_
_
_
_
_

Dos polizones con 100 kilos de cocaína saltan al mar desde un portacontenedores a 20 kilómetros de Ceuta

Los dos detenidos esperaban ser rescatados por un barco cómplice, pero los aguardaba una patrullera de la Guardia Civil

Dos hombres han sido detenidos en el mar al que acababa de saltar desde el portacontenedores Olivia I, en el que habían viajado como polizones con una carga que justificaba su viaje clandestino: tres fardos insumergibles con un total de 100 kilos de cocaína. Los dos viajeros ilegales supuestamente estaban coordinados con un barco que recogerlos, pero quien les estaba esperando en realidad era una patrullera de la Guardia Civil, que rescató a los dos polizones, se incautó de la droga y transportó a todos hasta Algeciras. Toda la operación, incluido el salto físico de los dos hombres con sus trajes de neopreno a las frías aguas del Estrecho, ha quedado grabado en vídeo, con tomas desde distintos ángulos.

El buque portacontenedores Olivia I Majuro, con bandera de las islas Marshall (en mitad del Pacífico) y una eslora de 271 metros, había zarpado de Cartagena (Colombia) el pasado 15 de octubre, con destino al puerto de Algeciras, donde atracó el 24 de este mes para partir al día siguiente con destino Malta y, posteriormente, Génova (Italia). La Guardia Civil ya fue alertada de la posibilidad de que dicho barco fuera utilizado para transportar droga.

Por ello, los guardias decidieron seguir el buque, que en popa lucía un extraño colgajo, tres cuerdas con hatillos cuyo contenido no podía apreciarse. Mientras el barco era observado desde el mar por un avión de la fuerza aérea de Portugal y lo seguía una patrullera de la Guardia Civil, un marino localizó tanto los fardos como a los polizones que saltaron al mar por el lado de estribor, ante la mirada de los agentes, que no daban crédito a que se lanzaran a las frías aguas del Estrecho a 11 millas náuticas (unos 20 kilómetros) de Ceuta.

La Guardia Civil ha explicado en una nota que este es un método aparentemente conocido en el tráfico de cocaína: “El modus operandi de los polizones consiste en viajar ocultos en el barco y en un momento de la travesía se arrojan al mar junto a la droga para ser posteriormente rescatados por otra embarcación con la que están coordinados”.

Los dos hombres iban protegidos por trajes de neopreno y llevaban los fardos unidos a unos salvavidas y con balizas, lo que impide que la droga se hunda y que pueda ser localizada en todo momento mediante señal GPS. Los fardos, los colgajos que el buque lucía en popa, llevaban 100 kilos de cocaína. La Guardia Civil no ha facilitado las identidades ni las nacionalidades de los apresados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_