CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Urbana desaloja a 5.500 personas en botellones en una semana en Barcelona

El teniente de alcaldía de Seguridad del Ayuntamiento llama "a la responsabilidad y el civismo"

Botellón en la playa de la Mar Bella de Barcelona el pasado 13 de agosto.
Botellón en la playa de la Mar Bella de Barcelona el pasado 13 de agosto.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

“Parece mentira”. El teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, hizo ayer este comentario tras dar a conocer que durante la última semana la Guardia Urbana ha desalojado de espacios públicos de la ciudad a 5.500 personas de grupos que hacían botellón. 200 fueron multadas.

Batlle admitió que el consistorio “está destinando muchos esfuerzos” a evitar las concentraciones de personas consumiendo alcohol en la vía pública: una actividad que está prohibida y que ahora resulta poco recomendable si se quieren evitar contagios del coronavirus. “La Guardia Urbana tiene que desalojar espacios cada noche”, lamentó Batlle antes de llamar “a la responsabilidad y el civismo”.

El edil explicó que la policía local está “atenta a botellones, superación de aforos no permitido, respeto de las distancias de seguridad y al uso de las mascarillas”. En el marco de este trabajo de “prevención y sanción”, informó de que la Guardia Urbana ha realizado 8.600 avisos a personas que no llevaban puesta la mascarilla o la llevaba mal colocada, unas advertencias que derivaron en 100 denuncias.

El responsable de Seguridad no facilitó datos sobre incumplimiento de la prohibición de fumar si no se respetan las distancias de seguridad. “Si se producen abusos habrá que proceder a la sanción”, dijo y precisó que habrá que ver cómo evoluciona el cumplimiento de la nueva norma.

Media hectárea quemada

Batlle compareció junto al director de los Bomberos de Barcelona, Sebastià Massagué, que hizo balance de los incendios que ha habido hasta la fecha. El edil calificó el verano de “tranquilo” en buena parte debido a la meteorología favorable, pero aseguró que no se bajará la guardia.

Massagué precisó que en lo que va de verano se han producido siete incendios que apenas han quemado media hectárea forestal y explicó que los datos son parecidos a los del año pasado. “Llevamos unos años de bonanza, con pocos incendios y de poca magnitud, pero estamos muy atentos”, afirmó tras subrayar el trabajo de prevención que se realiza durante todo el año.

Lo más visto en...

Top 50