_
_
_
_
_

Alemania niega la entrada a la falangista española Isabel Peralta

La policía federal en el aeropuerto de Fráncfort encontró en su maleta simbología nazi y la mandó de vuelta a España

Elena G. Sevillano
Isabel Peralta
Isabel Peralta, del grupo de ultraderecha Bastión Frontal, en una imagen del vídeo grabado en el acto de homenaje a la División Azul en el cementerio de la Almudena de Madrid el 13 de febrero de 2021.

Las autoridades alemanas han prohibido la entrada al país de una neonazi española que llegó al aeropuerto de Frankfurt con una bandera y un llavero con una esvástica y una copia de Mein Kampf, el libro que Adolf Hitler escribió en la cárcel en 1925, en la maleta. La mujer, llamada Isabel Peralta, que se dio a conocer el año pasado por un vídeo en un acto de homenaje a la División Azul en el que profirió consignas antisemitas, está vinculada a la organización ultraderechista Bastión Frontal. La policía federal alemana la mandó de vuelta a España.

Según ha informado Der Spiegel, las autoridades españolas habían advertido previamente a sus colegas alemanes de que Peralta llegaría al aeropuerto de Frankfurt, supuestamente para participar en eventos organizados por grupos de extrema derecha en Alemania. Este semanario asegura que la ultraderechista “mantiene estrechos contactos” con estas organizaciones, que en Alemania están muy vigiladas.

La policía federal interrogó a Peralta en el aeropuerto tras encontrar el material con simbología nazi en su equipaje. La mujer aseguró a los agentes que tiene esos objetos porque está estudiando historia y le interesa la era nazi. Al semanario alemán le llama la atención que Peralta suele “hacer el saludo hitleriano en público” y asegura que desde que se dio a conocer su vídeo se ha convertido en “un icono de la escena de la extrema derecha en toda Europa”. En Alemania está prohibida la simbología nazi.

Los vínculos con miembros de la extrema derecha alemana se remontan al menos al otoño de 2021, asegura el semanario, que menciona un viaje a Alemania en el que fue recibida por un grupo llamado III Wegs. Esta organización está bajo vigilancia de la Oficina para la protección de la Constitución, los servicios secretos internos alemanes, que la considera claramente extremista de derecha y ha documentado que se manifiesta contra la inmigración y las restricciones del coronavirus.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elena G. Sevillano
Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_