_
_
_
_

Garriga cargó facturas por valor de 52.400 euros al grupo de Vox en el Parlamento catalán

Más de la mitad de la subvención que recibe la formación ultra de la cámara autonómica se transfiere al aparato nacional del partido en Madrid

El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, durante una rueda de prensa
El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, durante una rueda de prensa el pasado mes de febrero.Fernando Sánchez (Europa Press)
Miguel González

El secretario general y vicepresidente de Vox, Ignacio Garriga, cargó facturas por valor de 52.400 euros en dos años al grupo parlamentario del partido ultra en el Parlamento catalán, del que es presidente, según revela este martes El Confidencial. En concreto, Garriga habría cargado 10 facturas por un importe conjunto de 14.316 euros en 2021 y otras 12 por valor de 38.085 en 2022, a pesar de percibir una retribución anual de 87.276 euros como diputado.

La expresidenta de Vox en Tarragona Isabel Lázaro ha remitido al Comité Ejecutivo Nacional del partido una carta en la que acusa a Garriga de haber pagado con tarjetas del grupo parlamentario envíos de comida a domicilio a través de la aplicación Glovo, gastos de peluquería, tintorería o supermercado. “Sumando todos estos importes la cantidad es importante, pero la gravedad del asunto es el concepto. ¡Creía que nosotros veníamos a cambiar las cosas!”, señala la misiva. La hasta ahora diputada de Vox en el Parlament asegura que pidió a Garriga una reunión para tratar este asunto, pero que el número dos del partido ultra no encontró el momento de reunirse con ella hasta que le comunicó su destitución como responsable provincial de la formación.

En rueda de prensa el pasado lunes, el portavoz nacional del partido, José Antonio Fúster, despachó la denuncia de Isabel Lázaro alegando que se trata de un “pataleo” de la diputada autonómica por su exclusión de las listas para las elecciones catalanas del 12 de mayo. “Nos vamos a cuidar de tomar medidas contra cualquier calumnia y acusación infundada”, advirtió Fúster, quien justificó las facturas cargadas por Garriga al Parlament como “gastos cotidianos de un grupo parlamentario”.

Las cuentas del grupo de Vox en el Parlamento catalán correspondientes a 2022, las últimas presentadas, a las que ha tenido acceso EL PAÍS, muestran una situación de vaciamiento patrimonial. Tras haber tenido un excedente de 249.568 euros en 2021, se pasó a un déficit de 246.168 euros al año siguiente, a pesar de que la subvención recibida del Parlamento catalán pasó de 839.800 euros a 1.032,815. Más de la mitad de este dinero público (el 50,55%, 522136 euros) fue a parar a las arcas del aparato central de Vox en Madrid, como pago por los servicios prestados por la dirección nacional a su grupo en el Parlament.

La segunda partida más importante es la correspondiente a los gastos de personal (283.959 euros, correspondientes a las retribuciones y cotizaciones sociales de 13 empleados del grupo parlamentario), seguida del pago a asesores y consultores externos, por valor de 203.062 euros. Las siguientes partidas en volumen son las correspondientes a gastos de viaje (149.454 euros) y manutención (39.331 euros), a las que se habrían cargado supuestamente las facturas de Ignacio Garriga.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_