El comisario europeo de Justicia insiste en pedir un cambio en la forma de elección del Poder Judicial en vísperas de su visita a España

Didier Reynders afirma que busca el “diálogo” y que ha hablado y quiere seguir hablando con todas las partes, tras el malestar que ha causado en el Gobierno su reunión con el popular González Pons

El comisario de Justicia, Didier Reynders, este miércoles en Bruselas.Foto: Delmi Alvarez | Vídeo: EPV

El comisario europeo de Justicia, el liberal belga Didier Reynders, llega este miércoles por la tarde a Madrid para una visita institucional de tres días en la que abordará la parálisis que vive el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los jueces españoles. Y aterriza en medio de la polémica por el recelo que ha suscitado en el Gobierno su reciente reunión con una de las partes interesadas, el eurodiputado Esteban González Pons, que es el principal negociador y estratega del PP sobre este asunto. El CGPJ lleva casi cuatro años en funciones porque el PP ha ido poniendo sucesivas condiciones que han impedido el acuerdo con el Gobierno para pactar su renovación. Reynders ha restado importancia a esas tensiones durante una rueda de prensa este miércoles, aún desde Bruselas, en la que ha dicho que tiene la piel curtida en negociaciones, que siempre ha hablado con todas las partes y que así pretende hacerlo también durante su visita a Madrid, a la que llega en todo caso con una misión clara: reclamar que se cumplan lo antes posible las recomendaciones comunitarias que establecen que “al menos la mitad de los jueces [vocales del CGPJ] deben ser elegidos por sus pares”. El comisario ha dicho que “lo ideal” sería que esa nueva forma de elección rigiese ya para la renovación pendiente en la actualidad, pero ha añadido que pueden caber otras “fórmulas”.

“El principio está muy claro, que es la regla de una mayoría de miembros elegidos por sus pares, pero quizás tengamos otras fórmulas para la designación actual de los miembros [del CGPJ]”, ha dicho Reynders. En cualquier caso, ha subrayado, el objetivo final no cambia: “Que los magistrados estén representados de la manera más correcta posible por los miembros del CGPJ”. Y, aunque las hipotéticas reformas legales sean a futuro, lo “ideal”, ha insistido, es que este principio “se encuentre ya en la nominación de los miembros del Consejo ahora”.

El modelo actual de elección de los 12 vocales jueces del CGPJ es mixto: los jueces hacen una primera preselección de candidatos, y después el Congreso y el Senado eligen, de entre esa lista, a los 12 vocales definitivos. En este momento, por ejemplo, los 51 candidatos que fueron propuestos por las asociaciones judiciales en 2018 llevan cuatro años esperando a que se desbloquee la situación para pasar a la segunda y definitiva fase de designación por las Cámaras.

El malestar del Gobierno con Reynders se debe a que el Ejecutivo teme que, a raíz de su encuentro con González Pons, el comisario maniobre para que el PP logre imponer su modelo, que implica que los jueces elijan directamente a los vocales del CGPJ, sin tener que contar con el aval final del Parlamento. El Gobierno descarta de plano esa fórmula, porque considera que consolidaría de forma permanente una mayoría conservadora en el Poder Judicial, y por eso aboga por mantener el modelo híbrido actual.

El belga ha restado importancia a esa reunión previa con el representante del PP, que según confirmó su oficina se celebró en Estrasburgo hace unos 10 días, coincidiendo con el pleno del Parlamento Europeo. “Les aseguro que he tenido numerosos contactos con el Gobierno español, en particular con la ministra de Justicia, en varias ocasiones, sobre este tema. Y vamos a tener de nuevo contactos, sobre el terreno, tanto con el Gobierno como con el conjunto de las fuerzas políticas presentes en el Parlamento”, ha replicado. También asegura haberse visto con asociaciones de jueces y miembros de diversos colectivos. Su “único objetivo”, ha subrayado, es “es lograr que se implementen” las “recomendaciones” de la Comisión Europea, y que haya “diálogo” entre todas las partes implicadas.

La Comisión, a través de su informe sobre el Estado de Derecho, ya instó en julio a España a proceder a la renovación del CGPJ “con carácter prioritario”, ha recordado. “Los cambios en España tienen que ser decididos por las formaciones políticas españolas. Lo que nosotros hacemos es intentar ayudar al diálogo, cuando este es necesario, entre las formaciones. Nuestra única ambición es que las recomendaciones sean implementadas. Es el único objetivo que vamos a reforzar durante esta visita a Madrid”, ha reiterado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Durante su estancia en Madrid, Reynders seguirá una “agenda apretada” que incluye reuniones por separado con miembros del Gobierno, con asociaciones y con las principales formaciones políticas, además de una reunión conjunta en el Congreso en el marco de la comisión de Asuntos Europeos.

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS