La entrada de Vox en el Gobierno preocupa a seis de cada 10 españoles

El 47,6% pide algún cordón sanitario al partido de Abascal, mientras que el 42% propone tratarlo como a los demás

Casi seis de cada 10 españoles (58,9%) siente miedo (21,4%) o preocupación (37,5%) ante la posibilidad de que Vox forme parte del Gobierno de España, según la encuesta de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER. Los sentimientos que provoca en los encuestados el hecho de que Vox llegue a ocupar ministerios varían en función del partido al que han votado: le produce preocupación o miedo al 95,3% de los electores de Podemos, al 86,6% de los de Más País, al 80,7% de los del PSOE y al 46,6% de los de Ciudadanos. Los votantes del PP se dividen: a casi un tercio (32,8%) le provoca preocupación (24%) o temor (8,8%), mientras que a casi la mitad (46,6%) le produce tranquilidad (28,2%) o incluso satisfacción (18,4%).

El estudio se basa en 2.000 entrevistas telemáticas realizadas entre el 27 de enero y el 1 de febrero, justo en el arranque de la campaña autonómica de Castilla y León, y tiene un margen de confianza del 95%. El 13 de febrero, tras conocerse los resultados de las elecciones regionales (en las que Vox tuvo 13 escaños y el popular Fernández Mañueco quedó lejos de la mayoría absoluta), Abascal exigió la entrada en el Gobierno castellano y leonés en las mismas condiciones que Ciudadanos en la anterior legislatura: la vicepresidencia y tres consejerías, además de la presidencia de las Cortes.

Según la encuesta de 40dB., el 42% de los españoles cree que Vox debe ser tratado como un partido más, pero el 47,6% aboga por algún tipo de cordón sanitario: el 21,1% cree que no se debe permitir su entrada en el Gobierno, el 11,6% apoya su ilegalización, el 5,3% que no se debe debatir con él y 9,6% apuesta por debatir, pero sin llegar a acuerdos. En cambio, entre los votantes del PP y Cs una amplia mayoría cree que hay que tratarlo como un partido más: el 71,4% y el 65,6%, respectivamente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Cuando se pide a los encuestados que definan ideológicamente a Vox, el término más repetido es “fascista” (28,5%), seguido de “nacionalista español” (15,2%), “patriota” (12,1%) y “xenófobo” (10%). La etiqueta más usada por los votantes del PSOE y de Unidas Podemos es “fascista”, mientras que los de Ciudadanos lo definen como “nacionalista español” y los de Vox ven a su propio partido como “patriota”. Los electores del PP, los más susceptibles de acabar votando a Vox, lo consideran “patriota” (24,6%), “nacionalista español” (22,5%) y “conservador” (15.3%). Pero un 9,3% lo tacha de “fascista” y un 7,3% de “ultra”.

En coherencia con lo anterior, el 66,7% de los encuestados está muy o bastante de acuerdo con que Vox es un partido de extrema derecha, mientras que el 22,4% discrepa de esa definición. Hasta un 55% considera que no respeta los derechos de minorías como el colectivo LGTBI o los inmigrantes; mientras que casi un tercio (el 32,7%) no comparte esta afirmación. El sondeo revela que ha calado la idea de que Vox “rompe con lo políticamente correcto, atreviéndose a decir lo que mucha gente piensa” (la comparte el 51,5%), pero solo el 29,1% cree que es un partido que “defiende a la gente corriente frente a las élites”.

De nuevo es importante fijarse en la opinión de los votantes del PP: el 59,5% considera a Vox de extrema derecha (en desacuerdo, el 32,8%), el 50,6% opina que respeta los derechos de las minorías (el 37,5% en desacuerdo), el 73,8% piensa que rompe con lo políticamente correcto (el 18,3% en desacuerdo) y el 53,3% cree que defiende a la gente corriente frente a las élites (el 35% discrepa de esta afirmación).

El rechazo a los inmigrantes es la idea que los encuestados más asocian a Vox. Cuando se les mencionan una docena de propuestas y se les pide que digan cuáles identifican con el partido de Abascal (hasta un máximo de tres), la más citada (45,9%) es la de expulsar a los inmigrantes sin papeles, así como a los inmigrantes que cometan delitos. Le siguen suprimir las leyes del aborto y la eutanasia (29,8%), derogar la ley de violencia de género (25,8%) e ilegalizar a los partidos separatistas (25,8%). La propuesta de Vox que mayor rechazo genera es la derogación de las leyes del aborto y la eutanasia (40,9%). La siguen la protección de los festejos taurinos y la caza (23,1%), la supresión de la ley de violencia de género (21,6%) y la expulsión de los inmigrantes (20,2%). Con pequeñas diferencias, estas son también las propuestas que más disgustan a los votantes del PP: el 28,6% se opone a suprimir las leyes de aborto y eutanasia —a pesar de que el Grupo Popular ha recurrido ambas al Constitucional—, el 22,4% discrepa de la expulsión de los inmigrantes sin papeles, el 18,4% de sacar de la sanidad pública la operación de cambio de sexo: y el 16,2% de proteger los toros y la caza.

El 63,4% de los españoles cree que Vox defiende a las grandes empresas y el 60,9% considera que beneficia a la población con rentas más altas. Solo el 25,7% de las mujeres piensa que Vox las defiende, lo que explica que tenga casi el doble de intención de voto entre los varones (16,2%) que entre las mujeres (9,9%).

Carteles electorales de Vox en El Espinar, Segovia.Foto: OLMO CALVO | Vídeo: EPV

El 59,7% de los encuestados cree que los dirigentes de Vox pertenecen a la clase alta y el 55,8% los considera “ofensivos, muy dados al insulto”. Solo el 37,3% los ve como políticos preparados, el 35,3% valientes y el 27,9% honestos.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS