España se suma al plan europeo para entregar tanques Leopard a Ucrania

“No se entendería que estuviéramos en otro lugar. La posición es estar con nuestros aliados”, afirma el ministro de Presidencia, Félix Bolaños

Tanques Leopard del Ejército de Tierra en 2016. Foto: Mnisterio de Defensa | Vídeo: Europa Press

España se sumará a la entrega de tanques Leopard a Kiev una vez que Alemania, tras meses de resistirse a entregarlo, haya aceptado suministrar este potente carro de combate de fabricación germana al Ejército ucranio. El Gobierno español había condicionado a la existencia previa de un acuerdo a nivel europeo su participación en la operación para dotar a Ucrania de un sistema capaz de contrarrestar la potencia de fuego de los modernos tanques rusos.

Los ministerios de Defensa y Exteriores, así como La Moncloa, están evaluando las características de la contribución española a un programa en el que está previsto que participen numerosos países europeos y de la OTAN; algunos mediante la entrega directa de carros de combate y otros, con financiación. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha dado por sentado este miércoles que España mandará Leopard a Ucrania. “No se entendería que estuviéramos en otro lugar. España está donde tiene que estar. Con Alemania, Francia, Italia o Portugal. La posición es estar con nuestros aliados y socios: ayudar a Ucrania. Es una decisión que se enmarca en nuestra colaboración dentro de la OTAN”, ha dicho en un desayuno informativo.

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, en declaraciones a la Agencia EFE, este miércoles.Foto: Eduardo Oyana (EFE) | Vídeo: EPV

Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado a Efe que España está dispuesta a enviar tanques Leopard a Ucrania y adiestrar a los militares ucranios en su uso. Una vez que Alemania ha confirmado oficialmente que suministrará estos carros de combate a Kiev y permitirá que otros países lo hagan, Robles ha declarado: “España está dispuesta, desde la coordinación con nuestros aliados, a tratar todo lo que sea necesario y haga referencia al envío de los Leopard y al entrenamiento; y a ayudar también a su sostenimiento y mantenimiento”.

Defensa, según Robles, se va a poner en contacto con el grupo de coordinación encabezado por Estados Unidos para determinar cuáles son las necesidades de Ucrania y, dentro de ellas, las capacidades españolas para el suministro de carros de combate, el adiestramiento y el mantenimiento, por lo que no se puede precisar aún el número de blindados que serán suministrados. En todo caso, ha precisado, los Leopard que se entreguen deberán someterse a una revisión de cuarto escalón, la más exigente de todas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Ejército español es uno de los que más carros de combate Leopard tiene, 347 en total. De esta cifra, 239 corresponden al modelo Leopard 2E, fabricado en España y equivalente al A6 alemán; y 108 son Leopard 2 A4, que se compraron de segunda mano a Alemania en 1995, como preámbulo al contrato de fabricación de los carros de combate en España.

Más de la mitad de los vehículos de este último lote fueron hibernados hace más de una década en la base logística del Ejército de Tierra en Zaragoza y sometidos a un proceso de deshumectación (retirar las baterías, aceites, etcétera) para evitar su deterioro. Cuando EL PAÍS publicó en junio que España estaba dispuesta a entregarlos a Kiev, se produjo una fuerte polémica en Berlín porque, como país fabricante, su Gobierno tenía que autorizar la operación y estaba dividido al respecto. La ministra de Defensa, Margarita Robles, intentó zanjar el asunto alegando que los carros se encontraban “en un estado lamentable” y no se podían usar porque serían “un riesgo para las personas”. Por su parte, el Ministerio de Defensa alemán se zafó de la polémica alegando que España no había solicitado formalmente su reexportación.

Un tanque Leopard 2 A4 durante unas maniobras.
Un tanque Leopard 2 A4 durante unas maniobras.Ministerio de Defensa

Los carros de Zaragoza fueron objeto de una minuciosa inspección durante el verano y alrededor de 20 de ellos estarían en un estado aceptable, mientras que una cifra similar necesitarían ser reconstruidos, según fuentes militares. Incluso si no están en condiciones de abrir fuego, se podrían utilizar al menos como carros de recuperación, pues las barcazas se conservan bien. Ese es el destino que les reservaba el Ejército español: usarlos como grúas para recuperar carros varados, dañados o averiados. Si Ucrania forma compañías o batallones de Leopard, necesitará también carros de este tipo para recuperarlos en el campo de batalla. En todo caso, admiten las fuentes consultadas, requerirán una puesta a punto que llevará varios meses. y una fuerte inversión.

El Gobierno parece inclinarse por entregar carros que ya estén operativos, lo que sería más rápido. El Ejército de Tierra dispone de dos escuadrones de Leopard 2 A4 (con entre 15 y 20 unidades cada uno) destacados en Ceuta y Melilla que podrían ser enviados de inmediato, pero recurrir a ellos supondría desguarnecer las dos plazas norteafricanas, a menos que se procediera a su sustitución inmediata por el Leopard E, más moderno. Además, dispone tiene media docena de carros A4 para entrenamiento e instrucción en el campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza) y las academias de Infantería y Caballería, en Toledo y Valladolid.

La opción más generosa sería suministrar una compañía de tanques Leopard 2E (15 vehículos en total) retirando al menos una sección (cuatro vehículos) de cada una las tres brigadas mecanizadas con que cuenta el Ejército de Tierra en las bases de Botoa (Badajoz), Cerro Muriano (Córdoba) y El Goloso (Madrid), de la misma forma que se ha hecho para entregar los seis lanzadores de misiles antiaéreos Hawk. Se trata de blindados listos para el combate, pero con adaptaciones nacionales del modelo alemán, por lo que requieren una instrucción específica.

Precisamente uno de los capítulos en los que podría colaborar España es la instrucción de carristas y mecánicos ucranios. Defensa ya ofreció en su momento que las tripulaciones de los Leopard entregados a Kiev se instruyeran en Letonia, donde el Ejército español tiene destacados 600 soldados y seis tanques de este modelo dentro de la misión Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN (eFP). España también podría suministrar munición para los Leopard (proyectiles de 120 milímetros), pero sería a costa de las existencias de su propio Ejército, ya que no la fabrica; o un número mayor de TOA M-113, vehículos blindados de transporte de personal de los que ya ha prometido donar una veintena.

Un tanque Leopard 2E.
Un tanque Leopard 2E.Ministerio de Defensa

Si en verano España fue el primer país en ofrecer tanques Leopard a Kiev, ahora se ha mantenido en un discreto segundo plano. Mientras Polonia anunciaba su intención de enviar una compañía de estos carros a Ucrania, incluso sin el visto bueno alemán, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, aseguraba la semana pasada que el asunto no estaba, en ese momento, “sobre la mesa” del Gobierno español. La titular de Defensa, Margarita Robles, ni siquiera acudió el viernes a la reunión que sus homólogos de los casi 50 países del Grupo de Contacto sobre Ucrania celebraron en la base de Rammstein (Alemania). Tras haber tenido un primer roce con Berlín por este asunto, España no quería significarse y esperaba a que hubiera un consenso para sumarse al mismo.

Preguntado el martes por la tarde, durante el pleno del Congreso, por la posible entrega de Leopard a Ucrania, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se limitó a reiterar su apuesta porque los países europeos vayan “de la mano” en este asunto. “Vamos a mantener la unidad y vamos a coordinarnos con el resto de aliados y, sobre todo, con Europa”, respondió.


Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS