LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El TNC abrirá temporada con un ‘Decamerón’ de homenaje a Pasolini y compuesto por monólogos

El teatro prepara una programación de 27 espectáculos que tendrán versión simultánea ‘online’

Imagen del Teatre Nacional de Catalunya (TNC)
Imagen del Teatre Nacional de Catalunya (TNC)

El Teatre Nacional de Cataluña (TNC) proyecta abrir la próxima temporada a finales de septiembre o principios de octubre con un espectáculo en torno al Decamerón de Pasolini, como homenaje al cineasta e intelectual, del que se cumple el centenario de su nacimiento, y en la consideración de que la obra original de Boccaccio es muy adecuada para los tiempos de pandemia. El montaje consistirá en diez monólogos (con lo que los intérpretes no tendrán que estar juntos) que interpretarán otros tantos actores y actrices y que están ya escribiendo una serie de autores del país y extranjeros entre los que se cuentan Valère Novarina, Najat el Hachmi, Narcís Comadira, Cristina Morales, Perejaume, Marta Marin-Dòmine o Gregorio Luri. Habrá también textos del propio Pasolini y del recientemente fallecido Josep Maria Benet i Jornet. El espectáculo se estrenará en la Sala Petita y se calcula que la Sala Gran no entrará en funcionamiento hasta diciembre.

El TNC, que según las previsiones, confía estar este verano en el festival Grec con dos espectáculos (o quizá más) y en el Cruïlla (24 conciertos en los jardines del teatro), ofrecerá la próxima temporada 27 espectáculos (los títulos se anunciarán en una próxima rueda de prensa), entre ellos 9 producciones propias y 10 coproducciones, y seguirá respetando la paridad (12 espectáculos de autoras y 11 de autores, 11 direcciones de mujeres y 13 de hombres). Se recuperará parte de la programación suspendida esta temporada, especialmente el ciclo Pioneras (y volverá el espectáculo Solitud), dedicado a las primeras dramaturgas catalanas, y habrá una serie de montajes sobre el teatro musical del Paralelo en los años 20 y 30 del siglo XX.

La programación tendrá un doble formato con una versión simultanea online (con abono digital), que se pretende que sea de gran calidad y creativa y no la “simple grabación” de los espectáculos. El director artístico del TNC, Xavier Albertí, que afrontará su última temporada al frente del teatro (dirigirá un espectáculo sobre la Barcelona de los años treinta de una dramaturga catalana en la Sala Gran al cierre de temporada) y la directora ejecutiva Mònica Campos, han presentado hoy los planes del teatro y el parte de daños de lo que ha supuesto la crisis sanitaria de la covid-19 para la institución (se han suspendido 119 funciones y los ingresos han caído en picado). No es fácil volver a la normalidad, han destacado ambos.

Albertí, el nombre de cuyo sustituto o sustituta se conocerá ya antes de verano, ha subrayado que el TNC pretende volver a hacer teatro en la medida en que sea posible y confiando en que “la realidad no vuelva a interferirse”. Ha señalado que a diferencia de otros teatros no han puesto en streaming sus espectáculos durante el cierre dado que ello, al ser el TNC un ente público, les presentaba problemas legales relacionados con los derechos de imagen. Pero proyectan que la nueva temporada -en previsión de lo que pueda suceder, pero también como “apuesta de futuro”- tenga una potente versión online que no consistirá simplemente en la grabación, “sino que será un producto audiovisual de calidad” y que incluirá información complementaria, además de subtitulado en castellano e inglés.

“Tras el apocalipsis”

La parte presencial de la programación se encuentra sometida aún a todas las incertidumbres vinculadas a cómo podrá ser el teatro en los próximos meses y que se van despejando muy poco a poco, con temas que incluyen desde el uso de lavabos, vestíbulo o guardarropía hasta el empleo de mascarillas transparentes para los actores y la desinfección de la utillería. “La nueva temporada empezará tras un apocalipsis, que significa tanto el fin como el principio de un tiempo nuevo”, ha reflexionado Albertí, que ha recalcado, “no se puede hacer como si no hubiera pasado nada”. El director ha defendido la parte de la programación dedicada al teatro musical de los años 20 y 30 en el Paralelo. “Puede parecer frívolo, pero es testimonio de una época de supervivencia entre grandes convulsiones históricas”.

Sobre el arranque de la temporada con un homenaje a Pasolini ha insistido en que el cineasta “es un personaje esencial para entender el siglo XX y sus crisis” y ha señalado la oportunidad de escoger una de sus creaciones emblemáticas como es la versión cinematográfica del Decamerón, de la que se cumplen 50 años. La obra de Boccaccio, ha recordado, se inspira en la peste del siglo XV y de alguna manera significó el tránsito de la Edad Media al Renacimiento. “Habla de un apocalipsis”, ha apuntado y es una obra clave, la Trilogía de la vida (Los cuentos de Canterbury y Las mil y una noches) de Pasolini que luego abjuraría de todo con Saló. “Nuestro Decamerón”, ha continuado, es un encargo a diez personas para que escriban monólogos de diez minutos que nos hagan reflexionar sobre nuestro propio apocalipsis, adónde vamos, qué herramientas necesitamos”. El hecho de que se trate de monólogos -con alguna intervención performántica- sirve para que se garantice el respeto de los protocolos que se puedan adoptar sobre las representaciones escénicas.

De la presencia del TNC en el Grec este verano no ha querido concretarla al estimar que le corresponde a la dirección del festival anunciarla. No obstante, ha dejado claro que mucho está en el aire y que el Grec “será un banco de pruebas para todos”. Para Albertí y Campos es esencial que la gente “no tenga que elegir entre salud y cultura. El coronavirus, han explicado, supuso el frenazo de una temporada en el TNC que iba a toda marcha, con 84 % de ocupación, 75.000 espectadores y récord de abonos. Albertí ha subrayado que el esfuerzo del TNC va a ir dirigido prioritariamente a la contratación de profesionales para tratar de paliar en lo posible la catástrofe del sector, aunque sea a costa de disminuir el presupuesto en tras partidas como la escenográfica. En la nueva temporada trabajarán 170 actores y actrices y un total de 340 profesionales del teatro.

Lo más visto en...

Top 50