La sede de Correos en Barcelona acogerá empresas tecnológicas

El Gobierno central cede al Ayuntamiento el edificio, que reformará el Consorcio de la Zona Franca

Una mujer baja la escalinata de la entrada de la sede central de Correos en Barcelona.
Una mujer baja la escalinata de la entrada de la sede central de Correos en Barcelona.CRISTOBAL CASTRO /

La sede central de Correos en Barcelona, en la parte inferior de Via Laietana, se convertirá en una incubadora de empresas tecnológicas, previsiblemente el Pier02 de la Barcelona Tech City. La operación será posible después de que ayer el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana firmara un convenio por el que cede el edificio al Ayuntamiento de Barcelona. El operador postal público mantendrá una oficina y el Consistorio utilizará también el edificio para equipamientos, aunque está en el aire que pueda ser un ambulatorio, como reclaman los vecinos del barrio Gòtic.

La operación afecta a los dos edificios que ocupa actualmente Correos y cuenta con un tercer actor en la operación, el Consorcio de la Zona Franca (participado por el Estado y el Ayuntamiento), que se encargará de la inversión necesaria para reformar los nuevos espacios y adaptarlos a los nuevos usos. El inmueble más conocido, con la escalinata que cae a la plaza de Antonio López, preservará la oficina de Correos actualmente existente y acogerá espacios para el barrio, aunque aún se desconoce cuáles. El edificio que está en la parte posterior será el que acogerá una incubadora de empresas y una oficina de atención al emprendimiento. A falta de que se cierre el acuerdo definitivo está llamado a acoger la tercera aceleradora de proyectos de Barcelona Tech City, básicamente porque se considera que por su espacio será más fácil de rentabilizar la inversión prevista, todavía no desvelada.

En total se trata de una operación inmobiliaria que habilita 30.000 metros cuadrados y que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, puso en valor por lo que supone de “reeconomizar” una parte de la ciudad que está sufriendo duramente la pandemia, con la caída del turismo, y que requiere con urgencia de “diversificación económica”.

“Este acuerdo sintetiza tres elementos clave para la recuperación, el diálogo institucional con el sector privado, también la apuesta por sectores estratégicos y el papel de las ciudades metropolitanas”, declaró Colau en un acto de firma de un convenio que marca el punto inicial para desarrollar el resto de actuaciones. Colau, acompañada por el concejal socialista Jaume Collboni, defendió el papel del Gobierno central con Barcelona.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, destacó que el proyecto permitirá consolidar “el posicionamiento de Barcelona como capital digital” y “generar cerca de 1.500 empleos”.

Lo más visto en...

Top 50