Pablo Hasél

Malestar en los Mossos por la falta de apoyo político ante los disturbios por la prisión de Hasél

El mayor Trapero reúne a la cúpula del cuerpo ante la crisis abierta tras los altercados

El consejero del Interior, Miquel Sàmper, ayer en una breve intervención con agencias. En vídeo, sus declaraciones este viernes.Alejandro García / EFE | VÍDEO: EPV

Los disturbios por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél han abierto una nueva crisis en los Mossos d’Esquadra. Ante la falta de un apoyo cerrado por parte de los partidos políticos y del consejero del Interior, Miquel Sàmper, los sindicatos de base y también los de mandos han expresado su disgusto, e incluso amenazan con una “plantada” por parte de los agentes. El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha reunido a la cúpula en un encuentro telemático que ha durado dos horas para expresarles su apoyo. Ha defendido las actuaciones policiales, rehuyendo el corporativismo, según ha dicho, y ha expresado su “reconocimiento y agradecimiento” a los policías en la calle. También ha pedido a los mandos que se aíslen del contexto político.

La crisis latente tomó forma la tarde del jueves, cuando las negociaciones entre la CUP y Junts per Catalunya para la futura conformación del Govern pusieron en el centro de la diana a los Mossos, después de que una joven de 19 años haya perdido la visión de un ojo a causa, según testigos y el centro Irídia, de una bala de espuma disparada por la policía catalana. El partido anticapitalista exigió la disolución de los antidisturbios y la dimisión del consejero del Interior. A la vez, Junts per Catalunya, al que pertenece Sàmper, tachó de “inaceptable” la actuación policial, y pidió un nuevo modelo de orden público.

Más información

En ese contexto, el consejero del Interior, Miquel Sàmper, improvisó una breve intervención, exclusivamente con las agencias de información, para “instar” una revisión “de manera inaplazable y urgente” del modelo de orden público. El anuncio causó un profundo malestar entre los policías, que aseguran que se sienten “insultados y menospreciados”, según el sindicato de mandos SICME. “Inaceptable, lamentable y vergonzoso”, añadieron. Tirando de ironía, el también sindicato de mandos COPCAT simuló un anuncio en Wallapop: “Cuerpo de policía profesional huérfano busca políticos profesionales para ser adoptado. Payasos e irresponsables abstenerse”.

“No pensamos continuar tolerando el insultante silencio, la connivencia con quien nos ataca”, añadieron desde la Asociación Profesional Mossos d’Esquadra, que reúne a 1.200 mossos. “El sentimiento entre los agentes es de asco y de vergüenza”, aseguraron. “Nos gobiernan pirómanos irresponsables y corren el riesgo de perder el control de la situación dentro del cuerpo”, añadieron, y advirtieron de que o se “reconduce la situación” o harán “ingobernable” el cuerpo de los Mossos. La única responsable política que ha expresado sin fisuras su apoyo a los Mossos ha sido la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

El sindicato SME anunció una rueda de contactos con el resto de sindicatos para “ejecutar” acciones conjuntas. “Toca unirnos todos a una y tomar medidas contundentes para parar el desastre”, aseguraron en un comunicado. El sindicato mayoritario, Sap-Fepol, amenazó con un plante de todo el cuerpo y criticó el poco despliegue de orden público en la calle. Unas críticas a las que se unió USPAC, que aseguró que la situación viene de lejos y favorecida por los políticos y los mandos del cuerpo. “¿Qué más tiene que pasar para que los políticos catalanes condenen la violencia extrema que los grupos antisociales ejercen contra nuestras ciudades, vecinos y policías?”, se preguntó el sindicato SPC.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50