La fuga de cargos al PP convulsiona la refundación de Ciudadanos

Los populares abren la puerta a que la vicealcaldesa Begoña Villacís vaya de número dos en sus listas al Ayuntamiento de Madrid

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas (a la derecha), conversa con vecinos del casco histórico de Lugo, este sábado 22 de octubre.
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas (a la derecha), conversa con vecinos del casco histórico de Lugo, este sábado 22 de octubre.Carlos Castro/E (Europa Press)

La última vez que Inés Arrimadas se enfrentó, cara a cara, a los críticos de su partido fue en julio. Entonces, la presidenta de Ciudadanos (Cs) tuvo que defender, ante un centenar de miembros del Consejo General —el máximo órgano entre asambleas— un proceso de renovación incierto. Tres meses después, para muchos el proceso sigue siendo titubeante. La líder de Cs volvió a reunirse este viernes, esta vez telemáticamente, con unos setenta consejeros para presentar el trabajo desarrollado hasta el momento por el llamado G-8, el equipo que lidera la refundación. Sin embargo, el nombramiento de Juan Marín al frente de un organismo del Gobierno andaluz y la petición reiterada del número exacto de afiliados lo eclipsó. Tras Marín, el interés de los populares está en que la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, se integre en sus listas al Ayuntamiento de Madrid, aunque la dirigente de Ciudadanos lo haya rechazado públicamente.

“Tenemos que volver a reconectar con la sociedad, volver a ilusionar”, subrayó Arrimadas. “Si no nos ilusionan ni a nosotros, cómo van a ilusionar al resto”, carga un miembro crítico del Consejo. La semana había arrancado con un duro golpe para la imagen de Ciudadanos, adalid de la regeneración y de la lucha contra las puertas giratorias, cuando se supo que Marín aceptaba el ofrecimiento del presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, como cabeza del Consejo Económico y Social de Andalucía.

El cargo de Marín, de designación política y sueldo público, fue precisamente objeto de una de las preguntas que se formularon durante la celebración del Consejo General de este viernes. Varias fuentes piden “mayor contundencia” en la respuesta dada por la dirección, que desligó la marcha del exvicepresidente a la de otros ex altos cargos por tratarse de un puesto “muy institucional”. No habrá represalias: Marín seguirá como afiliado salvo que él mismo se dé de baja. “Lo he dado todo por Ciudadanos y ya no debo explicaciones a nadie”, sentenció el jueves el exvicepresidente, quien aseguró además haber aceptado tras informar de su decisión a Arrimadas.

El secretario de Organización de Cs, Carlos Pérez-Nievas, respondió ante el Consejo que no se puede incoar un proceso de expulsión porque no se trata de “un cargo político”, como así lo ordenan los estatutos. “[Marín] se ha valido de nosotros y la ejecutiva no se moja”, se queja un consejero. “No puedes decir a los ediles ‘aguantad, pese a las encuestas, no os vayáis al PP’, y luego quitarle importancia a lo de Marín”, añade un miembro de la Ejecutiva.

La estrategia de Génova para captar a miembros de Ciudadanos ha vuelto a reactivarse este curso, con la mirada puesta en las elecciones locales y autonómicas de primavera, y las generales, previstas para finales del próximo año. Unos movimientos que se han intensificado en las últimas semanas, después de que la llegada de Alberto Núñez Feijóo a la presidencia de los populares, en abril, frenara en seco la opa hostil que había instigado hasta entonces el ex secretario de Organización del PP, Teodoro García Egea.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes de la dirección de Cs admiten que desde el cuartel del PP —ahora con Elías Bendodo al mando de la operación, esta vez, sibilina—, intentan atraer a figuras que sumen rédito electoral, con el foco puesto en la vicealcaldesa de Madrid. “Conseguirán llevarse puntualmente a alguno, pero no va a tener el impacto que ellos esperan”, afirman las mismas voces. Fuentes del PP en distintos territorios explican que “no hay un mandato expreso” desde Génova para atraer a los ediles, pero que, en lugares donde hay sintonía, esas fugas se están consumando.

Una de los últimos ha sido la expresidenta de la Cámara andaluza, Marta Bosquet, que se incorporará al Gobierno “próximamente”, “probablemente mañana”, ha anunciado el presidente andaluza, Juan Manuel Moreno Bonilla. La tarde de este lunes en un foro del diario La Vanguardia en Barcelona. Moreno no ha especificado en qué funciones —solo ha dicho que estará “en el entorno institucional de la Junta”— aunque horas después la Junta de Andalucía ha desvelado que será presidenta del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica. Moreno ha asegurado que hay “gestores [de Cs]” que “se quedaron huérfanos” de un proyecto “que fue atractivo” y que le parecería “un error” no aprovecharlo. “Vamos a reconstruir la casa del espacio de centro, liberal, con las aportaciones de Cs con talento”, ha resumido el jefe del Ejecutivo andaluz, informa José M. Abad Liñán.

No se tratará en ningún caso de coaliciones electorales, pero sí de ofrecimientos puntuales de ir en las listas a miembros de Ciudadanos con especial tirón. Los ojos están puestos principalmente en la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y en Villacís. En el entorno del alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, no se vería con malos ojos que la exvicealcaldesa se convirtiera en la número dos de su papeleta, ante la hipótesis de que ese combo consume la mayoría absoluta. Sin embargo, esa posibilidad se topa con la negativa de plano, en público y en privado, de Villacís a integrarse en una candidatura del PP. Fuentes de los populares advierten de que la decisión de la dirigente de Cs debería ser inmediata. “[Villacís] no puede dormirse en los laureles”, subrayan.

La vicealcaldesa, por su parte, niega la mayor. “A mí lo que me gustaría es que el PP absorbiese los valores liberales”, manifestó el martes. Villacís es parte activa de la refundación de Cs como coordinadora del equipo del G-8. Desde su entorno aseguran que su objetivo es la alcaldía; nada más. Y bajo la marca de Ciudadanos.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS