Opinión
i

Rectificación sin ofender

Es necesario que la política española entienda que la humillación y el rédito político de meterse con la política catalana son del todo miopes y para nada ayudan a la reconducción de la crisis catalana

Concentración delante de la consejería de Economía contra los registros de la Guardia Civil, en septiembre de 2017.
Concentración delante de la consejería de Economía contra los registros de la Guardia Civil, en septiembre de 2017.Alejandro García / EFE

A nadie le gusta que le hagan notar que ha pasado años equivocado en las cosas del amor, de los negocios o de la política. Uno en su fuero interno ya puede haber llegado a tal conclusión pero le molesta que se lo recuerden a la cara. Le puede hacer rabiar. En el duelo del error los tránsitos son silenciosos. En este trance se encuentra parte de la sociedad catalana que llegó a vivir con entusiasmo la promesa de una independencia fácil, rápida e indolora. La promesa fue tan convincente que alcanzó a cautivar personas con aparente sentido crítico y alta capacidad de raciocinio. En muchas convers...