_
_
_
_

Feijóo encauza la posición del PP sobre Palestina tras el malestar interno por las palabras de Aznar

El líder del PP respalda la solución de los dos Estados, pero no el cuándo y el cómo que plantea el Gobierno

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante el debate parlamentario de este miércoles en el Congreso.Foto: SAMUEL SÁNCHEZ | Vídeo: EPV
Elsa García de Blas

Casi una semana después de que resonaran las palabras de José María Aznar sobre Palestina, Alberto Núñez Feijóo ha dejado de ponerse de perfil y ha encauzado la posición del PP. El expresidente del Gobierno irrumpió hace unos días oponiéndose al reconocimiento del Estado palestino, llenando el vacío que había dejado el líder del PP. “A los que defienden la creación de un Estado palestino ahora... ¿a qué Estado se están refiriendo? Eso no existe”, dijo Aznar, que fue contestado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que está liderando en el exterior la iniciativa del reconocimiento de Palestina. “El [Estado palestino] existe y existirá”, le replicó el líder socialista, en un choque que dejó al líder del PP en una posición incómoda, mientras cundía el malestar en el PP con el protagonismo de su expresidente. Feijóo, alega su equipo directo, no había querido entrar en este asunto hasta ahora para no dar una baza a Sánchez en su intento de “desviar la atención” hacia la política exterior para “escapar” de los asuntos domésticos, pero ante el aumento de la presión aprovechó el debate de este miércoles para ordenar la posición del PP. El líder del PP se distancia de Aznar respaldando la solución de los dos Estados, pero advierte a Sánchez de que no apoya su iniciativa, lo que sigue amenazando el consenso parlamentario sobre este asunto que se debatió en el Congreso en 2014, durante el Gobierno de Mariano Rajoy.

Después de días de confusión y dudas en el PP sobre la postura del partido ante el reconocimiento del Estado de Palestina que promueve Pedro Sánchez, el líder popular aclaró al fin dónde está el PP. Feijóo anunció en el debate que el PP “comparte la solución de los dos Estados” y que “sigue vigente la posición de hace una década, la de 2014″, en referencia a la proposición que el PP apoyó ese año de reconocimiento del Estado palestino. Sin embargo, el líder popular advirtió de que el “cuándo y el cómo” son “claves”, y sostuvo que el PP respaldaría esta iniciativa si el reconocimiento fuera “como resultado de un proceso negociador” y “cuente con masa crítica de más países de peso”, condiciones que no se cumplen en estos momentos.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante el debate parlamentario de este miércoles en el Congreso.
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante el debate parlamentario de este miércoles en el Congreso.Samuel Sánchez

Feijóo descalificó de hecho la iniciativa del presidente como una propuesta de “brocha gorda” y la atribuyó a que está “cegado por las ansias del protagonismo”. “El reconocimiento de un Estado sin que se den las condiciones para que sea viable puede perjudicar a los palestinos”, alertó. “No le digo que no reconozca el Estado palestino”, interpeló a Sánchez, “le digo que no lo haga solo”. El presidente, por su parte, percutió al líder del PP con insistencia con las palabras de Aznar. “Dice que lo hagan antes otros países de peso. ¿Esa es su propuesta para la política exterior de España? ¿Que lo hagan otros? Usted no tiene autonomía política porque el que decide es el señor Aznar. Usted baja la cabeza y asiente ante lo que dice”.

Feijóo había navegado de perfil durante casi una semana, hasta este miércoles, tras las palabras del expresidente del PP, que provocaron malestar interno en sectores de la cúpula del partido. “Con todos los respetos hacia los expresidentes, ¿por qué se hace caso de lo que dice Aznar? Si no se escucha a Felipe González, ¿por qué sí a Aznar?”, se queja un dirigente de la cúpula del PP. “La posición estaba fijada desde 2014″, insiste este miembro de la dirección en referencia a la propuesta que el PP votó aquel año en el Congreso y que respaldaba la solución de los dos Estados.

Después de que Feijóo marcara al fin la posición, Génova, oficialmente, evitó el choque con el expresidente y encuadró las diferencias en que “el PP es un partido amplio en el que caben distintas opiniones”. Las discrepancias llegan hasta la cúpula porque el vicesecretario de Coordinación Autonómica y miembro del comité de dirección de Feijóo, Elías Bendodo, que es judío, ha reconocido que se encuentra más próximo a la tesis de Aznar. “Estoy mucho más cerca de la opinión del presidente Aznar, pero muchísimo, muchísimo, muchísimo más cerca que, evidentemente, de la de Pedro Sánchez”, dijo hace unos días preguntado al respecto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La dirección del PP está molesta con el intento de Sánchez de dirigir el debate hacia asuntos de política exterior y sostiene que sus giras al extranjero ―esta semana viaja a Noruega e Irlanda― son su “Marina d’Or”, en referencia a la ciudad de vacaciones de Castellón. “Está embarcado en una gira de promoción personal”, censuran en Génova. Feijóo nunca se ha sentido del todo cómodo en los asuntos de política exterior, y en todo caso prefiere central el tiro en la política doméstica como el caso Koldo y la amnistía, que cree que desgastan más al PSOE.

Durante el debate con Sánchez en el Congreso, el líder del PP se hizo eco también de teorías de la conspiración como la que sostiene que Sánchez cambió la posición de España sobre el Sáhara porque Marruecos le espió el móvil. “Deje de sacrificar el interés de España por asuntos personales, por lo que tiene en sus móviles”, dijo el líder del PP. De la misma forma, Feijóo sugirió una supuesta connivencia del Gobierno español con el presidente de Venezuela a raíz de la visita de la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez a Madrid en enero de 2021, donde se reunió con el exministro José Luis Ábalos, un caso que fue archivado por la Audiencia Nacional ese año. “Protege usted a Maduro por lo que su vicepresidenta trajo en maletas”, lanzó pese a ello este miércoles Feijóo. “Qué valiente es con los dictadores muertos”, espetó a Sánchez, “y qué sumiso con los vivos”, remachó. Esa misma frase había sido utilizada por su predecesor al frente del PP, Pablo Casado, para cuestionar la exhumación del dictador Franco.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Elsa García de Blas
Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_