atropellos

Un ciclista muerto y otros tres heridos al ser arrollados por un conductor ebrio

El coche perdió el control y les embistió en una carretera comarcal del Vallès

El turismo implicado en el accidente con cinco ciclistas en Sant Pere de Vilamajor.
El turismo implicado en el accidente con cinco ciclistas en Sant Pere de Vilamajor.Europa Press

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre que, este jueves por la tarde, arrolló a un grupo de cinco ciclistas en Sant Pere de Vilamajor (Vallès Oriental). Uno murió y otros tres quedaron heridos, uno de los cuales está ingresado en el Hospital de Sant Pau de Barcelona con pronóstico muy grave. El conductor circulaba bajo los efectos del alcohol y, a la espera de que pase a disposición judicial, la policía le atribuye un homicidio por imprudencia, más los delitos de conducción bajo los efectos del alcohol, lesiones por imprudencia, conducción temeraria y daños. El ciclista muerto se llamaba Ángel, tenía 44 años y tenía dos hijos. Vivía en Vilanova del Vallès.

Eran las siete de la tarde del jueves cuando Ángel se acercó pedaleando hasta la gasolinera del pueblo. Había quedado con otros cuatro compañeros de su grupo ciclista para salir a entrenar. Como cada jueves y tantos otros martes. Tenían pensado hacer unos cincuenta kilómetros, porque el margen de luz no daba para más y porque las tiradas largas las reservan para los sábados y domingos. El grupo arrancó a pedalear puntual. Un coche los arrolló a los cinco en una curva de la carretera comarcal BP-5107, en Sant Pere de Vilamajor. Al volante del vehículo iba un vecino de Granollers, de 39 años. Conducía bebido. Al bajarse del coche corrió hacia el lugar donde estaba tendido Ángel y trató de reanimarle, sin éxito. Luego, cuando los Mossos le hicieron soplar en el etilómetro, marcó un positivo por alcoholemia más del triple de lo permitido.

La noticia del atropello de los cinco ciclistas causó conmoción en Vilanova del Vallès, que apenas supera los 5.000 vecinos, y en otros municipios de la comarca. El herido que está ingresado con pronóstico más grave es el jefe de la policía local de Montmeló. Solo uno de los cinco compañeros que salieron de ruta regresó ileso. Se llama Dani y encabezaba la fila cuando vio como un coche azul se les acercaba de frente. El chirriar de neumáticos en plena curva fue el preludio del golpe. La carretera es estrecha, sin arcén, y a esa altura los ciclistas estaban a menos de media hora de pedaleo de llegar a casa. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) movilizó a tres ambulancias y también activó el equipo de apoyo psicológico. Los registros de accidentes de 2019 de la Dirección General de Tráfico (DGT) recogen que, en la carretera, los usuarios vulnerables (esto es peatones, ciclistas, motoristas) suponen por primera vez más de la mitad de las personas fallecidas: un 53%. Los mayores incrementos de siniestralidad se produjeron entre los ciclistas, al contabilizarse 80 fallecidos en 2019, frente a 58 en 2018.

Lo más visto en...

Top 50