Un agresor de la pelea en la que murió un joven en Íllora se entrega a la Guardia Civil

El hermano del detenido le habría ayudado a huir y también está siendo buscado por las Fuerzas de Seguridad

Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil.
Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil.GUARDIA CIVIL
El País Agencias
Sevilla / Granada -

Un joven de 23 años se ha entregado este martes en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada como supuesto autor de la muerte del joven de 19 años, Juan Trujillos, fallecido este lunes tras una pelea multitudinaria en el entorno de la feria de Íllora (10.000 habitantes). El supuesto agresor se ha entregado minutos antes de las 13.00 en dependencias de la comandancia de la capital granadina, donde permanecerá arrestado mientras se completan las diligencias de investigación del suceso y hasta que pase a disposición de la autoridad judicial en los próximos días, según ha informado el instituto armado.

La Guardia Civil buscaba a este joven de 23 años junto a su hermano, quien supuestamente le habría ayudado a huir tras la pelea. Fuentes de la Guardia Civil han indicado que la investigación se centrará ahora en el supuesto autor del homicidio, con independencia de las posibles responsabilidades que también puedan atribuirse más adelante a su hermano.

La víctima, de 19 años y estudiante universitario, se golpeó la cabeza con un bordillo de madrugada, poco antes de las 7.00 de este lunes después de huir de la feria por una pelea múltiple, aunque fue alcanzado por sus agresores en el entorno de la calle Diego de Siloé, donde cayó al suelo. El joven falleció después de haber sido evacuado hasta un hospital de Granada.

Tras la suspensión de la feria y decretarse tres días de luto oficial en esta localidad de la comarca del Poniente Granadino, unas 2.500 personas se concentraron este martes para pedir justicia. A continuación, cinco viviendas de familiares de los sospechosos fueron asaltadas por los vecinos y varios coches fueron destrozados en Íllora, donde la Guardia Civil mantiene un dispositivo permanente para evitar que se repitan este tipo de incidentes. La familia de los sospechosos había abandonado el pueblo en la mañana del lunes como medida preventiva para evitar represalias, indicó el alcalde de Íllora, Antonio Salazar. “Fueron grupos más alterados y nerviosos que se dirigieron a las viviendas. Dejemos trabajar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y a la justicia, porque aunque tengamos un sentimiento de rabia e impotencia, no nos podemos tomar la justicia por nuestra mano”, ha rogado el regidor.

La subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López, ha pedido “calma y sosiego” a los vecinos de Íllora y ha dicho que comprende “la crispación y la indignación” por la muerte violenta del joven. “Es un hecho muy trágico”, ha resumido. La subdelegada ha aclarado que en el asalto de las casas de los sospechosos solo ha habido daños materiales y no personales. “De otro modo hubiera sido muy lamentable por los delitos que se habrían cometido y que tienen su curso en la justicia”, ha advertido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS