Feijóo promete una oposición moderada que facilite pactos de Estado

El barón gallego es elegido presidente del PP con el 98,35% de los votos de los compromisarios

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, saluda a los asistentes al congreso nacional del partido, tras confirmarse su proclamación como nuevo líder de los populares.Foto: ALEJANDRO RUESGA

Alberto Núñez Feijóo ofrece un nuevo estilo de oposición moderada, basada en el “sentido de Estado” y en la capacidad de llegar a acuerdos con el Gobierno. El barón gallego, elegido este sábado líder el PP por el 98,35% de los votos de los compromisarios populares, ha prometido en Sevilla que garantizará su apoyo al Ejecutivo “para agilizar las medidas que los españoles necesitan”, “bajar impuestos a la energía”, “proteger nuestros servicios públicos”, “no depender de los que quieren fracturar y dividir nuestro país” y para que la política exterior “no sea cosa de un hombre, sino de todos los españoles”. El ofrecimiento de pactos de Estado en tantas materias a Pedro Sánchez es una diferencia clave con la anterior etapa de Pablo Casado, que tuvo los puentes prácticamente rotos con La Moncloa. Feijóo propone una política menos frentista y un regreso del PP a una derecha más clásica y europea, que respeta la diversidad territorial de España y sus lenguas, los distintos modelos de familia y que se muestra próxima a los sindicatos.

El auditorio del palacio de congresos de Sevilla, que acoge el 20º congreso nacional del PP, con más de 3.000 militantes, ha aplaudido la mano tendida de Feijóo al Gobierno progresista. “Mientras nos toque estar en la oposición, haremos lo posible para que a España le vaya mejor”, ha defendido el líder popular como una declaración de intenciones que se desmarca de ese estilo de “cuanto peor, mejor” que tanto ha reprochado la izquierda a la derecha por su falta de respaldo en momentos decisivos, como la pandemia. Feijóo ha subrayado que el PP bajo su batuta será un PP con responsabilidad de Estado.

“Estamos aquí para ofrecer fiabilidad, madurez, sentido de Estado y un rumbo claro”, ha enfatizado. “Es muy fácil encontrarnos. Estamos en la Constitución, en el interés general, en el sentido de Estado. Ahí siempre nos localizarán”. Eso no significa que el nuevo PP vaya a ser tibio, ha avisado, antes de criticar al Gobierno “desbordado por la realidad”. Por ello, ha apelado “a la mayoría de votantes del PSOE de siempre”, especialmente a los que se sienten que el Gobierno de coalición con Unidas Podemos “no es el mejor en este momento”.

Feijóo ha buscado presentar un proyecto de derecha moderada que rompe con la derecha ideológica y escorada de Casado. El presidente de la Xunta de Galicia ha hecho un guiño a esa transversalidad con la invitación a la clausura del 20º congreso de los populares a varios sindicatos. El líder de UGT, Pepe Álvarez, le escuchaba en primera fila, junto al líder de la patronal, Antonio Garamendi, y Feijóo ha hecho gala de su buena relación con varias centrales sindicales, a las que conoce de su etapa al frente de Correos. Uno de esos líderes sindicales es “su único amigo comunista”, ha contado al auditorio tras agradecer la presencia a Álvarez.

El barón gallego ha prometido una política menos frentista, en tiempos de polarización de la que también ha participado su partido. “Tenemos que sacar la política española del enfrentamiento. De la hipérbole permanente. Mi proyecto es un proyecto de entendimiento”, ha defendido Feijóo. “Que nadie cuente conmigo para participar de este entretenimiento infantil en el que ha degenerado la política española”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En su discurso, Feijóo no ha mencionado a Vox, el principal problema del PP, pero sí ha buscado diferenciarse del partido de extrema derecha. Primero, en el “respeto el Estado autonómico”, que ha erigido como “la garantía de la unidad de la nación”. El presidente gallego, un dirigente que ha desarrollado toda su carrera en la política autonómica, ha incidido en el discurso autonomista y en una España basada en “la unidad en la diversidad”.

Feijóo ha vuelto a defender este sábado las distintas lenguas del Estado, igual que hizo este viernes hablando del “bilingüismo cordial”, una referencia que levantó suspicacias en algunos sectores del PP, que creen que ese no es un mensaje ganador para un congreso del partido.

El nuevo líder popular se ha diferenciado también de Vox en la defensa de “todas las familias” ―”no soy quien para juzgar a nadie”― y en la apuesta por la igualdad entre hombres y mujeres, aunque le ha puesto peros al feminismo. “Queremos avanzar en la igualdad sin trampas, sin demagogias, sin atajos”. El PP bajo su mandato se distancia de los que “reparten carnés de patriotas” y de los que viven “obsesionados con el pasado”. “Dejemos ya de repartir carnés, de ser más españoles que nadie, más patriotas que nadie, más del común que nadie, aquí cabemos todos”, ha dicho. Todas ellas eran referencias al partido de Santiago Abascal, pero Feijóo ha evitado dejar pistas sobre si el nuevo PP podrá llegar o no a acuerdos de Gobierno con Vox, como acaba de hacer en Castilla y León.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS