Dos exalumnos denuncian agresiones sexuales de un profesor de La Salle de Barcelona

El juez investiga el caso más reciente, de 2010, y deja en libertad con cargos al docente y profesor de fútbol

Edificio principal de la La Salle Bonanova. Foto: Wikipedia
Edificio principal de la La Salle Bonanova. Foto: WikipediaEL PAÍS

Un juez de Barcelona investiga a un profesor de primaria y entrenador de fútbol de la escuela La Salle-Bonanova por las presuntas agresiones sexuales cometidas contra un exalumno de la escuela hace diez años. Otro exalumno del centro Viaró, de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), también le denunció ante los Mossos. Pero su caso es anterior en el tiempo y por ahora no forma parte de la causa judicial. El profesor, Víctor P., está en libertad con cargos y de baja. La escuela le ha pedido que, mientras se aclaren los hechos, no vuelva a ejercer la docencia en el centro.

La causa, instruida por el juzgado de instrucción número 6 de Barcelona y a la que ha accedido EL PAÍS, comenzó con la denuncia de X (la víctima prefiere no ser identificada) contra el profesor, que también era la pareja sentimental de su madre. El joven, que ahora tiene 21 años, contó a los Mossos que los abusos empezaron en 2010 en los vestuarios. “¿Ya te has hecho una paja? Hazte una paja delante mío”, le dijo esa primera vez, según su declaración.

Los abusos sexuales -la mayoría de veces le obligaba a masturbarse delante suyo- y las agresiones físicas se sucedieron, según la denuncia, en el domicilio familiar y se repitieron “prácticamente a diario, durante dos años”, hasta que cumplió los 14. Víctor P. era también su profesor en La Salle y, en las instalaciones del colegio, le “controlaba” y le decía “con quién podía hablar y con quién no”. En una ocasión, explicó, el hombre llegó a ponerle un cuchillo en el cuello. En su declaración, X añadió que ha decidido contar los hechos diez años después por “temor a que le pueda pasar alguna cosa a otro menor”, incluidos los otros hijos pequeños que Víctor P. tiene con su madre.

Durante la investigación abierta por los Mossos apareció una segunda víctima de abusos por parte del mismo profesor. Se trata de Y, que ahora tiene 29 años. El joven no estudiaba en La Salle, sino en la escuela Viaró de Sant Cugat. Según su denuncia, Víctor P. empezó a relacionarse con su madre, que le invitaba a casa y le permitía hacerle de “canguro”. El hombre se ganó su “confianza” y le invitaba a su casa. Allí, se estiraban en la cama y el profesor le tocaba “por todo el cuerpo” mientras se masturbaba. Las agresiones se repitieron, también, durante dos años.

El joven recordó un viaje a Rumanía pagado por el profesor en el que también se produjeron los abusos, lo mismo que en una residencia del colegio La Salle, adonde le llevó a pasar “unos días”. Según su declaración, Víctor P. era entonces profesor de primaria de la escuela Viaró pero ya ejercía como director deportivo de La Salle-Bonanova. Cuando cumplió los 15 años, el profesor dejó de molestarle. Su madre habló entonces con el tutor de la escuela Viaró, que le preguntó si había pasado algo con ese profesor. Pero él siempre lo negó por “vergüenza” o por el “qué dirán”. La víctima añadió que al profesor “no le hacía falta ejercer violencia o intimidación” para conseguir sus propósitos sexuales por la situación de dependencia creada con el menor. Cuando le hacía entrar en el dormitorio, cerraba con pestillo y le decía: “Aquí se hace el amor o no se sale”.

El profesor fue interrogado por un presunto delito de agresión sexual ante el juez de instrucción, que el pasado 13 de noviembre le dejó en libertad con cargos. El magistrado Miguel Ángel Tabares se opuso a la petición de prisión provisional aduciendo que no hay riesgo de fuga, de destrucción de pruebas ni de reiteración delictiva. El magistrado sí le impuso medidas cautelares: le prohibió abandonar España, le retiró el pasaporte, le obligó a comparecer ante el juzgado cada semana y le prohibió acercarse a menos de 500 metros de la primera víctima, X.

El juez incluyó también, en su auto, otra orden: informar al director de La Salle Bonanova y la Inspección del Departamento de Educación la existencia del procedimiento judicial para “que se adopten las medidas oportunas conforme a sus protocolos”. En el auto se señala, en concreto, que se ha acordado “prohibir a [Víctor P.] que realice o intervenga en cualquier tipo de actividad organizada con menores de edad al margen de su actividad como profesor, tales como entrenamientos deportivos, actividades de ocio o educativas o similares”.

El profesor, que ejerce como tutor de un grupo de tercero de primaria, está actualmente de baja. La Salle Bonanova ha remitido un comunicado informando del procedimiento a los padres del centro, con más de 1.500 alumnos y un claustro de 200 profesores. “Ofrecemos toda la colaboración con la justicia con la voluntad de la máxima transparencia y de velar por la protección de los menores”, ha explicado la responsable de relaciones institucionales de La Salle en España, Isabel Llauger. La portavoz ha expresado también el “respeto por la presunción de inocencia” y ha explicado que, nada más conocer el requerimiento judicial, la institución ha activado el protocolo para estos casos.

Si conoce algún caso de abusos sexuales que no haya visto la luz, escríbanos con su denuncia a abusos@elpais.es

Lo más visto en...

Top 50