danza y un total de 90 espectáculos se han realizado en la IV Edición de Dansa Quinzena Metropolitana. La calidad de los espectáculos y el éxito de público han caracterizado esta edición. Los artistas tenían ganas de bailar y el público tenía ganas de verlos tras el periodo de sequía artística, que se ha vivido, debido a la pandemia.

De las 11.700 butacas puestas a la venta para los espectáculos de sala, teniendo en cuenta la limitación de aforos, se han vendido 10.000, lo que representa un 85% del total. Es una cifra muy alta si tenemos en cuenta que la última edición que se celebró con normalidad, la de 2019, la ocupación fue del 77%. Teatros, centros cívicos, museos, salas alternativas y en esta ocasión, fábricas de creación, han abierto sus puertas a las propuestas de danza y, en muchos casos, el cartel de “agotadas las localidades” ha sido la tónica.

Más información

Espectáculos de gran formato como Animal de séquia de Sol Picó o el Homenaje a Merce Cunningham del Ballet de Lorraine han tenido un sonado éxito, como lo tendrá –es de esperar− el próximo jueves 25 de marzo el espectáculo Traces de la compañía Ultima Vez de Wim Vandekeybus, que se bailará en el Mercat de les Flors. También han obtenido buena acogida de público piezas de pequeño formato como Performing Arts de la italiana, Silvia Gribaudi, Teresa de Andrés Corchero, el flamenco de Cruces de la compañía Jose Manuel Álvarez, RRR de Frederic Amat, CaboSanRoque y La Veronal o Antes de que todos lo sepan de Paula Serrano, por citar algunos ejemplos.

Una de las novedades de la edición de este año es que Terrassa se ha sumado al proyecto junto al grupo de ciudades y municipios como Barcelona, Badalona, Cornellá de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Hospitalet de Llobregat, el Prat de Llobregat, San Cugat del Vallés, Santa Coloma de Gramanet y Viladecans.

La otra novedad de esta edición es el programa Filatures, para dar sopor a nuevos formatos escogidos a través de una convocatoria pública. En total se han podido ver nueve piezas que se ha bailado en antiguas fábricas textiles. La más vista ha sido la de Mercedes Pedroche, Artificios y leopardos. Precisamente la clausura de la esta edición de la Quinzena tuvo lugar en la antigua fábrica textil Oliva Artés, del Poblenou, hoy sede de una de las secciones del Museo de Historia de Barcelona (Muhba), donde se presentaron tres interesante propuestas de la mano de Ana Borrosa, Juan Carlos Lérida y Ángel Durán. Este último, al son del ruido de los telares, realizó una interesante recreación del ambiente de las fábricas textiles de la época.

En cuanto a las actuaciones en los museos hay que señalar el éxito de Jon Maya, Cesc Gelabert y Andrés Corchero en el Macba y también señalar el obtenido por la conferencia bailada, Explica Dansa, de Toni Jodar y Beatriu Daniel, que han realizado 10 actuaciones en diferentes centros cívicos.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50