El episodio de frío toca techo hoy y se alargará toda la semana

El jueves subirán las máximas y el viernes lo harán las mínimas, pero no lo suficiente como para dejar de hablar de bajas temperaturas en toda la semana

Un padre juega con su hija en la nieve en la serra de Tramuntana, este lunes en Mallorca.
Un padre juega con su hija en la nieve en la serra de Tramuntana, este lunes en Mallorca.Isaac Buj (Europa Press)

España vive su semana más fría en lo que va de año, como corresponde a pleno invierno, pero ni se trata de un frío extraordinario ni es, a priori, una ola de frío. Aunque en principio parecía que el episodio iba a durar hasta el miércoles, las previsiones indican ahora que se alargará hasta finales de semana, detalla Beatriz Hervella, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). “Lo más probable es que el jueves suban las máximas y que el viernes lo hagan las mínimas también de forma generalizada y apreciable, pero no lo suficiente como para dejar de hablar de bajas temperaturas”, puntualiza la meteoróloga. Este martes, Aemet espera el día más duro del episodio, con las máximas entre 5° y 10° por debajo de su valor normal en gran parte de la Península y las mínimas, entre 1° y 5° por debajo.

Hervella explica que el episodio está “casi al límite” de ser considerado una ola de frío, pero que a priori no se superan los umbrales requeridos. Para que se produzca una ola de frío, deben cumplirse determinados criterios de duración, extensión e intensidad ―debe durar al menos tres días y como mínimo, en un 10% de las estaciones se tienen que producir temperaturas mínimas inferiores al percentil del 5% de sus series diarias de los meses de enero y febrero―. La portavoz no descarta que, como ha ocurrido en otras ocasiones, incluido el invierno pasado, un análisis posterior de los valores registrados pueda determinar que sí ha sido una ola de frío, pero, “a día de hoy, no parece probable”.

Una de las causas de este frío es el anticiclón de las Azores, que se ha situado “algo más al norte de lo habitual, que extiende su radio de acción hacia el noreste de Europa y que conecta incluso con otra zona de altas presiones ubicada en Escandinavia”. La otra es la borrasca Hannalore, que se ha movido de nuevo al oeste, al mismo tiempo que ha ido ganando algo de energía. Entre ambos se ha producido un corredor de aire polar continental, es decir, frío, seco y procedente del norte de Europa. “La masa de aire que encañona la Península genera poca humedad, excepto en el Cantábrico Oriental, pues apenas tiene recorrido marítimo y, por ello, no dejará tanta nieve a pesar de que las cotas están muy bajas”, aclara la portavoz.

La madrugada del lunes al martes los termómetros han vuelto a quedarse congelados en las zonas altas, como en Sierra Nevada (Granada), que ha marcado la mínima provisional más baja de todo el país con -13,8°, seguida de Astún (Huesca), con -13,6°, y de Cap de Vaquèira (Lleida), con 13,5°, tras los -15° que marcó esta misma estación la noche del domingo al lunes. Fuera de las zonas de alta montaña, destacan los -7,5° de Almansa (Albacete), los -7° de Leciñena (Zaragoza) y los -6,7 de Villena (Alicante). A primera hora, salvo Extremadura y Canarias, todas las comunidades estaban en alerta por frío, nieve y oleaje, con Aragón y Cataluña en naranja, el segundo nivel de los tres existentes, por frío y mala mar, respectivamente. En amarillo, el nivel más bajo, se encontraban Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, ambas Castillas, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco, La Rioja y Comunidad Valenciana.

El martes, la portavoz espera una situación “muy, muy similar” a la del lunes, con la inestabilidad centrada en Baleares, donde seguirá lloviendo, así como en Pirineos, Cantábrico Oriental y alto Ebro. Las únicas novedades son “pequeños cambios en la cota de nieve”. En el nordeste podía nevar en cualquier cota a primeras horas del día y después subirá a 400-600 metros en el este y de 800 metros al oeste de la cordillera Cantábrica. En el sistema ibérico norte, la cota estará entre 300 y 500 metros, de 400 a 700 metros en el sistema Central y entre 500 y 700 metros en el sureste. En Baleares, la cota, que estaba a primera hora en 500, subirá progresivamente a 1.000.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cuanto a las temperaturas, “las máximas estarán en general entre 3º y 5º por debajo del promedio en la Península, pero la anomalía es aún mayor, de entre 5º y 10º por debajo, en Murcia, la mitad sur de la Comunidad Valenciana, así como en la mitad oriental del tercio norte”. Las mínimas estarán entre 1º y 3º por debajo en el cuadrante noroccidental, Extremadura, Andalucía occidental, Baleares y Canarias, y en el resto en general entre 3º y 5º por debajo, subiendo a de 5º a 10º en Pirineos y la provincia de Huesca.

Así, continuarán las heladas generalizadas en el interior peninsular, que serán especialmente fuertes en Pirineos. Las mínimas subirán ligeramente en Cantabria, País, Vasco, Navarra y Burgos, mientras que las máximas ascenderán en Pirineos y se mantendrán sin cambios en el resto del país. Los termómetros no subirán de los 10° en la mayor parte de la Península, e incluso de los 5° en gran parte del norte peninsular.

El miércoles será otra jornada similar, aunque aumentará la inestabilidad en el Estrecho y Melilla, donde se pueden producir precipitaciones tormentosas. En la zona norte de Mallorca, las lluvias podrán ser localmente fuertes y persistentes. Las mínimas subirán moderadamente en Asturias y en el oeste de Castilla y León y de Baleares. Las máximas subirán “muy ligeramente en buena parte de la Península”, pero lo harán de forma más significativa en Pirineos, mientras que descenderán en Canarias. “En realidad, seguiremos con sensación de frío”, insiste Hervella, para destacar la presencia de cierzo en el Ebro y tramontana con intervalos fuertes en el Ampurdán. El viernes lo más probable es que “suban las mínimas de forma generalizada y apreciable”.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS