HOMENAJE A MIGUEL ÁNGEL BLANCO

El alcalde de Ermua pide “unidad” en el homenaje a Miguel Ángel Blanco del próximo domingo

El regidor acepta que la hermana del edil del PP asesinado por ETA, Marimar Blanco, que se había quejado por no poder intervenir, forme parte del acto, al que asistirán el Rey y Pedro Sánchez

Mari Mar Blanco, en una imagen de archivo.
Mari Mar Blanco, en una imagen de archivo.Pradip J Phanse

El alcalde de Ermua (Bizkaia), el socialista Juan Carlos Abascal, ha aceptado finalmente que Marimar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, concejal del PP asesinado por ETA en 1997, tome la palabra en el acto institucional que se va a celebrar en esta localidad el próximo domingo, 10 de julio, dos días antes de que se cumplan 25 años del crimen. El regidor ha contactado por teléfono este martes por la tarde con la diputada del PP en la Asamblea de Madrid para comunicarle que está tratando de “integrar su participación” en el acto. Ella le había enviado este mismo martes una carta en la que le pedía que reconsiderase su decisión de no permitirle intervenir.

Abascal ha señalado en declaraciones a este diario que su intención es “no vetar a nadie” en un acto que debe reflejar la “unidad” en torno al edil de Ermua asesinado por la banda terrorista ETA. Según el alcalde, Marimar Blanco ha “agradecido” esta decisión. El primer edil está en conversaciones con la Casa Real para configurar definitivamente el acto del domingo, en el que tienen previsto intervenir el propio regidor, el lehendakari, Iñigo Urkullu; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Rey.

En la carta que le había remitido, Blanco le pedía tomar la palabra durante el homenaje. Anteriormente, el PP ya había reclamado que Marimar Blanco fuera una de las oradoras en el homenaje, al que también asistirá el presidente popular, Alberto Núñez Feijóo. “Solo quiero hablar en el homenaje a mi hermano y en su memoria”, dice Blanco en la misiva, que envió igualmente a la Presidencia del Gobierno y al Ejecutivo vasco.

En su misiva, la hermana del concejal asesinado por ETA le dice al alcalde: “Me resulta imposible explicar por qué no voy a poder pronunciar un breve discurso el día que se cumplen 25 años de la muerte de mi hermano, en el mismo pueblo donde le asesinaron”. Del contenido de la carta se deduce que el regidor de Ermua le había negado en una conversación telefónica poder intervenir. Blanco asegura que las explicaciones que le había ofrecido Abascal no le resultan “convincentes”. Según su versión, el alcalde le trasladó que este domingo “se pretende homenajear a todas las víctimas de ETA”. “A ninguna [víctima] se le ha ofrecido hablar. En todo caso, nadie puede cuestionar que el domingo se va a recordar el atentado terrorista que se llevó por delante la vida de Miguel Ángel y que movilizó, como nunca antes, a toda la sociedad española surgiendo el espíritu de Ermua”.

Por ello, Blanco le comunicaba que en su opinión era “incomprensible la negativa” a darle voz durante el acto “en libertad y con el mismo respeto con el que siempre ha actuado junto a su familia desde que lo mataron”. “Te pido que, como organizador del acto, reconsideres esa decisión”. “A lo largo de estos años”, expone en la misiva, “jamás había tenido que perseguir altavoces de ningún tipo”. “El partido en el que mi hermano militó”, dice en alusión al PP, “y la propia sociedad española me los han ofrecido con generosa frecuencia. Sin embargo, en una efeméride tan señalada como la de este año, creo justificado y necesario poder dirigirme al auditorio en representación de mi familia, en primer lugar, y de la Fundación Miguel Ángel Blanco, en segundo lugar”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS