LOS EFECTOS DEL CORONAVIRUS

Las momias se meten en tu salón

El Museo Egipcio de Barcelona ofrece la posibilidad de visitarlo sin moverte de casa

Si alguien sabe de confinamiento son las momias. Con siglos y hasta milenios de encierro, añaden a su fascinación y su misterio un gran ejemplo de paciencia, muy útil y consolador estos días.

Ahora uno las puede tener en casa —decir disfrutarlas sería un poco excesivo—, con todo un conjunto de cultura faraónica, gracias a la iniciativa del Museo Egipcio de Barcelona, que pone su importante colección a disposición del público sin necesidad de salir a la calle mientras dure la emergencia.

El museo, que posee una rica muestra de antigüedades egipcias, sugiere "que te sientes en el sofá y hagas que desfilen delante de ti desde faraones tan emblemáticos como Ramsés II o Cleopatra VII hasta un montón de piezas singulares que comprenden los 3.500 años de la historia del Antiguo Egipto, sin olvidar los bellísimos sarcófagos y las inquietantes momias". No está mal como programa, desde luego.

La maniobra que convierte tu casa en una extensión de los predios de Belfegor, el fantasma del Louvre, consiste en descargarte (Play Store o APP Store, en función del dispositivo) de forma gratuita la APP del Museo Egipcio de Barcelona. A continuación hay que introducir la clave YoMeQuedoEnCasa y ale, a disfrutar.

El objetivo del museo, cerrado como todos hasta que acabe esta situación, es llegar a los visitantes virtuales con el objetivo de aligerar las horas de confinamiento, y, además de ser un recurso de entretenimiento,“también convertirse en una herramienta pedagógica por sus contenidos didácticos".

En el museo virtual puedes recorrer las plantas del centro, visualizar las piezas de la colección, encontrar información concreta sobre diferentes aspectos de la vida (y la muerte) en el Antiguo Egipto, como el más allá, los dioses, el faraón y la sociedad, o la momificación y disfrutar de experiencias en 3D tan apasionantes como observar lo que hay dentro de una momia de gato, de halcón, de ibis o de ¡cocodrilo!

Entre lo mejor y más espectacular, la recreación digital del proceso de momificación de una de las momias de la colección, una momia con retrato de El Fayum, en la que puedes observar estupefacto, ¡Osiris nos valga!, como le sacan los órganos, colocan estos en los jarrones canopos al uso, la sumergen en natrón para desecarla, la cubren de resinas y finalmente la vendan meticulosamente, desde los pies a la cabeza.

Imposible no pensar en tantas momias del cine y correr a ponerse todas las películas del género, desde la clásica The mummy (1932), con Boris Karloff, la madre de todas las momias cinematográficas (basada en la momia real de Ramsés III) a las modernas y tan entretenidas con Brendan Fraser y Rachel Weisz (y Arnold Vosloo y ¡Patricia Velásquez! como los malos embalsamados), sin olvidar la última hasta el momento, la de Tom Cruise, pasando por las tan deliciosas de serie B de la Universal. Un perfecto complemento, el plan pelis de momias, para la visita virtual al Museo Egipcio y un día redondo de encierro.

Desgraciadamente no es posible disfrutar en vivo de los cursos del museo, la tienda y la estupenda librería. Para eso habrá que tener paciencia, aprendiendo de las momias.


Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50