MOVILIDAD URBANA

La bici que acabará con la autopista de la calle Aragó

En enero finalizará la construcción del carril que permitirá atravesar el Eixample

La calle Aragó ha perdido un carril de circulación para vehículos con la creación de un carril bici.
La calle Aragó ha perdido un carril de circulación para vehículos con la creación de un carril bici.Albert Garcia / EL PAÍS

El Ayuntamiento de Barcelona comenzó el pasado sábado las obras para implantar un carril bici que atravesará los 4,8 kilómetros de la calle Aragó. Ayer fue el primer día laborable donde el vehículo particular —se calculan que pasan a diario 80.000 coches— topó con una de las principales arterias de la ciudad, la que cruza el Eixample, con un carril de circulación menos.

El nuevo carril bici será unidireccional en sentido Llobregat, entre la avenida Meridiana y la calle Tarragona y se está trazando al lado izquierdo de la calle. La implantación de este carril comportará eliminar un carril de circulación en toda la calle. De esta forma, se podrá conectar todo el Eixample y los carriles bicis existentes con las vías transversales a Aragó. Además, se da continuidad al carril de la Rambla Guipúscoa.

Las obras comenzaron el pasado sábado y se extenderán hasta mediados de enero. La mayoría de intervenciones se realizarán los fines de semana y durante las noches. Los principales trabajos que se realizaran serán la señalización del nuevo carril bici, el desplazamiento del carril de servicios y diferentes trabajos de pintura. Además, las obras se realizarán de forma simultánea en todo el recorrido.

Con la implantación del carril bici la calle Aragó pierde un nuevo carril para el vehículo privado. En algunas partes los coches se quedaran solo con dos carriles mientras que, en otras, serán cuatro. El pasado año los vehículos privados ya perdieron uno de los seis carriles con los que contaba tan solo hace unos años esta autopista urbana para cedérselo al autobús.

Lo más visto en...

Top 50