_
_
_
_
_

Las contrapropuestas del PP al plan de ahorro del Gobierno: “Incrementar las fuentes de energía” y alargar la vida útil de las nucleares

Algunas comunidades dicen no tener capacidad para imponer las sanciones por incumplimiento que recoge el decreto del Ejecutivo

Natalia Junquera
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, charla con el presidente gallego, Alfonso Rueda, este domingo en la fiesta del Albariño en Cambados (Pontevedra).
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, charla con el presidente gallego, Alfonso Rueda, este domingo en la fiesta del Albariño en Cambados (Pontevedra).Salvador Sas (EFE)

El plan de ahorro energético es un compromiso europeo y urgente. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, del PP Europeo, advirtió hace unas semanas: “Rusia está usando el gas como arma de guerra. Tenemos que abordar nuestra seguridad energética a nivel europeo. Aprendimos durante la pandemia que si actuamos unidos, podremos abordar cualquier crisis, así que vamos a actuar juntos para reducir el uso de gas y proveer de una red de seguridad a todos los países de la UE”. España, por tener menor dependencia del suministro ruso, logró bajar del 15% al 7% el compromiso de reducción del consumo. La ministra de Industria, Reyes Maroto, asegura que el decreto recoge “medidas sensatas para dar salida al chantaje de Putin”.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, declaró hace apenas dos semanas que era “imprescindible” que España tuviera un plan de ahorro energético y aseguró que le parecía “bien” poner límites al aire acondicionado y a la calefacción. Este domingo, declaró que había advertido de la necesidad de hacer un plan “de recomendaciones” para disminuir el consumo y no se refirió a esas medidas sobre la temperatura que proponía y que recoge el decreto ley del Gobierno. “Dijimos las propuestas que nos parecían razonables: en primer lugar, incrementar todas las fuentes que sean capaces de producir energía, no afectar a las empresas y a los trabajadores a la hora de producir bienes (...), disminuir los impuestos que gravan el CO2, invertir con fondos europeos en mayores capacidades hidroeléctricas y ampliar la vida útil de las centrales nucleares”. Ninguna de estas medidas podría obtener resultados en el corto plazo.

Además, Feijóo pidió al Gobierno que “derroche menos en su parque móvil” y añadió que habría que “mandar un mensaje en los alumbrados de las administraciones públicas —hace dos semanas se refería al nocturno, más polémico por su incidencia en la seguridad—.

El asunto más delicado son las sanciones por incumplimiento recogidas en el decreto, labor que recae en las comunidades autónomas para las infracciones menos graves. El PP pone en cuestión que los gobiernos autonómicos tengan medios suficientes para vigilar, y por tanto sancionar a quien ignore las nuevas normas. “Solo tiene capacidad para hacerlo quien tiene cuerpos de seguridad, es decir, no todos los Ayuntamientos, País Vasco y Cataluña”, afirma a EL PAÍS un presidente autonómico del PP. Fuentes del Gobierno aseguran que “el ánimo” de las multas “no es coercitivo, sino pedagógico”, que “las sanciones existen para lograr una sensibilización de la sociedad” y que también en su momento generó suspicacia la prohibición de fumar en locales y restaurantes y “el sentido común terminó imponiéndose al ruido”.

Algunas comunidades gobernadas por el PP, como Madrid, acudirán este lunes a la reunión de consejeros autonómicos con las ministras de Transición Ecológica e Industria, Comercio y Turismo con sus propias propuestas de ahorro energético. Otras prefieren “esperar” a escuchar al Gobierno. “Nosotros estamos a favor de un plan de ahorro, pero sin improvisación”, añade un presidente autonómico del PP. “Habría que iniciar un proceso de acuerdo con comunidades, corporaciones locales y sectores productivos, porque tienen mucho que aportar. Lo especialmente problemático es que no se tenga en cuenta a los sectores productivos. Y el plan, para ser eficaz, no se puede basar en las sanciones, sino en los acuerdos y los consensos”, añade.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Natalia Junquera
Reportera de la sección de España desde 2006. Además de reportajes, realiza entrevistas y comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter. Especialista en memoria histórica, ha escrito los libros 'Valientes' y 'Vidas Robadas', y la novela 'Recuérdame por qué te quiero'. También es coautora del libro 'Chapapote' sobre el hundimiento del Prestige.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_