_
_
_
_

La Policía detiene en Madrid a ‘La J’, el fugitivo más buscado de la República Dominicana

El prófugo, perseguido por delitos de narcotráfico y decenas de asesinatos, llegó a amenazar de muerte a la procuradora general del país caribeño, según la investigación

Detención de Joel Ambiorix P. G., conocido como La J, el miércoles en San Sebastián de los Reyes.
Detención de Joel Ambiorix P. G., conocido como La J, el miércoles en San Sebastián de los Reyes.POLICIA NACIONAL
Juana Viúdez

El fugitivo más buscado de la República Dominicana ha sido detenido en San Sebastián de los Reyes (Madrid), donde vivía con su pareja, según ha informado este jueves la Policía Nacional. Las autoridades dominicanas investigan a Joel Ambiorix P. G., de 45 años y conocido como La J, por decenas de asesinatos, amenazas de muerte y narcotráfico. Considerado por la policía del país caribeño el jefe de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y el sicariato, se le acusa también de amenazar a la procuradora general de la República, un cargo equivalente a la fiscal general del Estado, Míriam Germán Brito, y a integrantes de organizaciones criminales rivales. Por todos esos delitos, La J se enfrenta a una petición fiscal de 30 años de prisión.

La causa más reciente que tiene pendiente el detenido es el presunto encargo del asesinato de un preso el pasado 15 enero en el centro penitenciario El Pinito, en la provincia dominicana de La Vega. Según la investigación, lo mandó matar por “problemas personales” relacionados con el tráfico de drogas. Y contó para ello con un aliado, miembro de su organización y preso en la misma cárcel, que suministró a la víctima “un vaso con un contenido de jugo verde que tenía una sustancia tóxica”, según el ministerio público de la República Dominicana. Esa sustancia tóxica era metomilo, un insecticida que puede ser letal si es ingerido o inhalado, señalan fuentes conocedoras del caso.

La J fue arrestado el miércoles en el aparcamiento subterráneo de la finca en la que residía con su pareja, de la que también se sospecha que pertenece a la organización criminal. Vestido con ropa informal ―pantalón corto oscuro, camiseta blanca sin mangas y chanclas―, fue trasladado a dependencias policiales. La Audiencia Nacional ha decidido su ingreso en prisión provisional, según fuentes jurídicas. La decisión se ha tomado después de que se haya negado a ser extraditado a su país, informa J. J. Gálvez. El ministerio público del país caribeño ha agradecido la colaboración de la Interpol y de las autoridades de España para perseguir y capturar al imputado y que pueda responder ante los tribunales dominicanos.

La República Dominicana solicitó colaboración a Interpol en marzo, ante la posibilidad de que el prófugo pudiera encontrarse en España. La muerte más reciente por la que se le reclama está relacionada con problemas del control de puntos de suministro de drogas. Pero el arrestado también aparece señalado en otras causas judiciales y policiales por su vinculación, de forma directa o como autor intelectual, de “decenas de muertes violentas” en varias provincias del norte de la República Dominicana y por ser supuestamente el jefe de una organización criminal dedicada al sicariato, al tráfico de drogas a nivel nacional e internacional, al blanqueo de capitales y a regentar la mayoría de puntos de venta de la Ciudad de Santiago de los Caballeros. Por todo ello tenía vigente una Orden Internacional de Detención. Varias agencias del Estado dominicano han participado en las investigaciones. En junio en 2023, el Ministerio Público puso en marcha una operación denominada Halcón IV, en la que se engloban todas ellas.

Durante esa operación, el Ministerio Público aseguró que Joel Ambioris P. G. fue deportado de Estados Unidos después de cumplir una pena por narcotráfico. Después viajó a Colombia como ciudadano dominicano y desde allí, y con identidad de colombiano, viajó hasta España, donde se había establecido como dominicano. “La investigación ha encontrado evidencias de que varios miembros de las distintas organizaciones criminales se van a España, luego de cometer delitos de sangre o acciones de narcotráfico en República Dominicana”, destacaba la fiscalía.

La procuradora Míriam Germán Brito denunció públicamente que había recibido unos mensajes con las amenazas. “Alguien que me mandó un mensaje por Whatsapp, que si le tocaban a su gente, en las cárceles, eso se iba a resolver con sangre y que no era la mía, que el que escribía, y lo dijo así mismo ‘yo le puedo mandar a matar a su hijo”, explicó. Varios medios dominicanos se hicieron eco de un comunicado del investigado en el que negaba haber amenazado a la representante del Ministerio Público y se desvinculaba de las investigaciones de la Policía y la Justicia dominicana en su contra amparándose en que llevaba más de 15 años fuera del país. Su abogado, Tomás Castro, también concedió varias entrevistas en las que defendió la inocencia de su cliente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tras recibir la petición de ayuda, los agentes de Policía Nacional especializados en fugitivos localizaron primero un domicilio del reclamado en Madrid, donde se había empadronado con su pareja. Sin embargo, el hombre no frecuentaba ese lugar, y descubrieron que tenía una red de colaboradores y personas interpuestas que le daban protección y cobertura. En los desplazamientos siempre viajaba oculto, de forma que no se le pudiera ver desde fuera, señalan fuentes policiales. Tras nuevas indagaciones, los agentes localizaron otro domicilio donde, después de varios días de vigilancia, finalmente ha sido detenido.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Juana Viúdez
Es redactora de la sección de España, donde realiza labores de redacción y edición. Ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria profesional en EL PAÍS. Antes trabajó en el diario Málaga Hoy y en Cadena Ser. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de periodismo de EL PAÍS.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_