LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Generalitat ignora en qué han quedado los 1.800 contratos prometidos en las residencias

Dos nuevas muertes elevan a 33 la cifra de fallecidos en la residencia de Tremp

El consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir el Homrani.
El consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir el Homrani.PARLAMENT / Europa Press

La Generalitat ignora cuántas personas han contratado las residencias de ancianos de las 1.800 nuevas plazas que prometió en julio para reforzar el servicio en estos centros, cuando presentó el Plan de contingencia para residencias para el otoño de 2020. El consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Chakir el Homrani, ha admitido este lunes en el Parlament las dificultades para hacer realidad la promesa a causa de la rigidez laboral y defendió la gestión que ha hecho el Govern de la pandemia, al igual que la consejera de Salud, Alba Vergés.

“Es necesario reforzar el equipo de profesionales de los centros residenciales en caso de brote”, se dice en la página 23 del documento presentado en verano, cuando la pandemia estaba controlada. “Esta previsión comporta un aumento de 1.800 gerocultores y personal auxiliar para residencias de gente mayor y discapacitados y el refuerzo del personal de enfermería durante las 24 horas del día” en las residencias de más de 60 plazas y en las de instalación de oxígeno”, se añadía.

Tanto el diputado del PSC Raúl Moreno como Vidal Aragonès (CUP) preguntaron al consejero El Homrani por estas 1.800 nuevas contrataciones, que debería haberse traducido, por ejemplo, en 370 nuevas enfermeras para cubrir el turno de la noche en las residencias. “Existen muchas dificultades para encontrar enfermeras. Es un hecho que pasa en Cataluña, en España y en toda Europa y que afecta al sistema residencial y al sanitario”, aseguró el consejero ante la comisión de investigación del Parlament.

Vicente Botella, presidente de la Unión de Pequeñas y Medianas Residencias de Cataluña (UPIMIR), explicó a EL PAÍS que Trabajo se comprometió a crear una bolsa de trabajo de 1.800 personas, “como podían haber dicho 10.000”, a partir de los parados inscritos en el Servicio de Ocupación de Cataluña. “A la hora de la verdad, cuando las residencias necesitan personal y acuden a esa bolsa nadie contesta, porque a ningún parado le interesa ir a trabajar a una residencia con el riesgo de contagiarse”, explicó Botella. A todo eso hay que añadir la demora en el pago del plus de Covid a las residencias. En un centro de 40 residentes eso permitiría, por ejemplo, la contratación de una persona a media jornada.

El diputado Raúl Moreno recordó que la demora en el abono del plus tiene su origen en los errores que contenía el decreto redactado en septiembre y que fue rechazado por la Intervención de la Generalitat, que se negó a autorizar unos pagos por unos servicios que no se estaban prestando.

Chakir el Homrani explicó también que la Generalitat ha intervenido 27 residencias, desde el inicio de la pandemia, 14 en la primera ola y 13 en la segunda. Dos de los centros han acabado cerrados, tres han cambiado de la entidad proveedora, 11 volvieron a la situación anterior y el resto siguen intervenidos por el departamento.

Por otra parte, otros dos nuevos muertos elevan ya a 33 la cifra de fallecidos en la residencia Fiella de Tremp, según el diario El Segre. 43 trabajadores del geriátrico han dado positivo, además de 101 internos. De ellos, un total de 90 permanecen en la residencia y otros ocho están ingresados en el hospital de la capital del Pallars Jussà. Solo quedan fuera de contagio cinco internos de la residencia. Desde el pasado 19 de noviembre la cifra de óbitos ha ido aumentando día a día. El número de residentes era entonces de 143 personas.

Lo más visto en...

Top 50