_
_
_
_

Francisco de la Torre repetirá a los 80 años por sexta vez como candidato a la alcaldía de Málaga

El regidor del PP, que lleva 22 años en el cargo, concurrirá a las elecciones municipales

Francisco de la Torre alcalde Malaga
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, durante una conferencia de prensa, en una imagen de archivo.AYUNTAMIENTO (AYUNTAMIENTO)
Eva Saiz

No es la primera vez que Francisco de la Torre genera expectación sobre su continuidad como alcalde de Málaga. Ocurrió en 2018 cuando mantuvo en vilo a su partido —alegando que quería consultar su continuidad con su familia— y se ha repetido este mes de agosto, cuando el regidor malagueño puso como fecha el final del verano para confirmar si se presentaría por sexta vez a la alcaldía de la sexta ciudad más importante de España. Justo cuando quedan pocos días para que termine el solsticio de verano, fiel a su palabra, De la Torre, que tiene 79 años y cumple 80 a finales de 2022, ha confirmado que repetirá como candidato del PP.

Málaga es uno de los principales bastiones de los populares en Andalucía y De la Torre un referente, no solo dentro de su propia formación, sino para otros alcaldes y profesionales del ámbito de la administración y el municipalismo que ven en su forma de gestionar y de imponer un modelo determinado de ciudad, más allá del sol y la playa. El PP andaluz tiene ahora por delante la difícil y arriesgada tarea de consolidar en las municipales la mayoría absoluta que consiguió en las últimas elecciones autonómicas del 19-J, donde prácticamente todo el mapa de la comunidad se tiñó de azul. Los populares fueron la fuerza más votada en localidades tradicionalmente socialistas, como Dos Hermanas o Utrera, donde ni siquiera tienen representación municipal. Conseguir candidatos que puedan retener ese impulso en unos comicios donde prima más la cercanía y la persona que las siglas del partido es el próximo reto para ese partido.

Y de personalismo sabe mucho De la Torre, un político acostumbrado a poner su nombre —Paco— por encima de las siglas en cada una de las elecciones municipales a las que ha concurrido desde que en 2000 tomara la vara de mando de Celia Villalobos, cuando José María Aznar la llamó para formar parte de su gabinete en La Moncloa. De la Torre ha forjado en estos años su propia marca, explotando un liberalismo moderado trufado con dosis de populismo refinado.

Como él mismo presume, es “alcalde 25 horas”, aunque saca tiempo para andar todas las mañanas y nadar un par de veces por semana. Le gusta caminar hasta el Ayuntamiento para poder hablar con los vecinos. Ha transformado la ciudad, convirtiéndola no solo en la capital de los museos, sino situándola como polo de atracción de las empresas tecnológicas que ven en el clima malagueño un remedo de Silicon Valey, pero más asequible económicamente, y en el paraíso del teletrabajo (Málaga ha crecido en población gracias a la llegada de empleados que con la pandemia decidieron trasladar su centro de operaciones a un clima más benévolo como el malagueño).

En estos casi 23 años ha conseguido tres mayorías absolutas y los dos últimos mandatos ha gobernado con el apoyo de Ciudadanos. En este tiempo su alargada sombra no ha permitido crecer a ningún sucesor que pudiera darle el relevo al frente del partido. Su formación lo intentó a partir de 2015, pero quien aparecía como su eterno delfín, Elías Bendodo, ha acabado como número tres del PP después de ejercer como todopoderoso consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Tampoco en estos años ha habido opositores con un perfil que pudiera cuestionar su continuidad en la Casona, la sede del consistorio malagueño.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No obstante, en este último mandato los problemas de limpieza de la ciudad y la sensación de sus propios vecinos de ser ajenos a esa transformación del municipio han dado argumentos a la oposición para desgastar a De la Torre. Tras su confirmación como candidato por el PP, el resto de contrincantes también se van perfilando. Todo apunta a que Dani Pérez repetirá como aspirante por parte del PSOE. En Ciudadanos también será Noelia Losada, su actual portavoz, quien concurra en 2023. Más dudas suscita el conglomerado de izquierdas, toda vez que Unidas Podemos ha confirmado que no formará parte de la coalición que integra, aunque sin sus siglas, en el Parlamento andaluz con la marca Por Andalucía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Eva Saiz
Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_