_
_
_
_

Feijóo y Abascal se lanzan al choque mientras mantienen intactas sus alianzas

Sémper acusa al líder de Vox de “evocar la violencia” por sus palabras sobre “colgar de los pies” a Sánchez, mientras el partido ultra ataca a González Pons por la actividad profesional de su hijo

Abascal, líder de Vox, saluda a Feijóo
Abascal y Feijóo, el pasado septiembre en el Congreso.Claudio Álvarez
Elsa García de Blas

Cruzado el Rubicón de la investidura de Pedro Sánchez, ante la que PP y Vox alinearon sus estrategias para tratar de impedir ―sin éxito― que prosperara, los dos partidos de la derecha se han embarcado en una guerra mutua que, de momento, mantiene intactas sus alianzas. No obstante, la tensión entre populares y Vox es creciente, y las acusaciones van y vienen entre ambos partidos, que cogobiernan en cinco comunidades autónomas y los principales ayuntamientos del país. El último episodio de tensión ha ocurrido a cuenta de las palabras de Santiago Abascal desde Buenos Aires, donde afirmó en una entrevista que ”habrá un momento en que el pueblo querrá colgar de los pies al presidente del Gobierno”. El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha condenado esas declaraciones, mientras el portavoz del PP, Borja Sémper, ha acusado al líder ultra de “evocar violencia” con ese tipo de pronunciamientos. En paralelo, la extrema derecha carga contra uno de los principales dirigentes del PP, Esteban González Pons, por la actividad profesional de su hijo, enrareciendo al máximo el clima entre los dos partidos aliados.

Feijóo ha condenado las declaraciones de Abascal sobre Sánchez acusándolo también de hacerle “el juego” al presidente socialista. El líder del PP ha atacado además a Sánchez, diciendo que las palabras del líder de Vox “van en la misma línea que el presidente Sánchez de construir un muro entre las dos Españas”, pero se ha desmarcado con claridad de Abascal. “No solamente son condenables, sino que no tenemos nada que ver con este tipo de pronunciamientos, las lamentamos profundamente”, ha afirmado en Telecinco, ante lo cual Abascal ha reaccionado con furia contra el líder del PP. “Contestan a las manipulaciones del gobierno y de sus meretrices mediáticas como si fueran realidades. Y piden perdón a la izquierda nada más empezar a hablar. Son los nostálgicos de la derechita cobarde. Mejor un muro frente al golpe que sentarse con los golpistas a negociar políticas, comisiones y sillones. La estafa al pueblo español; eso condenamos nosotros”, se ha quejado el líder ultra.

Tras Feijóo, el portavoz del PP, Borja Sémper, ha acusado a Abascal de “evocar violencia” con esas palabras, que ha calificado de “absolutamente censurables” desde el plano “ético” como el “político”. “El señor Abascal, siempre que el Gobierno está en apuros, tiene la virtud de de darle oxígeno”, ha lamentado Sémper. “Además del rechazo ético que cualquier persona manifiesta en su sano juicio, hoy se habla de esto y se habla menos de amnistía. Nosotros tenemos otro estilo”.

Pese al choque, fuentes de la dirección del PP descartan que esta tensión esté provocando problemas en sus Gobiernos conjuntos con Vox, como tampoco consideran una contradicción desmarcarse de la deriva cada vez más radical del partido de extrema derecha mientras mantienen intactas sus alianzas. En rueda de prensa tras el comité de dirección, el portavoz del partido, Borja Sémper, ha esquivado la pregunta sobre cómo afecta a la relación de sus Gobiernos que el PP se desmarque de forma tan contundente de las palabras de Abascal, mientras ha insistido en que Vox y Abascal son “colaboradores necesarios” de la estrategia de crispación y del intento de crear “dos grandes bloques en España irreconciliables”.

Pero el partido ultra no se ha detenido ahí y se ha lanzado al ataque contra uno de los principales dirigentes populares y figura de estrecha confianza de Feijóo, el vicesecretario Esteban González Pons. El punto de ataque contra el popular es una información de OkDiario publicada este lunes que asegura que el hijo del vicesecretario, Esteban González Guitart, fue en 2017 apoderado de la energética rusa Gazprom mientras González Pons ejercía como eurodiputado.

Algunos de los principales dirigentes de Vox, como Jorge Buxadé, vicepresidente primero del partido, han movido la noticia en las redes sociales agitando la sospecha contra González Pons. “El hijo de González Pons fue con 25 años ‘representante en España’ de la megaempresa de Putin: Gazprom; y según la noticia, dice que ahora se entera. En esos tiempos, Puigdemont daba un golpe de Estado. González Pons estaba a sus cosas en Bruselas”, ha escrito Buxadé en la red social X (antes Twitter).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Fuentes de la dirección del PP confirman que el hijo de González Pons ejerció como apoderado de la energética en su etapa como abogado de Baker & McKenzie, pero alegan que lo hizo junto a un grupo de letrados de esa firma que eran los encargados de presentar los papeles en representación legal de la compañía. González Pons ha guardado silencio, mientras la tensión sigue escalando entre los dos partidos aliados.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Elsa García de Blas
Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_