España recibe octubre con un ‘veranillo de San Miguel’ que durará al menos hasta el miércoles

A partir del sábado dominarán las altas presiones y la masa de aire frío que ha tumbado los termómetros el jueves y viernes será sustituida por otra de origen subtropical que va a subir las temperaturas a entre 5° y 10° por encima de lo normal

Vista este jueves de una de las terrazas del centro de Oviedo.
Vista este jueves de una de las terrazas del centro de Oviedo.J.L.Cereijido (EFE)

Este viernes, último día de septiembre, continúa el ambiente inusualmente fresco, sobre todo en el noroeste peninsular, donde las máximas están entre 5° y 10° grados por debajo de lo habitual. Pero esta situación durará poco, según anuncia Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet): a partir del sábado, dominarán las altas presiones y la masa de aire frío causante de las bajas temperaturas será sustituida por una masa de aire contraria, más cálida y origen subtropical, que va a hacer subir los termómetros a entre 5° y 10° por encima de lo normal. Será el famoso veranillo de San Miguel o del membrillo, que este año se retrasa tres días, pero que no faltará a su cita con el otoño en España. Este tiempo cálido durará al menos hasta el miércoles y, menos intenso, el resto de la semana que viene.

La causa de las bajas temperaturas es el paso de un sistema frontal que ha barrido la Península del norte a sur y la entrada de aire frío procedente de latitudes altas, que ya el jueves tumbó los termómetros y dejó las primeras nevadas del otoño en los Pirineos e incluso en Sierra Nevada. Este viernes, las máximas se quedarán, de nuevo, entre 15° y 20° en general. En el centro y mitad norte, hará fresco o incluso frío de madrugada y las mínimas caerán de 10°, sobre todo este viernes y el sábado, en amplias zonas del interior peninsular. En la meseta norte y páramos del centro se bajará de los 5° y habrá también heladas en zonas altas de montaña.

Pero a partir del sábado y hasta el miércoles, se dará la vuelta a la tortilla y las temperaturas comenzarán a subir, tanto que el miércoles pueden rozarse o superarse los 35° en puntos de los valles del Guadalquivir y del Guadiana y 30° en el sur de Galicia y en la mitad sur peninsular, detalla Del Campo. Las temperaturas estarán en general entre el domingo, lunes, martes y miércoles entre los 25° y 30° en amplias zonas del interior y del área mediterránea. Las madrugadas, sin embargo, continuarán frescas, especialmente en la mitad norte, donde seguirá por debajo de los 10°.

Estos días se producirá un fenómeno muy típico de los días anticiclónicos de otoño: la gran amplitud térmica entre la madrugada y las horas centrales. Esa diferencia el domingo, el lunes y el martes puede ser de por lo menos 20° o incluso más en zonas del interior como Cuenca y Teruel, donde el domingo tendrán 6° de mínima y 26° de máxima, en Ciudad Real 9°/29° y en Salamanca 7°/27°, ejemplifica el portavoz de Aemet. A partir del jueves, las temperaturas bajarán ligeramente, pero seguirán siendo altas, sobre todo en el centro y el oeste de la Península, con valores entre 4° y 6° superiores a los habituales. “Seguirá el veranillo de San Miguel algo extendido”, explica Del Campo.

Una dana dejará lluvia en el tercio sur peninsular

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cuanto a las precipitaciones, este viernes continuará nevando en el Pirineo por encima de 1.800/2.000 metros y seguirán las lluvias en el área cantábrica, aunque más débiles y dispersas que el día anterior, salvo en el País Vasco y norte de Navarra, donde pueden seguir siendo abundantes. También se esperan tormentas fuertes en el área mediterránea, especialmente en Cataluña y Baleares, que irán a menos a lo largo de la tarde.

A partir del sábado, octubre llega con tiempo estable en general, pero el domingo pueden producirse chubascos tormentosos en el tercio sur peninsular, sobre todo en Andalucía oriental, Murcia y Alicante, a causa de una dana (depresión aislada en niveles altos) que se ha aislado al norte de África. Esta dana puede desplazarse el lunes hacia el sur de la Península y dejar chubascos tormentosos en Andalucía oriental, Murcia, sur de la Comunidad Valenciana, este de Castilla-La Mancha y sur de Aragón. El martes y el miércoles, quedarán restringidos a Baleares. “En general, se trataría de chubascos dispersos, aunque no se puede descartar que alguno pueda tener mayor intensidad, pero no parece que vaya a ser una situación especialmente adversa”, explica Del Campo. A partir del jueves, es probable que el tiempo permanezca estable, si bien pueden aparecer chubascos tormentosos en el tercio este peninsular y en Baleares. También puede llover débilmente en Galicia y zonas próximas.

Mientras, Canarias vuelve la normalidad tras un mes de septiembre histórico en cuanto a lluvias. Predominará el régimen de vientos alisios, que soplará con fuerza en las zonas más expuestas y arrastrará nubes al norte de las islas de mayor relieve, con lloviznas débiles este viernes, que serán algo más abundantes el sábado. A partir del domingo los cielos estarán más despejados y las temperaturas subirán de forma clara.

El año hidrológico cierra con un déficit de precipitación del 26%

Índice de Precipitación Evapotranspiración Estandarizada, que muestra la severidad de la sequía meteorológica teniendo en cuenta la precipitación y la demanda de agua por parte de la atmósfera.
Índice de Precipitación Evapotranspiración Estandarizada, que muestra la severidad de la sequía meteorológica teniendo en cuenta la precipitación y la demanda de agua por parte de la atmósfera.AEMET

El año hidrológico, que comenzó el 1 de octubre, se cierra este viernes y, a falta de contabilizar las lluvias de los últimos días, hasta el día 27 se habían recogido 473 litros por metro cuadrado, un 26% menos que el valor medio de la serie histórica, que arranca en 1961 y que es de 635 litros. Todo apunta, según Del Campo, a que este año se convertirá en el tercero más seco de la serie, tras el de 2004-2005, con 415 litros, y del de 2011-2012, con 474.

De octubre de 2021 a septiembre de 2022 ha sido un periodo "extraordinario" en cuanto a la escasez de precipitaciones y este septiembre también ha sido seco. Pese a las lluvias en el Cantábrico, área mediterránea y Canarias, ha llovido alrededor de un 30% menos de lo normal. Las cantidades acumuladas se encuentran por "debajo de sus valores normales en gran parte de la Península y de las Baleares", especialmente en la mitad oeste y en el cuadrante nororiental. Por el contrario, se superan los valores normales desde el sur de Almería hasta el valle del Ebro, puntos de la cornisa cantábrica, las Pitiusas, el noreste de la isla de Mallorca y amplias zonas de Canarias.

Durante la última semana las precipitaciones han afectado a la mayor parte de la Península, salvo parte de Castilla y León y el centro, y a los dos archipiélagos, especialmente al canario con el paso de la tormenta tropical Hermine, que dejó cantidades cercanas a los 200 litros en la mitad este de las islas de Tenerife, La Palma, Gran Canaria y en El Hierro. El portavoz de Aemet también destaca las acumulaciones de más de 100 litros por metro cuadrado en el este de Alicante y Valencia, en puntos más aislados de Cataluña, en el noreste de Ibiza y en el sur de Mallorca.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS