La ola de calor encara su recta final con un nuevo repunte de las temperaturas hasta los 44 grados

La Aemet activa para el sábado los primeros avisos rojos, el máximo nivel de alerta, en Aragón, Navarra y La Rioja

Unos turistas se fotografían el pasado martes junto al Archivo de Indias de Sevilla bajo la intensa ola de calor que mantiene en alerta a casi toda España.
Unos turistas se fotografían el pasado martes junto al Archivo de Indias de Sevilla bajo la intensa ola de calor que mantiene en alerta a casi toda España.Julio Muñoz (EFE)

A la intensa y temprana ola de calor que afecta a la Península y Baleares desde el sábado pasado le quedan dos días, pero este viernes las temperaturas sufren una nueva vuelta de tuerca en el centro y el norte de la Península, advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Aunque se trata de una ligera subida, se añade a unos valores altísimos de base, por lo que el día está siendo muy duro, sobre todo en Andalucía, Cataluña y Aragón, donde se preveía que se pudieran alcanzar o superar los 42° en puntos de Córdoba, Jaén, Lleida y Zaragoza. Finalmente, lo han hecho con creces en Andújar (Jaén), que esta tarde ha llegado a 44,5°. El dato es provisional y, de confirmarse, habría batido su máxima histórica para junio. Es, además, la máxima más alta de todo el episodio tórrido tras los 43,2° de Almadén (Ciudad Real) del domingo. También se han superado los 42 en Toledo, Ciudad Real, Valencia, Zaragoza y Badajoz.

“La capital puede llegar hoy a los 40° ―40,3° en el observatorio del aeropuerto a las 17,40, mientras que el Retiro al final no ha pasado de 38,9° ―, que se superarán en el centro y sur de la Comunidad de Madrid, la cuenca del Ebro, el oeste de Cataluña y los valles del Tajo, del Guadiana y del Guadalquivir”, avanzaba a primera hora de la mañana el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo. En buena parte de la Península y Baleares, los termómetros estarán por encima de los 35°, mientras que el tórrido manto de los 40° se extenderá por más de la cuarta parte de las capitales de provincia, como Bilbao, Pamplona, Ciudad Real, Girona, Granada, Huesca, Murcia, Pamplona, Badajoz, Zamora y Toledo, mientras que en Guadalajara, Cuenca, Barcelona, Girona y Mallorca se llegará a 39° y, en Cantabria, a 38°.

Un termómetro marca 35 grados este viernes en una calle de Reinosa (Cantabria). Foto: PEDRO PUENTES HOYOS (EFE) | Vídeo: EUROPA PRESS/EFE

Cantabria, que hasta ahora se había mantenido al margen, se suma así este viernes a las comunidades en alerta tras hacerlo el jueves Asturias. En el séptimo día de ola, del calor intenso ya solo se libran Galicia y Canarias. Son 15 las comunidades en alerta por altas temperaturas. Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja tienen aviso naranja ―riesgo importante, el segundo nivel los de tres que contempla el sistema de Meteoalerta―, mientras que en amarillo ―el primer nivel de la escala―, están Asturias, Castilla y León, Murcia y Comunidad Valenciana. Son 33.255.390 personas afectadas por temperaturas extremas.

Calima y noches tórridas y tropicales

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En los cielos continuará la calima y, en cuanto a las mínimas, se repetirán las noches tropicales ―en las que los termómetros no bajan de 20°― en gran parte del país, y las tórridas ―por encima de 25°―, en el centro y el sur. Además, “se formarán por la tarde nubes de evolución en zonas del interior que pueden dejar tormentas aisladas acompañadas de fuertes rachas de viento”. El riesgo de incendios será extremo en casi todo el país. De los activos hoy, el que más preocupa es el que afecta a la Sierra de la Culebra, en el oeste de Zamora, que sigue descontrolado y avivado por el viento tras arrasar 8.500 hectáreas y obligar a desalojar a seis poblaciones con más de 200 vecinos.

La ola está dejando algunos récords de temperatura máxima para junio, como en la base aérea de Albacete y en el observatorio de la ciudad, donde se midieron 41° y 40,4°, respectivamente. “Es la primera vez que la ciudad, que tiene datos desde 1983, supera los 40° en junio y la base, con registros desde los años cuarenta del siglo pasado, ha superado su récord por un grado y medio”, destaca el portavoz. Cuenca, con 39,2°, igualó su cota máxima, alcanzada en la brutal ola de junio de 2019, en la que cayeron muchos récords tanto mensuales como absolutos, por lo que “este año está costando batirlos”. Sin embargo, apunta el meteorólogo, “en esta ola sí que se están produciendo registros que superan a los más altos del periodo de referencia, de 1981-2010, lo que da cuenta de su carácter extremo”.

Este viernes, el aeropuerto de Valencia ha batido su récord de junio con 39°, aunque es un dato provisional. El jueves, las máximas volvieron a superar la cota de los 43°, al igual que ocurrió ya el miércoles y el domingo. En Talavera de la Reina (Toledo), se llegó a 43,1°, en Llimiana (Lleida) a 42,4°, y en Linares (Jaén) a 42,1°. La mínima más alta se midió en Cazorla (Jaén), 26,4°, seguida de La Pobla de Cérvoles (Lleida) con 26,2°, y de nuevo Linares, con 25,7°.

La ola de calor terminará probablemente el domingo, gracias al acercamiento a la Península de una depresión aislada en niveles altos (DANA) —un embolsamiento de aire frío en capas altas—. Esta DANA es la que ha estado inyectando fuego al país desde el norte de África pero, desde su posición en las próximas horas, será también la que barrerá el calor al permitir la entrada de aire fresco del Atlántico.

Pero el sábado “no hay que bajar la guardia”, alerta el portavoz de Aemet, ya que todavía será una jornada muy calurosa, sobre todo en la mitad oriental de la Península. “El aire fresco atlántico aún no habrá abarcado todo el territorio, por lo que la bajada de las temperaturas solo se notará en el tercio occidental peninsular —Galicia, Asturias, Cantabria, oeste de Castilla y León, Extremadura y Andalucía occidental—“, explica Del Campo. Así, por ejemplo en Cáceres y Badajoz se superarán por poco los 30°.

En el resto del país, habrá “ligeras bajadas” de las máximas o incluso “ligeras subidas” en puntos del noreste, donde se pueden llegar a 40° en Lleida, 41° en Pamplona y 42°/43° en Zaragoza, Logroño y otras localidades de la ribera del Ebro aragonesa, navarra y zaragozana. “Son temperaturas entre 10° y 15° por encima de los valores promedio en el tercio norte peninsular, e incluso más de 15° por encima de lo normal en Navarra y País Vasco, donde el calor será extraordinario”, subraya el experto. Tanto es así que Aemet ha activado los primeros avisos rojos, el máximo nivel de alerta, de la ola, en Aragón, Navarra y La Rioja. Además, habrá aviso naranja en Andalucía, Cataluña, Madrid y País Vasco y amarillo en Baleares, Cantabria, las dos Castillas, Murcia y Comunidad Valenciana.

El sábado, además, habrá algo de agua. En Galicia, Asturias y puntos del noroeste de Castilla y León se esperan lluvias y chubascos tormentosos que pueden ser fuertes y, en el resto, posibles tormentas aisladas por la tarde. El riesgo de incendios seguirá siendo extremo en la mayor parte de la Península.

El domingo se formará una pequeña borrasca en el golfo de Vizcaya que terminará de abrir las puertas del frigorífico. “Desde su posición, la borrasca impulsará aire fresco del Atlántico y bajarán las temperaturas de forma generalizada y acusada en la mayor parte de España, una caída que puede ser de hasta 10° y 12° grados en el centro y norte”, pronostica Del Campo. Habrá, de nuevo, lluvias y chubascos en Galicia, Asturias y el noroeste de Castilla y León, que no se descartan en el resto del tercio occidental y en el noreste.

A pesar del fuerte alivio en los termómetros, todavía hará calor en la cuenca del Ebro, el oeste de Cataluña, el interior de la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía oriental y Baleares, donde se superarán los 35°. En el mapa de alertas, después de ocho días de extenso naranja, solo quedarán activos dos avisos por calor, y de nivel amarillo, en Aragón y Baleares. En el resto del país, temperaturas al fin normales para la época, incluso frescas en Galicia, el oeste de Castilla y León y Extremadura, con 28° en Badajoz y 26° en Cáceres.

Los 40º más tempraneros de Francia

Doce departamentos de Francia tienen hoy aviso rojo.
Doce departamentos de Francia tienen hoy aviso rojo.Météo France

La ola de calor ibérica comenzó a azotar el miércoles con dureza a Francia, donde se alcanzaron los 40° más tempraneros desde que hay registros. Ocurrió en Saint-Jean-de-Minervois, en el sureste del país. Doce departamentos de los 101 que tiene, los situados en el sudoeste y la costa atlántica, están en alerta roja y es la primera vez que el máximo nivel de aviso se activa a estas alturas de junio.

En el país vecino, el pico de la canícula se espera el viernes y el sábado, con 38° en París, y se prevé que el episodio supere los récords alcanzados en la fuerte ola de calor que se registró en junio de 2019 tanto en Francia como en España. El servicio meteorológico Météo France señala que se trata de la ola de calor más madrugadora desde 2005 en un país que estos días recuerda la terrible ola de 2003, que provocó más de 15.000 muertos allí y 6.600 en España.

Un bombero trabaja en la zona cercana al incendio de la Sierra de la Culebra, a 17 de junio de 2022, en Zamora, Castilla y León (España).Foto: Emilio Fraile (Europa Press) | Vídeo: EPV

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS