La familia de Griñán presenta al Gobierno la petición de indulto parcial

El Tribunal Supremo condenó al expresidente andaluz a seis años de prisión por el ‘caso ERE’

José Antonio Griñán llegaba, en abril de 2015, al Tribunal Supremo de Madrid para declarar en el caso de los ERE de Andalucía.
José Antonio Griñán llegaba, en abril de 2015, al Tribunal Supremo de Madrid para declarar en el caso de los ERE de Andalucía.Gorka Lejarcegi

La familia del expresidente José Antonio Griñán, condenado a seis años de prisión por el caso ERE, ha presentado este jueves en el Ministerio de Justicia la petición de indulto parcial de la pena de prisión por razones de “humanidad y equidad”. La solicitud es “exclusivamente familiar” y está basada en las “circunstancias personales y excepcionales” de Griñán, “un ciudadano de 76 años con una intachable trayectoria vital caracterizada por su lucha por la libertad y la democracia, la igualdad y el estado de bienestar”, además de un “profundo respeto a las instituciones del Estado”, informa Efe.

El contenido de la sentencia está pendiente de publicarse por el alto tribunal, ya que el pasado julio solo se dio a conocer el fallo de la sentencia, que condenó a Griñán por un delito de malversación de caudales públicos y otro de prevaricación. Los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, así como la expresidenta andaluza y sucesora de Griñán, Susana Díaz, apoyan la petición de indulto parcial para Griñán, que finalmente ha sido presentada al Gobierno sin esperar al contenido de la sentencia, tal y como había previsto la familia en un principio.

Los firmantes del indulto parcial son la esposa de Griñán, María Teresa Caravaca, y sus tres hijos, Manuel, Ana y Miguel, que han remitido un comunicado para aclarar que la petición “está alejada por completo de cualquier consideración política o jurídica relativa al fallo judicial”, y está basada “expresamente en razones de humanidad y equidad”, desde “el total respeto a las instituciones”. El Ministerio de Justicia ha de tramitar ahora la petición de indulto con los informes pertinentes -uno de ellos de la Audiencia sevillana, el tribunal que le condenó- antes de llevarlo al Consejo de Ministros.

El Supremo ratificó en julio la condena a la gestión del PSOE andaluz, incluida en la primera sentencia de la Audiencia de Sevilla. La Sala de lo Penal ratificó las condenas de Griñán y su antecesor, Manuel Chaves, por permitir durante una década un sistema fraudulento para distribuir ayudas sociolaborales. La condena aboca a Griñán a entrar en prisión para cumplir su condena, de ahí que la petición de indulto parcial busque impedir a tiempo la ejecución de la sentencia por parte de la Audiencia de Sevilla.

La familia del expresidente subraya que Griñán siempre ha mantenido “un prudente silencio” respecto a los tribunales, “en contraste con la exacerbada exposición mediática sufrida durante estos últimos años”. La esposa y los hijos de Griñán resaltan en paralelo su falta de lucro ilícito y consideran la sentencia “desproporcionada”: “Tras más de 40 años consagrado al servicio público desde las más altas responsabilidades, jamás ha obtenido remuneración alguna distinta de su sueldo como funcionario, como acredita su patrimonio, que es público y conocido”.

Al contrario que González o Rodríguez Zapatero, el líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, ha evitado firmar la petición de indulto amparándose en el código ético del PSOE, que prohíbe de manera expresa que los cargos públicos soliciten indultos a condenados por casos de corrupción. “Me debo al código ético del partido, mucho más por ser el secretario general del PSOE andaluz”, alegó Espadas este miércoles.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La sentencia de los ERE contó con dos votos particulares de los cinco magistrados del tribunal, cuyo contenido se desconoce por el momento. Desde que se inició la instrucción del caso ERE han pasado 11 años. “En ese periodo ha sufrido, y sigue sufriendo, el permanente deterioro psicológico y moral de ver su nombre expuesto a debate público, afectando ello a su intimidad, su honor, su imagen y a su presunción de inocencia”, destaca la petición de indulto presentada. En ese tiempo, Griñán ha sufrido “una reclusión para protegerse de este penoso trance vital, con unas graves consecuencias y limitaciones cotidianas, especialmente dolorosas por su relevancia pública, que le dificultaron e impidieron disfrutar de un modo de vida ordinario”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS