LA MERCÈ

La Mercè sube a Ciutat Meridiana

El coronavirus obliga a descentralizar la fiesta mayor de Barcelona y llega a barrios que nunca habían estado en el programa

El campo de futbol de Ciutat Meridiana, escenario de espectáculos de La Mercè.
El campo de futbol de Ciutat Meridiana, escenario de espectáculos de La Mercè.Massimiliano Minocri

La mala noticia es que este año de pandemia no hay espectáculos masivos, ni juerga nocturna. La buena, que los espectáculos de pequeño formato y con reserva previa han llegado a barrios que nunca habían estado en el programa de la fiesta mayor de Barcelona. Y así es como La Mercè ha subido a la parte alta de Ciutat Meridiana (Nou Barris). Que si el barrio es periférico, la parte alta, ni te digo.

La fiesta se instaló este jueves en dos escenarios para 500 personas montados sobre el césped artificial del campo de fútbol del Club Esportiu Unificat Meridiana. Y por un rato se disipó esa sensación de abandono que tienen los vecinos. “A ver, estamos súper contentos, aquí estamos muy escondidos, para nosotros es una pasada, nunca se hacen fiestas y si se hace algo es abajo, en la plaza Roja”, celebraba el vicepresidente del club, Miquel Miki González, desde el bar de la instalación: vistas a las autopistas y a la cementera de Montcada.

Los técnicos del Plan de Barrios del Ayuntamiento repartieron entradas entre equipamientos de la zona y así se aseguraron la presencia de público de proximidad. Nada acostumbrados a disfrutar de dos espectáculos de La Mercè, se mezclaban con las familias militantes de La Mercè, las que cada año se estudian el programa, cogen el metro y se desplazan hasta la otra punta de la ciudad.

Entre los autóctonos, Carla (11 años), su madre y su tía Julissa. Les avisaron en el centro abierto donde pasa las tardes la niña y aguardaban en la cola emocionadas. De normal, el único espectáculo del que disfrutan en el centro de la ciudad es la cabalgata de los Reyes, reconocían. Y entre los que descubrían un barrio que solo sale en la tele por los desahucios o por estar en la cola de la renta familiar de Barcelona, David, Elisabeth y sus dos hijas, que llegaban de Horta en una línea de metro que nunca habían utilizado.

Habrán tenido la suerte de asistir a dos estrenos. Un cabaret de circo de Puça Espectacles dirigido por Cristina Cazorla, con acrobacias, magia, humor y música en directo; y el retorno del tándem entre el payaso Marcel Gros y el Teatre Mòbil, que no actuaban juntos desde hacía 30 años. El título del espectáculo no podía ser más explícito: Remember Show. “Estamos encantados, este año actuar ya es estar contento. Y descentralizar la fiesta y traerla a los barrios nos coloca ante un público muy agradecido”, aseguraba el veterano Gros. Bregado toreando en plazas bien distintas, esquivaba el solazo bajo un paraguas de pastor.

Cazorla, a su turno, ha ejercido también la dirección artística del espacio. “Hemos ido a buscar circo y humor para los tiempos que corren”, explicaba y celebraba que el retorno de Gros y Teatre Mòbil incluso arrastró prensa especializada y programadores hasta la periferia de la periferia. Para amenizar las entradas y salidas de público, este año engorrosas por la necesidad de guardar distancias, aplicar geles y confirmar las reservas, estaba el genial y clown Murmuyo, chileno afincado en Valencia, que ha actuado varias veces en la Fira del Circ de la Bisbal.

Después de casi una década de conquistar de nuevos escenarios (el castillo de Montjuïc, el parque de la Trinitat o el Besòs), por fin La Mercè visitó el campo del CEU Meridiana, se enteró de que su afición son los supporters meridianos y de que su lema es “con fe, con garra, con ilusión”. Ahora solo falta, pedían los vecinos, que repita aunque no haya coronavirus, que la programación no se limite a un día y que corra la voz y se sume más gente del barrio.

Además de Ciutat Meridiana, la fiesta ha llegado este año a escenarios tan dispares como el recinto del Camp Nou (Les Corts), el nuevo parque de los Jardines de Pla i Armengol (Guinardó), los de los Drets Humans (Zona Franca), La Model (Eixample) o siete interiores de manzana.

Lo más visto en...

Top 50