_
_
_
_

El PP mete a Vox en el Gobierno de Cartagena

La alcaldesa popular Noelia Arroyo acepta incorporar a su equipo a los cuatro concejales ultras para asegurarse la aprobación de los Presupuestos de la segunda ciudad de la Región de Murcia

Noelia Arroyo alcaldesa de Cartagena
La alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, en una imagen de archivo.AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA
Virginia Vadillo

El PP y Vox han llegado a un acuerdo para gobernar juntos en el Ayuntamiento de Cartagena, la segunda ciudad más poblada de la Región de Murcia, donde desde el pasado 28 de mayo los populares, que fueron la lista más votada, venían gobernando en minoría. El acuerdo, que se formalizó este jueves, llega después de que el pasado 20 de octubre los populares no lograran sacar adelante su propuesta de ordenanzas fiscales para 2024. PP y Vox ya gobiernan en coalición en la comunidad autónoma y en otros cuatro municipios.

Tras las elecciones municipales del pasado 28 de mayo, el PP se hizo con la alcaldía de 33 de los 45 municipios de la comunidad autónoma. En 15 de ellos, incluida la capital, gobierna con mayoría absoluta y en otros cuatro, en los que no había sido la lista más votada (Molina de Segura, Cieza, Puerto Lumbreras y Las Torres de Cotillas), llegó a acuerdos de gobierno con Vox.

Quedaban, por tanto, otros 14 municipios en los que el PP preside los ayuntamientos en minoría. Hasta ayer, cuando los populares llegaron a un acuerdo con los de Santiago Abascal para introducirlos en el Gobierno de Cartagena y garantizarse así la aprobación de los presupuestos municipales para el resto de la legislatura.

En la ciudad costera, la segunda por población de la comunidad autónoma, con unos 217.000 habitantes, el equipo liderado por la popular Noelia Arroyo contaba con 10 concejales de un total de 27. La segunda fuerza más votada, el partido local Movimiento Ciudadano, con ocho concejales, estaba vetado de antemano para un posible pacto con el PP, como también lo estaba el PSOE, con cuatro. Vox obtuvo otros cuatro y el partido local Sí Cartagena, uno.

Arroyo ha venido gobernado en minoría durante los últimos meses, pero con la inminente necesidad de sacar adelante los presupuestos para el próximo año y las ordenanzas fiscales, la presión de Vox para entrar a formar parte del Gobierno local ha ido en aumento. El punto de inflexión fue el pleno del pasado 20 de octubre, cuando los ultras unieron su voto en contra de la propuesta de ordenanzas fiscales al del resto de la oposición, impidiendo su aprobación. En el acuerdo suscrito este jueves, los de Vox se comprometen a apoyar ahora ese borrado tal y como estaba planteado, sin ninguna modificación, para poder así cumplir con los plazos para que entren en vigor el 1 de enero. Se comprometen también a sacar adelante “en tiempo y forma” los presupuestos municipales para los próximo cuatro años, a revisar el Plan General de Ordenación Urbana y a aumentar las inversiones hasta llegar a los 60 millones de euros al final de la legislatura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Virginia Vadillo
Es la corresponsal de EL PAÍS en la Región de Murcia, donde escribe sobre la actualidad política, social y medioambiental desde 2017. También trabaja con la Agencia EFE en esa comunidad autónoma. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo de Agencias por la Universidad Rey Juan Carlos.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_