_
_
_
_
_

Centenares de manifestantes protestan contra la amnistía y el pacto de socialistas e independentistas ante la sede del PSOE

La concentración había sido convocada a través de redes sociales y cuenta con el apoyo de Vox

Protesta frente a la sede del PSOE en la calle Ferraz contra la amnistía, este viernes en Madrid.
Protesta frente a la sede del PSOE en la calle Ferraz contra la amnistía, este viernes en Madrid.Claudio Álvarez

Varios centenares de manifestantes han protestado la tarde y noche de este viernes a las puertas de la sede federal del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz. La protesta, convocada a través de redes sociales, responde al acuerdo de los socialistas con ERC para investir presidente a Sánchez, alcanzado este jueves, y a las actuales negociaciones con Junts, con el trasfondo de la previsible aprobación de una ley de amnistía a los involucrados en el procés.

La manifestación, convocada este jueves a través de redes sociales, se ha desarrollado con una fuerte presencia policial. Los agentes antidisturbios, unos 90, ha cortado con vallas la calle Ferraz en la intersección con la calle Buen Suceso. La policía, que solo ha permitido el paso a los vecinos de los edificios aledaños, ha desplazado a la zona siete furgones antidisturbios y un helicóptero, también policial, ha sobrevolado el barrio de Argüelles. Una persona ha sido detenida al intentar saltarse la barrera policial y negarse, tres veces, a mostrar su documentación a los agentes, según fuentes policiales y de la Delegación del Gobierno.

El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, de Vox, apoyó en su cuenta de X (antes Twitter), la protesta antes de su inicio: “Me dicen algunos madrileños que se ha quedado una buena tarde para dar un paseo por Ferraz a las 19.00 horas. Sería una pena estar en Madrid y no ir”. Ya mientras se desarrollaba, la cuenta oficial del partido ultra ha apoyado la movilización difundiendo un vídeo en X y con el mensaje “Esto no es más que el principio. Movilización permanente contra la mayor traición”. También había apoyado la concentración el lobby ultracatólico Hazte Oír.

La concentración ante la sede del PSOE no había sido comunicada oficialmente por ninguna organización o persona a título individual a la Delegación de Gobierno, según han confirmado a este diario fuentes de este organismo. La falta de esta comunicación previa de una reunión “en lugares de tránsito público” puede acarrear sanciones para los convocantes si son identificados, según se recoge en la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida como ley mordaza. No obstante, la norma no contempla actual contra los participantes ni disolver la protesta, salvo que se ponga en peligro personas y bienes.

Esta comunicación previa permite a las fuerzas de seguridad organizar el dispositivo para prevenir incidentes, aunque en este caso ya estaba listo un operativo al haber conocido la policía con antelación que se iba a celebrar gracias a los mensajes animando a participar en la misma que habían comenzado a circular en grupos de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp y en redes sociales, al menos, desde este jueves. Por ello, la Jefatura Superior de Policía de Madrid había preparado el despliegue de dos grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP, conocidos coloquialmente como antidisturbios), unos 90 agentes, según detallan fuentes policiales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Varios asistentes aseguran que se han enterado de la concentración por redes sociales y por el voz a voz entre amigos. Diana Patiño ha llegado antes de las 19.00, la hora fijada por la convocatoria, a los alrededores de la sede del PSOE. “Pensé que iba a haber muchísima gente y quería estar en primera fila. Me he enterado por Vox”, ha asegurado la manifestante, con la espalda cubierta con una bandera española que reza “España despierta”. “Vengo para que el terrorismo no vuelva a las calles como cuando estábamos con ETA. Pedimos democracia, libertad para votar”, ha afirmado.

Víctor ha llegado a las 19.45 directamente desde la universidad. “Me he enterado por Twitter, he comprado pintura y he hecho este cartel”, dice y levanta un cartón con el mensaje “España está harta de arrodillarse”. “Protesto porque lo que está haciendo este Gobierno es imperdonable. Están tocando la unidad nacional y ahora nos están tocando los bolsillos con el perdón a la deuda a Cataluña”, ha asegurado el joven. A su alrededor, centenares de personas de todas las edades han continuado profiriendo los lemas: “Si no hay solución a la revolución”, “Sánchez a prisión, ni amnistía ni perdón” y “Madrid será la tumba del sanchismo”.

A las 21.40 se ha reabierto al tráfico la calle de Ferraz, aunque un pequeño grupo de personas permanecía en la acera para organizar próximas convocatorias a través de grupos de WhatsApp y Telegram.

Con información de Óscar López-Fonseca.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_