Sociedad Civil Catalana

Sociedad Civil no cortará el tráfico a petición de la Urbana

La entidad acata los consejos que no cumple la concentración de Meridiana

Fernando Sánchez Costa, presidente de Sociedad Civil Catalana.
Fernando Sánchez Costa, presidente de Sociedad Civil Catalana.GIANLUCA BATTISTA

La entidad constitucionalista Sociedad Civil Catalana (SCC) ha decidido acatar las recomendaciones de la Guardia Urbana de Barcelona y, mañana viernes, no cortará totalmente el acceso a los túneles de Vallvidrera —los manifestantes dejarán un carril en cada sentido— y limitarán la protesta a 30 minutos en lugar de las dos horas que habían solicitado. Fuentes de la entidad aseguran que acatan las recomendaciones del Departamento de Interior y de la Guardia Urbana “porque el constitucionalismo no se va a poner en contra de las decisiones de los cuerpos de seguridad” pero critica una “doble vara de medir” en alusión a las decenas de personas que a diario cortan la Meridiana desde que el pasado octubre se hizo pública la sentencia condenatoria contra los líderes independentistas.

El pasado 28 de febrero, el presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, anunciaba en rueda de prensa: “Hasta que los trabajadores que pasan el día trabajando en Barcelona no puedan volver tranquilamente a casa, los independentistas tampoco podrán ir a esquiar tranquilamente los fines de semana”. Sánchez anunciaba una serie de cortes protagonizados por la entidad constitucionalista y notificaba a Interior que el primero de ellos iba a realizarse el viernes 6 de marzo en la intersección de la Via Augusta con la calle Hort de la Vila — metros antes del acceso a los túneles de Vallvidrera— entre las 19.00 y las 21.00.

La Dirección General de Administración de la Seguridad (DGAS) informó al Ayuntamiento del anuncio de la convocatoria como se hace de forma protocolaria cada vez que se da una ocupación de la vía pública. “Siempre es así, imaginemos que hay una convocatoria en el mismo lugar donde hay programada un maratón o algo parecido serían acciones incompatibles que habría que gestionar”, destacaba ayer una portavoz del Ayuntamiento. La Guardia Urbana entregó un informe pidiendo carriles y reducción de tiempo.

La portavoz del Consistorio defiende que la Guardia Urbana ha actuado de igual manera con los concentrados en la Meridiana. De hecho, las concentraciones independentistas comenzaron el 14 de octubre pero no fueron comunicadas a interior —por el vicepresidente de la ANC, Josep Cruanyes— hasta el 7 de diciembre. Desde entonces, la Guardia Urbana ha redactado hasta cuatro informes en los que progresivamente ha ido recomendando acortar el tiempo de las concentraciones, dejar carriles libres para emergencias, cambiar la ubicación de las protestas y, después de que nadie hiciera caso a sus informes, la prohibición del acto (Interior tampoco hizo caso a esta recomendación).

El conseller de Interior, Miquel Buch, defendió ayer la “legalidad” de los cortes diarios de la avenida de Meridiana y señaló que el Govern siempre defenderá el derecho a manifestación, “sea cual sea la ideología” de los que la ejerzan.

En respuesta a una interpelación en el pleno del diputado de Ciudadanos Matías Alonso, el conseller recordó que tanto la ley catalana como la Constitución “consagran el derecho de manifestación”, añadió que quien no haga lo propio “no es demócrata”.

Lo más visto en...

Top 50