EL PAÍS Cataluña visita la geografía veraniega con mascarilla

QUADERN regresa a los escenarios criminales de Erik el Belga

Sitges, una de las localidades que protagonizará la serie de este verano de EL PAÍS Catalunya.
Sitges, una de las localidades que protagonizará la serie de este verano de EL PAÍS Catalunya.MASSIMILIANO MINOCRI

En Maçanet de Cabrenys, por fortuna, el coronavirus no ha sido agresivo; es, de natural, un pueblo sano, pero la pandemia ha dejado igualmente un rastro, una huella, en su caso un camino propiamente dicho: zona de frontera, el cierre que hubo de la próxima La Jonquera como medida sanitaria ha provocado que se reactivara el tránsito en una antigua ruta de exiliados y contrabandistas menores, alterando la silenciosa y algo emboscada geografía de esta localidad del Alt Empordà…

Cómo el coronavirus ha cambiado el paisaje físico o emotivo de algunos pueblos y ciudades es la razón de ser de la serie Un verano tras la mascarilla, con la que EL PAÍS Cataluña el próximo lunes su tradicional crónica de verano de agosto.

Del Delta del Ebre a Sant Feliu de Guíxols, de Malgrat de Mar a Viladrau, de Sitges a Puigcerdà, la propuesta, realizada por los periodistas que conforman la redacción de esta edición del diario, revisita las zonas que protagonizaron las entregas de la serie Mar y Montaña, publicadas hace ahora cuatro años. Desde esa perspectiva, intentan tomar el pulso de la nueva situación. Algunas de las miradas salen, incluso, fuera de Cataluña y se depositan en Es Mercadal (Menorca), Ucar (Navarra), Cee (A Coruña), Villapalacios (Albacete) y El Puerto de Santa María (Cádiz).

La oferta periodística veraniega se completa, como es habitual, con los reportajes culturales de QUADERN, que este año acogerá también una miniserie de tres entregas revisitando los escenarios y las víctimas de los robos más espectaculares que protagonizó en Cataluña el mayor ladrón de arte del siglo XX, Erik el Belga, fallecido el pasado junio.

Lo más visto en...

Top 50